Jueves 27 de Enero del 2022

Solidaridad en Madre del Pueblo

La Parroquia Madre del Pueblo en el Barrio Ricciardelli está llevando a cabo una iniciativa […]

Publicado el 15 abril, 2020 por Nicolás Rosales

La Parroquia Madre del Pueblo en el Barrio Ricciardelli está llevando a cabo una iniciativa para enfrentar la emergencia sanitaria y cuidar a los adultos mayores. Entrevistamos al cura párroco Juan Isasmendi.

En el contexto de la emergencia sociosanitaria consecuencia de la pandemia del COVID-19 es de destacar el trabajo de muchas y diversas organizaciones sociales, instituciones, clubes, e iglesias de los sectores más humildes de nuestra comuna que se están organizando para establecer lazos solidarios.  Tal es el caso de la Parroquia Madre del Pueblo ubicada sobre la Avenida Perito Moreno, enfrente del Club San Lorenzo, casi avenida Cruz, en la 1-11-14, ahora denominada Barrio Rodolfo Ricciardelli.

Este medio conversó con el cura párroco Juan Isasmendi, quien nos contó la iniciativa de armar un espacio con camas para alguna situación de emergencia sanitaria y nos brindó algunos detalles: “Armamos algo en el caso de hacer falta, es un lugar de aislamiento preventivo. Son unas 50 camas, con algunos lugarcitos por si quisieran venir abuelos para aislarse”.

A pesar del gran esfuerzo que le significó a la iglesia, el Padre Juan mostró cierta preocupación: “No tenemos asegurado por parte del Ministerio de Salud de la Nación que este tipo de dispositivos vaya a contar con aparatos sanitarios. A partir de nuestra propia iniciativa la idea es seguir con el planteo del gobierno nacional que es primordialmente aislar a los abuelos de los barrios”.

Además, Issasmendi describió cómo se viene viviendo el aislamiento social, preventivo y obligatorio en el barrio: “Veníamos bien, ahora está costando un poquito más. La realidad es que con el paso de los días empieza a faltar comida en las casas, y desde el sostenimiento de las familias, tienen que salir a comprar. Es sabido que por la estructura de este barrio las ventas se hacen en su mayoría en la calle, y esto trae ciertas complejidades. Estamos pensando cómo resolver esto. En este sentido tanto el estado nacional como el de la ciudad están cerca y se están ocupando de dar una mano. Creo que el estado debería confiar cada vez más en instituciones subsidarias desde donde poder aplicar algunas políticas de trabajo”.

A la situación de pandemia del COVID-19 se le ha sumado el problema del dengue, que hoy en día es una cuestión de emergencia. Aprovechamos la conversación para preguntarle qué es lo que está viendo en el barrio y esto nos contó: “Hay muchos casos. Es el propio vecino el que está fumigando. Están desinfectando con lavandina por el coronavirus y fumigando por el dengue. En esto el vecino se ha movido primero que el estado”.

“El principal problema son las aguas servidas, las cloacas no arregladas, los pluviales no puestos, en definitiva es una ausencia del estado”, agregó Issasmendi a este medio.

Hace unos días se viralizó un video de la 1-11-14 que mostraba a vecinos y vecinas circulando por las pasillos entre feriantes. Los medios tradicionales y hegemónicos -en su mayoría- colocaron una mirada estigmatizante sobre el hecho. A consecuencia de este acto mediático, desde la Parroquia Madre del Pueblo del Bajo Flores emitieron un comunicado público al respecto, que compartimos con nuestros lectores:


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Deja una respuesta

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.