Lunes 14 de Junio del 2021

Dieron a conocer el resultado del relevamiento territorial del Bajo

Para dar por concluido el trabajo voluntario con la comunidad, la Red de Docentes, Familias […]

Publicado el 7 octubre, 2020 por Nicolás Rosales

Para dar por concluido el trabajo voluntario con la comunidad, la Red de Docentes, Familias y Organizaciones del Bajo Flores organizó una caravana para reclamar por vivienda, alimentación, educación y salud.

El pasado viernes 2 de octubre la Red de docentes, familias y organizaciones del Bajo Flores organizó una caravana con los vecinos y vecinas del barrio para expresar las necesidades en relación a la falta de políticas públicas de vivienda, salud, educación y alimentación.

Desde hace mucho tiempo que esta red sostiene un trabajo basado en el cuidado de los vínculos y la solidaridad entre los distintos espacios y personas que habitan los barrios del Bajo Flores.

Paralelamente, desde mayo de este año con intensidad y de manera organizada se viene realizando un relevamiento territorial voluntario. El mismo consistió en una encuesta en la que se indagó  sobre la situación alimentaria, de ingresos, de vivienda, educativa, de salud y de violencia sobre una muestra que de un total de 975 hogares.

Todo fue cuidadosamente realizado con las medidas de prevención y cuidado que exige el contexto de pandemia y con pecheras identificatorias. Así fue que las y los integrantes de la Red consultaron puerta a puerta a la comunidad.

La caravana del viernes por las calles del Bajo Flores contó con mucha gente y fue como el cierre del relevamiento que vino a visibilizar las problemáticas estructurales que persisten en los barrios vulnerables de esta parte de la Ciudad. “Estamos muy contentos y contentas. El informe que contiene información precisa, es impecable”, expresó Griselda Galarza, integrante de la Red.

El recorrido culminó en las puertas del Centro de Atención Vecinal del Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC), donde se presentó este documento, que además contó con una propuesta de intervención de políticas para el territorio de manera integral. “Fueron muchísimos y muchísimas vecinas. Alrededor de 400 personas.  Asistieron los médicos de los Cesac y docentes de escuelas de la zona. Una comisión representativa de la red, junto con nuestra abogada Karina Valobra, que entregó el petitorio”, detalló con alegría Griselda.

“Llegamos a un punto del abordaje de los conflictos en el que el límite impuesto por los problemas estructurales que presentan las condiciones de vida impuestas a quienes habitan el barrio nos obligan a redefinir las estrategias, ya que la atención voluntaria del caso por caso, no sólo no está dando respuestas a un sinfín de situaciones en la escala en que se presentan sino que, en ocasiones, alienta expectativas a las familias en condiciones de extrema vulneración de derechos, que no favorecen la gestión de sus conflictos e implican grandes gastos de energía y recursos sin obtener resultados significativos”, dice parte del informe al que LC7 pudo acceder.

Un 18,6% de los hogares relevados no contaban con ningún tipo de ingreso (181 hogares). Dentro de los hogares que manifiestan contar con algún ingreso, el 55,6% (457 hogares) declara que proviene de prestaciones sociales  (AUH, AUE, Jubilaciones, Pensiones, Ciudadanía Porteña), y el 22,4% (177 hogares) de un sueldo o negocio propio, o trabajo independiente, el cual se ha visto interrumpido o fue ocasional en el contexto de la pandemia.

En 346 hogares (35,4%) no habían podido cobrar el IFE por dificultades para inscribirse o rechazo. Sólo un 9% tenía  trabajo registrado y en la totalidad de los casos no percibieron el sueldo completo, en algunos casos hubo suspensión total del salario, en otros continuaron cobrando una parte y hasta hubo pedidos de renuncia.

Se relevaron 189 hogares con problemáticas asociadas a la escolarización de sus niños/as y adolescentes. Dentro de las problemáticas la de mayor incidencia es la relacionada con la falta de acceso a internet o dispositivos electrónicos para realizar las tareas de manera remota, el 53% de las problemáticas se relacionan con este tema.

En segundo lugar, se observa la falta de vacantes (14,1% de las problemáticas), la falta de comunicación efectiva con la escuela (13,6%) y la necesidad de bolsón escolar y no recepción del mismo (12,1% de las problemáticas).

Los resultados obtenidos fueron también profundizados en distintas asambleas con las personas de los barrios. Aún falta la información de un segundo corte del relevamiento que se hizo en agosto, precisaron desde la organización: De este trabajo surgieron como prioritarias las necesidades de vivienda, mecanismos contra desalojos, necesidad de subsidios habitacionales para poder pagar los alquileres y cubrir las deudas; de alimentación, qué hacer frente a la falta de acceso a alimentos; de educación, provisión de dispositivos, conectividad y vacantes garantizadas para todes les niñes y adolescentes; y de salud, acceso a medicamentos, acceso a la vacuna antigripal para personas mayores de 60 años, medidas anticipadas para enfrentar el dengue en la zona.

La Red actualmente realiza campañas de donación de alimentos, productos de limpieza, ayudas económicas para funerales, ropa, útiles escolares, juguetes y otros enceres para las familias más comprometidas en los barrios; articuló con el sistema de salud, de justicia y educación en la zona para intervenciones específicas; y ayudaron con las gestiones de trámites online para el acceso al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), la Asignación Universal por Hijo (AUH) y certificados de discapacidad.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.