Sábado 27 de Noviembre del 2021

“La historia te hace amar más el lugar donde vivís”

Leonel Contreras es miembro de la Junta de Estudios Históricos de Parque Chacabuco y fue […]

Publicado el 6 diciembre, 2020 por Juan Bertrán

Leonel Contreras es miembro de la Junta de Estudios Históricos de Parque Chacabuco y fue elegido Historiador Porteño 2020. Cuando la identidad barrial y recuperar la historia de la Ciudad se convierten en una vocación y un trabajo de tiempo completo.

Dicen que un pueblo sin memoria es un pueblo sin historia, por lo que hay quienes se tienen que dedicar a recuperarla y a contar y difundir los relatos que conforman nuestra identidad. La ciudad y los barrios porteños están atravesados por estas historias, relatos, testimonios y el oficio del historiador se convierte en fundamental para conocerlas.

Leonel Contreras es miembro de la Junta de Estudios Históricos de Parque Chacabuco y coordina el Observatorio del Patrimonio Histórico Cultural en la Dirección General de Patrimonio, Museos y Casco Histórico en el Gobierno de la Ciudad. Fue elegido Historiador Porteño 2020 y le entregaron el galardón el pasado 14 de noviembre. Una vida dedicada a su pasión por investigar los acontecimientos que pasaron en cada barrio porteño.

La Comuna 7: ¿Cómo te tomó esta distinción como Historiador Porteño 2020?

Leonel Contreras: La verdad que es una gran alegría. No solamente hay alegría por la distinción sino por la forma de elección. Es una votación que hacen las Juntas de Estudios Históricos de los barrios que están federadas en la Junta Central de Estudios Históricos de la Ciudad de Buenos Aires. Vota cada junta y envían el voto a la Junta Central y el historiador que más votos tiene, la Legislatura lo homologa y saca la ley otorgándole la distinción al historiador elegido. Es una alegría grande. En mi caso soy historiador de carrera, soy Licenciado en Historia y trabajo como historiador en el Gobierno de la Ciudad, al margen de mi libro, de mi obra. Estoy todo el día con esto. Es mi vocación, es mi profesión, es lo que elegí para vivir. Así que es una alegría muy grande.

LC7: ¿Cómo empezó tu interés por la historia?

LC: Empezó desde chiquito. Siempre me atrajo la historia. Había una colección que se llamaba “Érase una vez el hombre”, era como una historieta. Me acuerdo que fue una de las primeras cosas que leí y eso ya era historia, por más que fuera para chicos. Tendría cuatro o cinco años. Cuando llegó el momento de elegir una carrera, elegí historia. Tengo la certeza de que si uno hace lo que le gusta está tranquilo porque después trabaja en lo que le gusta. También, me especialicé en historia de la Ciudad. Eso vino casi de casualidad. Mi primer libro fue la biografía del Petiso Orejudo y, cuando me puse a escribir el libro, para mostrar todo el entorno de lo que era Buenos Aires en 1912, me empecé a meter en la historia de la Ciudad. Había hecho un curso con el profesor Diego Del Pino, que tiene un montón de libros, y me empezó a interesar. Sentí que no conocía Buenos Aires. Eso me impulsó a investigar sobre los barrios donde el Petiso Orejudo había vivido y me empecé a meter en las juntas vecinales, empecé a investigar en el Instituto Histórico de la Ciudad. Me encantaban los planos, las nomenclaturas y así me fui metiendo. Eso fue por el año 2000.

LC7: ¿Es importante recuperar la memoria de la ciudad y la historia de los barrios?

LC: Es importantísimo. A veces la consideran una historia menor. Es importantísimo que uno ame lo más cercano que tiene, la cuadra donde vive, donde se crió. Por ahí se empieza. Es imposible querer una ciudad o un país si no querés tu barrio. Siempre yendo de lo menor a lo mayor. Me parece que es importantísimo. El tema de la identidad es muy importante. Fíjate el fenómeno que hay con el fútbol. La relación de los clubes con la identidad barrial es un fenómeno que se forjó en la década del ´20, que se mantiene hasta al día de hoy y que es muy fuerte. El porteño tiene una cosa como muy con su barrio y por ahí no tanto con su ciudad, mucho amor por su barrio.

LC7: ¿Cómo es el trabajo de las Juntas de Estudios Históricos barriales?

LC: Fui Presidente de la Junta de Estudios Históricos de Parque Chacabuco y la Junta de Estudios Históricos es un fenómeno particular. Ahora soy tesorero en Parque Chacabuco y soy miembro de la Comisión Directiva de la Junta Central. Tratamos de buscar cuántas ciudades tienen este fenómeno. Prácticamente no hay casos. Buenos Aires casi que dio el puntapié inicial. El fenómeno de las juntas explotó en las décadas del ´60 y ´70. Son ONG´s donde no son todos investigadores históricos, están los investigadores de carrera, están los vecinos interesados, están profesionales en otras áreas, fíjate la heterogeneidad. Así se van formando las juntas. Uno ahí trata de hacer pequeñas cosas, de aportar lo más que podamos para la historia del barrio. Buscamos contar la historia de otra forma. Los acontecimientos que ocurrieron en el pasado está bueno conocerlos. La historia te hace amar más el lugar donde vivís. Eso mantiene de alguna manera la identidad, una memoria fresca es clave.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.