Domingo 25 de Septiembre del 2022

Atleta en crecimiento

Lucas Raña tiene 15 años y corre en la pista de Parque Chacabuco. Con buenas […]

Publicado el 5 diciembre, 2020 por Juan Bertrán

Lucas Raña tiene 15 años y corre en la pista de Parque Chacabuco. Con buenas experiencias en los Juegos Evita y en el Nacional de su categoría, entrena con el objetivo de dedicarse de lleno al atletismo.

Un tercer puesto en los 80 metros en los Juegos Evita cuando competía en la categoría U14 y un segundo puesto en la posta de 5×80 metros en el Nacional U16 en Córdoba son las credenciales de Lucas Raña. A los 15 años, ya tuvo experiencia en diferentes torneos y quiere seguir creciendo dentro del atletismo pero con la mirada en objetivos a largo plazo bien grandes como lo es participar en un Juego Olímpico.

En la Asociación Atlética Parque Chacabuco es donde dio sus primeros pasos: “Siempre me gustó correr. Antes jugaba a la pelota con mis amigos pero me empezó a gustar ir a correr y después le dije a mi mamá de empezar atletismo. Al principio, no encontrábamos donde ir, hasta que al final fui al Polideportivo del Parque y ahí empecé a entrenar con Fernando (Lamela)”.

Lucas compite en 80, 100 y 200 metros y entrena en 400 y sorprendió al obtener resultados en tan poco tiempo: “No tenía ni idea que iba a salir tercero en los Juegos Evita. Entrenaba hacía seis meses nomás y no me lo esperaba. Estaba muy contento”. En 80 metros su mejor tiempo es de 9.37 segundos y en los 200 metros, en un entrenamiento, registró 23.4. Ahora su meta es bajar esas marcas.

Ahora tiene por delante un torneo metropolitano y el Nacional de U16 en los próximos meses y cuenta con la confianza para seguir progresando. “Me siento bien por ahora y quiero mínimo hacer un podio”, expresó. La pandemia no lo frenó para nada: “Estuve un mes o dos sin entrenar bien pero después ya retomé”, cuenta. Estuvo un tiempo entrenando desde la casa y, luego, volvió a correr por los alrededores del Parque Chacabuco.

“En la partida de tacos tengo muy buena reacción entonces suelo salir antes”, reconoce como una de sus fortalezas. Por otro lado, prefiere correr en distancias más cortas: “Sufro mucho lo más largo. Porque después en 400 ya a lo último no sentís las piernas, llegás muy cansado y no me gusta terminar así”.

El esfuerzo tiene un sueño concreto: “Me quiero dedicar al atletismo. Voy a ver si más adelante sigo y quiero ir a un Juego Olímpico”. Un objetivo que se sostiene en el esfuerzo que hace a diario: “Le encanta. Desde chiquito que me viene diciendo que quiere ser atleta y resulta que encima tiene condiciones. No corre porque sí”, explica Gabriela, su mamá, que agrega que “si hay algún torneo lo llevamos, si tiene que viajar vemos la forma y vemos que le encanta. Va siempre a entrenar. Llueva o truene va bien puntual como debe ser”.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.