Jueves 01 de Diciembre del 2022

Habrá prácticas laborales obligatorias en quinto año

El gobierno porteño anunció la realización de 120 horas cátedras en empresas y organizaciones que […]

Publicado el 21 diciembre, 2021 por Fernando Zuker

El gobierno porteño anunció la realización de 120 horas cátedras en empresas y organizaciones que se inscriban en este programa. Serán obligatorias y con distintos trayectos. Los gremios docentes denuncian la precarización y la falta de interés en el desarrollo de los circuitos de la educación superior.  

La principal novedad del ciclo lectivo 2022 serán las prácticas laborales en horario de clases tanto en las empresas como en las organizaciones que ya se sumaron al plan del gobierno porteño. Entre las primeras 265 entidades que se inscribieron se encuentran Pampa Energía, Accenture y el Centro Médico Stamboulian y recibirán a todas las personas que se encuentren en el último año de la secundaria en curso y será requisito obligatoria la concurrencia.

¿Cuál será el universo de este programa? Las prácticas se pondrán en marcha para 29.400 chicos de 442 establecimientos educativos de gestión pública y privada, y tendrán una duración de 120 horas cátedras que se distribuirán a lo largo del año.

Tendrán asimismo distintos trayectos posibles para cada una de las doce orientaciones de las secundarias de la Ciudad de Buenos Aires. A grandes rasgos, estas serán: Sector productivo (privado o público), Sector de gestión de políticas públicas, Ámbito cultural/comunitario y Ámbito de la educación superior/científico-académico.

Desde el gobierno porteño, ven con muy buenos ojos la implementación del diseño curricular de la Secundaria del Futuro, pero también ya recibieron críticas de algunos gremios docentes, por ejemplo de UTE-Ctera y Ademys, que consideran que las prácticas implican “que los chicos dejen de estudiar para ir a trabajar gratis a una empresa” donde participarían como “mano de obra barata”.

Mientras tanto, en la cartera educativa de la ciudad son optimistas: “No creemos que vaya a haber una resistencia real de quienes son los interesados, que son las familias, los jóvenes y los docentes”, dijo Soledad Acuña.

Pero la polémica siguió: “Tendrían que estar trabajando en la orientación e inclusión de los estudiantes en los circuitos de educación superior”, planteó Angélica Graciano, secretaria General de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-Ctera).


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.