Martes 05 de Julio del 2022

Una vida dedicada al Judo

Pablo Diaz Soto, 8° Dan de Judo, es el profesor de esa disciplina en la […]

Publicado el 17 junio, 2022 por Gustavo Viera

Pablo Diaz Soto, 8° Dan de Judo, es el profesor de esa disciplina en la Mutual de Trabajadores del Transporte en Parque Chacabuco. Con una amplísima trayectoria, nos cuenta los beneficios de practicar Judo y su vuelta a la docencia en AMTTRA de Doblas 1356.

La Comuna 7: ¿Cómo es tu trayectoria en el Judo?

Pablo Diaz Soto: Este año cumplí 47 años de docencia en el Judo. Comencé a mis 12 años, hoy tengo 65. Siempre estuve en la actividad de judo como practicante y como competidor. Después fui arbitro, técnico de la Federación de la Provincia de Buenos Aires, técnico de la Ciudad de Buenos Aires, técnico de la selección nacional del 92 al 97 de los planteles competitivos de mayores y juveniles, tanto masculino como femenino. Soy integrante de la asesoría técnica de la Federación Metropolitana del año 91. En la actualidad, soy vicepresidente de la Federación Metropolitana de Judo. Estuve 38 años como docente en el Club Italiano en Caballito. Hemos participado, como técnico, en torneos mundiales, Sudamericanos, Panamericanos, abiertos, circuitos europeos. Soy profesor de educación física. Trabajé más de 30 años como profe en una escuela técnica a la que llegue a ser regente de un turno porque yo me dedique a también a la conducción y organizador de las competencias intercolegiales. También en la Secretaría de Deportes de la Ciudad de Buenos Aires estuve desde el 2000 hasta el 2014 organizando colonias, competencias abiertas de la Ciudad, juegos mayores de los 60 años para todos los centros de jubilados y ciudadanos de la Ciudad que quisieran competir en diversos juegos: tejo, bochas, folklore, truco. Organice a los profesores también para que den clases de vóley, básquet, futbol, rugby. Y desde el 2004 hasta el 2019 fui uno de los coordinadores de las competencias de los Juegos Evita. En las finales se hizo en varias provincias y por la cantidad de personas – llegamos a tener alrededor de 20.000 personas -, se empezó a hacer en la ciudad de Mar del Plata a partir del 2007 en adelante.

LC7: ¿Cómo llegaste a la Mutual?

PDS: En el 2018 me jubilé como docente y mi idea era solo practicar, no organizar ni enseñar más nada. Después me agarro la pandemia, y Hugo (Tesorero de la Mutual) me pincho para que de clases de nuevo. Lo hice por hacerle un favor a Hugo, y realmente me entusiasmé. Estamos comenzando en Doblas. Hay un grupo de casi 40 personas, que van desde chicos de 14 años hasta gente de 70 años. Tengo 3 personas de 70 años. Estoy muy contento por eso y hay un apoyo muy grande para desarrollar el Judo, lo cual siempre me motivo y me formo porque además de un deporte es una actividad muy formativa. Es más, si hacemos los paralelos, el Judo buscó siempre lo que buscó la educación física en el Occidente. Se genera Judo para buscar esa formación física y total para la persona.

LC7: ¿En qué radica eso?

PDS: La persona que creo el Judo, Jigoro Kano, era un noble y estaba muy metido con la educación. Y busco a través de una actividad física la formación completa de la persona que es lo que busca la actividad física en occidente – cuerpo sano-mente sana. Ósea, si vos no te preocupas por tu cuerpo, el mismo cuerpo no puede ser formado y educado. Cuanto mejor estas físicamente mejores posibilidades tenes de adquirir capacidad cognitivas. Y es un aporte importante para el desarrollo intelectual.

LC7: ¿Qué características tiene que hace a esa formación?

PDS: La de la perseverancia porque el Judo exige que le dediques tiempo y que no te sientas para atrás, que no rindas cuando encontrás una dificultad sino al contrario, con mayor cantidad de trabajo y perseverancia en un movimiento u otro la voluntad es lo que puede manejar todo. Con voluntad se puede conseguir muchísimo e incluso superar a los que tienen talento. Y exige que físicamente estés lo más apto posible en todas las facetas físicas.

LC7: ¿Qué otros valores más encontrás en el Judo además de estas cuestiones que acabas de mencionar?

PDS: El Judo promueve el trabajo en la sociedad. Necesitas del otro para poder mejorar. Te crea el valor de lo que es la amistad y el trabajo en común. Socialmente, nadie puede crecer si no es con otras personas. Amistad y prosperidad mutua con todos. Y el mejor empleo de toda la energía que vos tenes para el desarrollo de la sociedad. Amistad y prosperidad y el mejor empleo de la energía humana para el crecimiento de todos son axiomas del Judo. Aunque sea una actividad individual necesitamos de los demás y sino estamos en una sociedad amena, donde se pueda trabajar y que los demás te contengan y que vos contengas a los demás en tanto afectuosamente como la parte física es necesario para poder crecer.

LC7: ¿Cómo es eso de que recuperaste el entusiasmo cuando regresaste a dar clases en la Mutual?

PDS: Es entre comillas porque yo siempre di clases y siempre las di con mucho gusto. Pero pensé que había terminado una etapa de mi vida como la de ser docente de un dojo, nosotros decimos dojo al salón, al club donde enseñamos. En el 2018 yo me jubile en el club y al ser una jubilación especial no me permitieron seguir trabajando ahí en Judo. Cuando Hugo me lo propuso le dije que lo aceptaba hasta que consiga otro profesor. Pero cuando empecé a dar clases de nuevo vi el entusiasmo de todos los chicos, los alumnos, y eso es un feedback: vos tiras y vuelve, tiras y quieren más, crecen. Eso despertó en mis estas nuevas ganas de dar clases, de enseñar, de formar y lo más importante es la respuesta de los alumnos. Además, es un ambiente muy lindo con un grupo de seres humanos muy interesantes.

LC7: ¿Interesante en qué sentido?

PDS: Interesante porque tiene la fuerza de la edad y desafían porque te das cuenta de que los que compiten o tienen más interés en competir son más jóvenes. Igual, en Judo también tenes los que compiten entre los 35/40 años que tienen competencias especiales divididos por edades y peso. Pero la parte más fructífera de la competición va de los 14 a los 30 años. Y ahí hay mucha gente con ganas de superarse, con un objetivo en particular, no porque tenga que demostrárselo a otra persona. Y eso es muy bueno, todos los días estar e ir a practicar para ver qué mejoro y exigirse en eso. No creo que todos los que practican tengan que competir. Yo nací con la competencia pero no creo en que todos los que pisan un tatami tienen que competir. Yo creo que los que compiten es una parte pequeña.

LC7: Por último, Pablo, ¿cómo es trabajar en LC7:?

PDS: Consiste en sus características humanas. Hugo te brinda todo lo que tiene, ayuda en cada propuesta. Amén de las clases de Judo, es muy importante tener un grupo de amigos. Entonces, la característica que yo pongo es que cada tanto hacemos una práctica especial un sábado y después hacemos una choriceada. Y él se mueve y consigue todo lo que se necesita. Esta muy atento a eso.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.