Miercoles 03 de Junio del 2020

Un canto a la vida

Oncolocos es el coro del Hospital Álvarez del barrio de Flores integrado por los pacientes […]

Publicado el 31 marzo, 2020 por Nicolás Rosales

Oncolocos es el coro del Hospital Álvarez del barrio de Flores integrado por los pacientes oncológicos del grupo de autoayuda que coordina el reconocido médico Mario Félix Bruno y dirige Florencia Títaro.

Mario Félix Bruno hace de todo: es médico oncólogo, toca diferentes instrumentos, se formó como fotógrafo, hizo radio para hablar de medicina en Radio Nacional y continúa en la actualidad con la radio en otra emisora. Fue presidente y fundador de la Sociedad Argentina de Periodismo Médico; Preside la Asociación Argentina de Cancerología y además le gusta cantar.

“Creo que la comunicación en la medicina es fundamental”, así empieza la charla. Da muchos detalles de la especialidad dentro del Hospital Álvarez, el de Aranguren al 2700 en Flores: “El sector de Oncología es un área que se originó en las décadas del 70 y 80 por la doctora Rosa Levín. Personalmente me tocó ejercer la jefatura desde los 90 hasta el 2015. Es un espacio que como servicio recibe todas las consultas referidas a la oncología, funcionamos en el mismo sector de hematología. Recibimos a los pacientes para el primer diagnóstico, podemos hacer tratamientos de tumores locales, ya sea cirugía o rayos. También podemos hacer un tratamiento preventivo, con todos los pedidos de medicación dependiendo de donde se esté haciendo el  tratamiento.  Tenemos un sala de aplicación con 5 puestos que funcionan simultáneamente, donde se pueden aplicar las quimioterapias. Este hospital recibe a una población popular por el hecho de donde está ubicado. Recibimos a mucha gente del exterior que viene a tratarse, principalmente de los países limítrofes, que reciben la medicación gratuita”.

“Cuando cumplí 66 años, en el 2010, me jubilé, ahora mi designación es de jefe honorario. Atiendo el consultorio y utilizo la experiencia que he vivido para resolver los casos más complicados. Para mí es prioritario el paciente, debe saber perfectamente lo que tiene, es decir; la cuestión no pasa por decirle si tiene o no cáncer sino por la forma en que se lo comunica. Además, presido la Sociedad de Cancerología y soy director de una clínica privada”, comentó Bruno respecto de su vasta actividad laboral.

Su idea sobre el “cáncer” es diferente a la que solemos tener en nuestro imaginario social. Además contó cómo se fueron formando los grupos hasta llegar a tener el coro: “Cuando me hice cargo de la jefatura en los 90 lo primero que hice fue crear un grupo de pacientes. La idea general del cáncer es la creencia popular como sinónimo de dolor, sufrimiento y muerte. Pero la realidad es que no es así, el paciente que viene por primera vez a la consulta viene muy golpeado, muy preocupado por sus creencias. Y escucha al médico pero a veces no le cree, en cuanto que es algo solucionable, porque en la mayoría de los casos tomados a tiempo, el cáncer diría que es curable en un 95%. A este grupo que conformé lo suelen llamar de autoayuda, pero para mí es de ayuda mutua. Entonces el que viene por primera vez y ve que el otro no solo superó la enfermedad o el tratamiento que también está lleno de mitos comienza a tener la dimensión que realmente debe tener, se da cuenta que se puede salir adelante. El grupo inicialmente se llamó ‘Vyda’, que quiere decir vivir y dar amor. Se hicieron múltiples actividades, fueron cambiando los coordinadores, los colaboradores, la gente que viene. Hubo talleres literarios, teatro, baile, también íbamos a museos, visitas guiadas, etc. En el 2005 concurrieron a una identidad italiana y vieron una murga, y los pacientes dijeron: ¿porque no hacemos una? Ahí surge que al grupo de la murga se le puso ‘Oncolocos’, y a medida que se fue haciendo conocida quedó como nombre del grupo en general. Ocurrió después de un tiempo que la logística del grupo empezó a complicarse, por el tema de la ropa, el disfraz, el espacio para cambiarse, etc. Era un lío, así que se siguió cantando sin disfraz.  Allí por el año 2016, luego de haber podido observar el coro del Alce, de pacientes que les faltaba la laringe y habla con el aparatito, realmente fue impactante. Les dije: miren si pudiéramos llegar a tomar la enfermedad desde un lado positivo, cualquier circunstancia que a uno lo pone cercano a la muerte, es como que nace una nueva vida. Y eso es lo que se llama resilencia, no solo superar el problema, sino que eso sea un punto de partida para nacer de nuevo. Entonces la idea fue trasmitir ese mensaje no solo a los pacientes de acá del hospital sino también a los vecinos. Para eso necesitábamos de una directora, así empezamos a buscar durante un año, incluso pusimos un aviso en el Conservatorio Nacional para los estudiantes de dirección coral. A principios del 2018 una de nuestras pacientes que estudia canto dijo que una de sus profesoras de canto se había ofrecido para venir a dirigirnos. Se llama Florencia Títaro, realmente fue una transformación notable, muy profesional, tomó esto como algo personal. El primero día nos dijo: Acá me recibieron con tanta alegría, no es un lugar de sufrimiento”.

“Desde hace dos años ensayamos todos los días martes una hora en el hospital, y cuando tenemos un concierto reforzamos con otro ensayo. Esto que era mi sueño, lo estoy cumpliendo. El año pasado tuvimos mucha actividad, estuvimos en 3 canales de televisión abierta, en numerosas radios, en la Noche de los Museos, en la Municipalidad de Lomas de Zamora, en la Asociación Médica Argentina, abrimos las jornadas acá en el hospital. A mí lo que más me gustó fue salir del ámbito de la salud. Este año tenemos invitaciones de Catamarca, Entre Ríos y Mar del Plata, y en Abril vamos a cantar en la Facultad de Derecho. La mayor parte de las canciones están relacionadas con lo que es vivir la vida. Una de las integrantes es compositora e interpretamos otras que apoyan el vivir y la salud, algo que identifica al grupo. Tenemos un repertorio de 20 temas y estamos ensayando temas nuevos. En general hemos tenido participaciones cortas”, refirió a su profesionalismo y actividades que llevan a delante.

Por último Mario expresó que se siente muy feliz por los logros, por el crecimiento, por las participaciones artísticas, por el hecho de poder transmitir el mensaje en otros lados: “Me me hace bien salir del rol de médico y sumarme al coro. Estamos preparándonos para un año intenso, Este 2020 permitirá llevar el mensaje de resiliencia a muchos nuevos lugares”.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Deja una respuesta

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.