Jueves 23 de Septiembre del 2021

“Tengo mi Parque Chacabuco metido, hice de todo ahí”

Gracias a la virtualidad, LC7 llegó hasta Zurich, Suiza, para entrevistar a Pablo Lacolla, el […]

Publicado el 28 julio, 2021 por Juan Bertrán

Gracias a la virtualidad, LC7 llegó hasta Zurich, Suiza, para entrevistar a Pablo Lacolla, el reconocido músico argentino surgido en Parque Chacabuco y que lanzó este año su nuevo trabajo “Aura boreal”. Un camino atravesado por el rock, la cumbia, el tango, el folclore, la milonga y el candombe y en donde se mezcla la nostalgia por el pasado y la fe en el futuro.

En Parque Chacabuco comenzó el recorrido de Pablo Lacolla, músico argentino de 50 años que desde 2012 vive en Suiza con su familia. Este año lanzó su segundo disco solista “Aura boreal”, un EP de seis canciones en donde conviven el rock, el tango, la milonga, el candombe y el folklore. Fiel a su estilo de vida, la mezcla no es una casualidad y a pesar de estar radicado en Europa hace muchos años, una de las canciones del disco se llama “Parque Chacabuco”, un tema lleno de recuerdos y emociones nostálgicas.

Si cada canción es una historia, el recorrido de Lacolla a lo largo de su vida se puede reconocer en sus composiciones. Un trabajo, que se puede escuchar por Spotify y YouTube, que cuenta con elementos de acá y de allá. Así, en este mundo donde vivimos atravesados por la virtualidad, a miles de kilómetros de distancia, una mañana de miércoles de acá se encontró con una tarde de Suiza. Una videollamada sirvió como punto de encuentro para conversar con el músico sobre su carrera y su trabajo actual.

La Comuna 7: ¿Cómo surgió “Aura boreal”?

Pablo Lacolla: “Aura boreal” es un proyecto que maquiné acá en Suiza. Tenía el trabajo más de un 50 por ciento terminado pero me faltaban las últimas pinceladas. Entonces, lo llamé a Acho Estol (La Chicana) para que produjera el disco. Con Acho finalizamos este EP de seis canciones, que grabé en febrero de este año en Buenos Aires. Lo pasé súper bien. Con Acho nos llevamos súper bien. A mí se me ocurría poner una tuba en un tango y Acho iba un poco más allá, por su experiencia, su vuelo musical y su creatividad. Entonces, además de la tuba, agregaba un trombón. Así que con todo lo que tenía armado, Acho lo terminaba de atar y lustrar. Nos llevamos bien, trabajamos duro y con muchas ganas. Así quedó este “Aura boreal” hermoso con seis canciones variadas porque hay tango, hay candombe, hay milonga. Estoy muy feliz.

LC7: En general, en tus trabajos hacés una gran fusión y mezcla de estilos.

PL: Es un poco lo que soy. Uno a veces se pone prejuicios. En realidad, soy percusionista, me dedico a tocar la percusión y batería acompañando a diferentes artistas y siempre estudié la batería profesionalmente. A la vez, paralelamente, siempre toqué la guitarra y compuse canciones desde los 12 o 13 años. Pero llegó un momento a mis 50 años que grabé mi primer disco (“Ciclos”) que es más tanguero, y antes de eso, tenía y tengo un proyecto paralelo acá que se llama Lacolla y los Capitanes del Espacio, en donde hacemos cumbia. Con los Capitanes cambiamos un poco el formato, pasé de la percusión a tocar la viola, a meter temas, después vino “Ciclos”, que tiene más tango y ahora “Aura boreal”, que es un poco salir del prejuicio de hacer sólo un disco de tango. Acho me decía “vos tenés que ser Lacolla”. Afortunadamente, nosotros tenemos una variedad musical que es muy rica en todos los sentidos. Eso acá en Europa se aprecia un montón. Esto es un poco el “Mundo Lacolla”, donde si hay un tango, hay un tango, y si sale una canción sale una canción y si sale un chamamé sale un chamamé. Al fin uno termina teniendo su propia identidad.

LC7: ¿Cómo se hace para sostener la identidad a pesar de la distancia y dónde queda Parque Chacabuco en todo esto?

PL: Si bien viví muchos años en Barcelona y estoy hace nueve años en Zurich, yo estoy con la cabeza allá, yo tengo mi Parque Chacabuco metido. Hice de todo allá, hice teatro en el Parque Chacabuco, aprendí a bailar tango en el Parque Chacabuco, fui a la escuela de Parque Chacabuco, a la pileta del parque, a la pista. Tengo fotos de muy chico en la pista de atletismo con mis abuelos. Es al día de hoy que voy a Buenos Aires y me saco una foto ahí con mis hijas. Ahora tengo tres hijas y cada vez que vamos nos sacamos una foto en la pista. Para mí es un sello muy fuerte el haberme criado ahí, por esas calles. Por ejemplo, me enteré que quieren hacer unas torres gigantes y estoy completamente en desacuerdo. Soy muy de ahí. La canción que hice que se llama Parque Chacabuco dice “no hay olores que se le parezcan de verdad, ni una melodía en carnaval”. Por más que viva acá, mis raíces están allá y no se me olvidan. En octubre quiero ir a presentar mis discos en Buenos Aires.

LC7: Entonces, ¿cómo se dio lo de vivir en Europa?

PL: Trabajaba de remisero en Parque Chacabuco a los 26 años. Siempre di clases de batería en el barrio mientras vivía en Balbastro y Puan. Con un amigo juntamos lo mínimo para el pasaje y nos fuimos a Madrid. Estuvimos un tiempo y después nos fuimos para Barcelona. Ahí seguí estudiando la batería en un conservatorio en Badalona y tuve un grupo que se llamaba “Vinodelfinv que giramos por toda España e hicimos dos discos. Después, conocí a mi mujer, que es suiza, en Barcelona y tuvimos tres hijas. Y 14 años después nos vinimos a vivir a Suiza. Acá me especialicé muchísimo más en el tango y en el folclore y la gente me empezó a conocer como percusionista. Me empezaron a convocar muchos artistas para tocar con ellos.

LC7: ¿Cómo te definís como compositor?

PL: Soy un atrapacanciones. No soy un compositor, soy alguien que tiene esa antena, esa energía para detectar si algo es una canción o no. Mientras estoy con el instrumento soy muy astuto y rápido con eso. Cuando algo te toca el corazón o te mueve una fibra, sea un acorde, una nota, un aire, lo que sea, ahí empezás a componer. La canción viene sola y es como que se abre una puerta. Muchas veces no sabés de qué estás hablando hasta que empezás a darle la vuelta. Por algo sale. Soy muy visceral y creo que si algo sale por algo pasa.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.