Sábado 27 de Noviembre del 2021

Solidaridad al palo

Les sale por su propia naturaleza y no tienen gestos actuados o premeditados. Las organizaciones […]

Publicado el 13 mayo, 2020 por Nicolás Rosales

Les sale por su propia naturaleza y no tienen gestos actuados o premeditados. Las organizaciones del barrio brindan asistencia a los sectores sociales más necesitados.

Estamos viviendo un momento único en la historia de la humanidad. La pandemia del coronavirus traerá consecuencias sanitarias, pero también económicas y culturales. El aislamiento social, preventivo y obligatorio para “achatar” la curva de contagiados se viene cumpliendo y el privilegio de aquellos que continúan trabajando desde sus casas se transforma ya en una cuestión de clase, es decir; pertenece a una pequeña parte de la sociedad. Porque otra es la realidad de los sectores populares, donde la urgencia por salir a buscar el “mango” tiene cara de necesidad. El estado ayuda económicamente con asignaciones rápidas y directas pero, cuando la plata sigue sin alcanzar, aparece la solidaridad en su faz de un cuerpo colectivo que lucha por la vida, la justicia y dignidad.

Te vamos a contar tres historias que encontramos en la Comuna N° 7, entre tantas que conocemos y apoyamos como medio de comunicación cooperativo de este lugar de la ciudad.

Carolina Ortiz trabaja como docente en el nivel inicial y entre sus actividades abre su corazón con pasión a la militancia desde la Unidad Básica de José María Moreno esquina Cobo (La Cámpora-Parque Chacabuco). Su misión en estos tiempos de pandemia consiste en participar de recorridas para acercar una vianda de comida a los más necesitados. “Venimos sosteniendo un comedor comunitario y antes de la cuarentena la gente venía hasta acá. Teníamos un vínculo con las familias, trabajábamos con los chicos, desde una vacante hasta el seguimiento de un trámite jubilatorio. Hoy tenemos un grupo que trabaja con la gente que viene a buscar comida con un tupper y otro que reparte las viandas sobre todo a los adultos mayores. Nos venimos sosteniendo autogestivamente gracias a la donación de los vecinos, incluso desde un llamado desinteresado se ofrecen para cocinar en sus casas o en pequeños comercios, tomando los recaudos necesarios del distanciamiento social”, detalló Carolina, quien elige estar así y se siente satisfecha por ser parte del grupo. “Lo que más me duele son los viejitos, los que están solos  y los niños que no tienen ni un marcador para dibujar”, dijo emocionada antes de dar lugar al relato siguiente.

Nicolás Berenstein también es docente, pero del nivel medio, e integra la Asamblea de Flores nacida al calor de la crisis del 2001 en la Av. Avellaneda esquina Gavilán, en la zona norte del barrio. “Nos encontramos con vecinos e incluso con compañeros que no pueden pagar la olla. Si bien contamos con un comedor para 150 personas desde hace muchos años, la realidad es que no alcanzan las raciones que tenemos, por eso tuvimos que pedir refuerzo al gobierno porteño.  Esto es  muy difícil de sostenerlo sin el esfuerzo y apoyo de la comunidad. Arrancamos una campaña de donación de alimentos no perecederos con el Centro de Formación Profesional N°24, con recepción los miércoles y viernes de 17 a 19 y los sábados de 10 a 17. Lo que estamos haciendo actualmente es entregarles a las familias un bolsón de alimentos secos, frutas y verduras para que cocinen en sus casas. Se duplicó la cantidad de familias que se acerca a la asamblea, somos un referente del barrio y estamos dando respuesta con el cuerpo presente o a distancia al total de los compañeros y compañeras”, dijo Nicolás.

Por último, Leonardo Militello, presidente del Club 17 de Octubre sito en la calle Culpina bajo Autopista en Flores Sur, enumeró las acciones colectivas de los clubes de barrio de la comuna. “En esta pandemia tratamos en todo momento poner a disposición los clubes al servicio de la comunidad. En abril hicimos una compra comunitaria de manera organizada con el Mercado Central, donde participamos 10 clubes. Esto en particular lo trabajamos con Guido Veneziale (Club Villa MiraFlores), Anita Martínez (Club Malvinas Argentinas) y Ariel Palombi (Club Flores Sur), que muy gentilmente prestó las instalaciones para la distribución de los alimentos. La idea es replicar la compra cada 15 días y nos organizamos por listas y encargos, cada club se manejó de la misma manera. Además estamos haciendo jornadas de vacunación para adultos mayores, consultoría por casos o situaciones de violencia de género, atención psicológica para la gente que está sola y ayuda alimentaria para nuestros socios y/o profesores. Recibimos donaciones de alimentos no perecederos que se utilizan en los merenderos que funcionan en Miraflores y Malvinas Argentinas, donde se entregan viandas a los padres para los chicos”, relató Leonardo. Estos son algunos de los lazos solidarios que siempre están pero que resurgen con mayor fuerza y notoriedad pública en estos tiempos de pandemia.

En cada calle, en cada esquina

En la Comuna N° 7 también realizan acciones solidarias a diario un montón de otras organizaciones sociales, culturales, políticas, comunitarias y autogestivas. Desde Flores Solidario están haciendo una campaña para recibir donaciones y así poder ayudar a comedores y merenderos con la provisión de  alimentos no perecederos, artículos de limpieza e higiene personal y repelente para insectos. Asimismo las ollas populares resurgen en cada esquina por intermedio de la labor de entidades como el Centro Comunitario Manuel Belgrano en Bonorino 2200 o el Centro Comunitario Desde el Sur en el Barrio Rivadavia I Casa 876, que reciben donaciones de comida para preparar las comidas que sirven todos los días a los vecinos y vecinas del Bajo Flores.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Deja una respuesta

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.