Viernes 01 de Julio del 2022

Lo que la dictadura quiso borrar

Conocimos y difundimos la iniciativa vecinal en búsqueda de la recuperación de los murales del […]

Publicado el 2 abril, 2022 por Nicolás Rosales

Conocimos y difundimos la iniciativa vecinal en búsqueda de la recuperación de los murales del Movimiento Espartaco en el antiguo Club Deportivo Parque Chacabuco, actual Instituto Dickens a través de Susana González, integrante de la Comisión de Cultura y Patrimonio del Consejo Consultivo de la Comuna 7.

-¿De qué se trataba el movimiento Espartaco?

Susana González: Fue un movimiento conformado por un grupo de artistas que tomaron una iniciativa que tenía que ver con el muralismo del tipo social inspirados en la experiencia mexicana. Trabajaron mucho la temática de los trabajadores y por otro lado elaboraron cuatro manifiestos donde allí se explayan más sobre las nuevas corrientes revolucionarias desde los años 50 en adelante. EL movimiento duró un poco menos de 10 años, pero fue muy prolífica su actividad, resultando ser muy reconocidos, y quedando en la historia del arte argentino. Al principio, fueron ocultados pero ya hace más de 20 años que el movimiento se estudia y está incluido en las currículas de las carreras de arte. El muralismo tenía como objetivo llegar a las masas y generar conciencia sobre todo en el sector de los trabajadores, por eso también trabajó en sindicatos.

-¿Cómo conectaste la historia del ex Club Deportivo Parque Chacabuco, ahora Instituto Terciario de Educación Física Dickens, con los murales del movimiento Espartaco?

SG: Porque yo de chica fui a hacer deportes allí, y los pude ver, sin tener conocimiento en aquel momento de que se trataba del movimiento Espartaco. Me enteré en el 2010 cuando el historiador Carlos Bianchi, quien fuera presidente de La Junta de Estudios Históricos de Parque Chacabuco, dio una charla y comentó que aquellos murales habían sido destruidos con el paso del tiempo, y sobre todo con el paso de la autopista. Y que habían pertenecido al Movimiento Espartaco. Yo tenía muy presentes las imágenes de aquellos murales que se encontraban dentro de una cancha de básquet donde yo practica vóley, además otro mural estaba muy visible en una rampa de acceso, era un mural enorme. Mi curiosidad me llevo a querer saber con todos aquellos murales que hoy se encuentran en pie. Porque si bien se demolió por la autopista una parte que era la cancha de básquet, la otra es la que sigue en la actualidad con las aulas y la administración del profesorado Dickens.

-¿Se puede afirmar que estos murales fueron borrados por el paso de la dictadura?

SG: Se puede decir que fueron borrados intencionalmente como parte de la memoria colectiva y como parte de un trabajo de conciencia sobre la población. O sea, eso fue tapado agrede, no tanto por la temática de los murales sino por los nombres, por las personas que los llevaban adelante su arte, y por lo que significaba este movimiento. Por supuesto que esto no es comparable con otras cosas mucho más atroces y trágicas que se sucedieron en la última dictadura, como fue la desaparición de personas y secuestros de bebés. Por eso creo también que estos temas no salen mucho a la luz porque no tienen aquella relevancia, pero es parte de la historia, la cultura, y la memoria que nos han querido quitar. Y que las nuevas generaciones no conocen, porque no saben qué fue el Movimiento Espartaco, y que obra han dejado estos grandes artistas. Trabajando en la restauración y catalogación de las obras de Carpani, uno de los artistas que integraba el movimiento con Doris quien fuera su mujer, me cedió una foto de unos de los murales, una luneta del gimnasio demolido. Esa fue la primera imagen que obtuve, y posteriormente me contacto a través de internet y las redes sociales con los hija de Carlos Sessano, que vive en España, y con el hijo de Esperilo Butte. Estas personas fueron las que me facilitarían imágenes de otras obras, las que estarían debajo de muchas capas de pintura en la actualidad. Son tres paredes, o sea, tres muros ocultos. Es un trabajo de investigación. Por eso nosotros elevamos un pedido  desde la Comisión de Cultura y Patrimonio en el Consejo Consultivo para que se eleve a su vez a la Dirección de Patrimonio de la Ciudad. Además, el Dickens también recibió una nota por mesa de entradas notificándoles de esta posibilidad por la cual también la elevaron a la Dirección de Educación. Esperamos que esto siga su curso institucional correspondiente y tener buenas noticias.

-¿Cuáles han sido las reacciones de las autoridades del instituto de formación?

SG: El Director se sorprendió mucho. Yo lo visité en Enero del 2020 y pandemia mediante solo intercambiamos algunas cosas por mensajes. Recién a principios de marzo le pudimos alcanzar la nota elevada formalmente anexando las imágenes. Nuestro objetivo final es recuperar estos murales, haremos todo lo posible porque se merece ser visible. Por la memoria y la cultura.

Entrevista gentileza del programa radial Tengo una Idea que se emite los martes de 19 a 20 horas por Radio La Retaguardia.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.