Viernes 07 de Agosto del 2020

Un porcentaje preocupante

El Ministerio de Salud reconoció oficialmente que el personal de salud tiene el porcentaje de […]

Publicado el 27 abril, 2020 por Nicolás Rosales

El Ministerio de Salud reconoció oficialmente que el personal de salud tiene el porcentaje de infectados con coronavirus más alto del mundo. La cifra alcanza al 14%. En nuestra comuna un sector de trabajadores del Hospital Piñero reclama en asamblea por mejoras en el sistema de atención y en las condiciones de trabajo.

Los equipos de salud pública ante el Covid-19 pone en riesgo la vida a diario para conseguir el aplanamiento de la curva de contagios y muertes. Días  previos a la noticia de este preocupante porcentaje de infectados, habían empezado a circular informaciones por los medios tradicionales sobre el contagio disperso y esporádico en clínicas privadas y hospitales públicos.

Este elevado número de infectados dentro del sector de la salud pública nacional no es casual. Al mediar la pandemia,  los sindicatos empezaron el reclamo dentro de los comité de crisis para garantizar las condiciones mínimas de trabajo, el respeto a los protocolos sanitarios y la provisión de insumos (barbijos, vestimenta y otros elementos de protección para su seguridad).

Por otro lado, la cuarentena decretada por el gobierno nacional viene dando resultados muy positivos en lo inmediato comparado con otros países latinoamericanos, siendo ésta una medida muy adecuada para estos tiempos que vive el país. Pero en este contexto, el sistema de salud se muestra debilitado en su funcionamiento estructural.

En lo que se refiere al ámbito de la Ciudad de Buenos Aires y especialmente en nuestra Comuna N° 7, mostraremos en las líneas que siguen algunas de las acciones que están impulsando los trabajadores de la salud en el Hospital Piñero y los Centros de Salud y Acción Comunitaria (CESAC) que dependen de su Área Programática, a través de la organización de una Asamblea autoconvocada que surge de una Comisión de Seguridad e Higiene que también tenía dicho carácter. 

“Los/as trabajadores/as de la salud del Hospital Piñero y sus CeSACs atravesamos una difícil situación que se suma a las condiciones de precarización de nuestro trabajo y el deterioro del sistema público de salud que ya veníamos denunciando. Sin haber recibido ningún aumento de sueldo en lo que va del 2020 (tampoco ningún bono), nos encontramos muy lejos de cumplir con las medidas que resulta necesario adoptar para enfrentar la pandemia por COVID-19. Por un lado, existen faltantes de Equipos de Protección Personal (EPP): los barbijos no alcanzan y los que hay son entregados a cuenta gotas al igual que otros elementos básicos para la bioseguridad de los trabajadores sumado a que las máscaras de protección facial que se usan son producto de donaciones. Por otro lado, existe una falta de criterios unificados de cómo debemos cuidarnos, repercutiendo desfavorablemente en la atención, generando desinformación, desorganización y condiciones insalubres de trabajo”, denuncian en un comunicado que circula por las redes sociales, que fue ratificado -en diálogo con este medio digital- por un trabajador médico del CESAC N° 19 (Av. Curapaligüe 1905).

La situación es extremadamente compleja y así lo hacen notar: “Se reportaron casos sospechosos y confirmados de COVID-19 entre los/as trabajadores/as de los siguientes sectores: terapia intermedia, traumatología, CeSAC 14 y CeSAC 44. Sin embargo, el criterio de aislamiento que se usó para los trabajadores afectados y sus contactos resulta poco claro. Si no se garantizan los Equipos de Protección Personal (EPP) no se podrá continuar con la atención. Además, es preciso que se garantice la rotación de equipos de trabajo en todas las áreas, ya que el hacinamiento interfiere con el distanciamiento interpersonal. De esta forma se evita el cierre de servicios completos ante la confirmación de un caso. Para poder garantizar el  número de personal necesario, exigimos salario y ART para los concurrentes y nuevas contrataciones de trabajadores/as de planta permanente”.

“Pero nada de todo esto resulta suficiente sin testeos en forma periódica para todos los/as trabajadores/as para detectar los casos asintomáticos. Además, es necesario que se realice un triage único al ingreso del Hospital para garantizar la detección temprana y evitar el contagio. Es preciso que se aumente el personal de limpieza y que se le otorguen los insumos necesarios para que desarrollen su tarea”, aseveraron en otra parte de la información dada a conocer. Por último, exigen que los gremios como la Asociación de Médicos Municipales, Sutecba y Federación de Profesionales tomen seriamente estos reclamos para garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores.

“Es necesario que se implementen estas medidas de forma inmediata, nuestra salud y la de la población está en riesgo. Enfermeros/as, residentes, concurrentes, psicólogos/as, trabajadores/as sociales, trabajadores/as ocupacionales, musicoterapeutas, médicos/as del hospital y de los CeSACs nos organizamos en asamblea para defender nuestros derechos y la salud pública”, concluyeron.

La próxima reunión la harán efectiva mañana martes luego de la convocatoria que hace el gremio ATE para organizar los aplausos en los hospitales públicos de la ciudad.

Ph: Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Deja una respuesta

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.