Sábado 22 de Enero del 2022

80 años de vida y arte en Parque Chacabuco

Se inauguró la muestra de Horacio D’Alessandro en medio de los festejos por sus 80 […]

Publicado el 21 agosto, 2018 por Gustavo Viera

Se inauguró la muestra de Horacio D’Alessandro en medio de los festejos por sus 80 años de vida.

“Cuando uno se reconoce de barrio, ir pa’l centro cuesta. Y sin embargo uno va, fantaseando que las cosas se harán mejor de Rivadavia para allá, descubriendo las deformidades de la ciudad. Esto lo hizo este pibe futbolero que jugaba en su calle, buscando formarse siguiendo el mandato del hijo de los inmigrantes.
Poco pudo aquel territorio de la cultura central calar en su alma. El barrio tira. Desde aquí, un Horacio futbolista dibuja sus jugadas y pinta las caras marcando, para reescribir sobre el amado discurso de sus ancestros, una continuidad. Porque la construcción que se sostiene desde que Parque Chacabuco era un páramo inundable y hasta hoy, impone seguir imaginando desde este aquí. Donde él juega de local, dejando sus marcas en el papel, en la madera, en las telas, en innumerables almas y corazones.
Y desde donde hace más de 40 años ama enseñar el como la práctica artística, al igual que aquel fulbito en la calle Cachimayo, siguen siendo movimientos emancipadores y anidadores de sueños».

Un ADN barrial, una elección de pertenecer a una espacialidad que le otorga identidad. Una muestra de su obra, solo una parte de su infinito hacer. Una excusa para celebrar los 80 años del maestro, que tan bien describió su hija Silvina en el texto de arriba que invitaba a la fiesta.

La cita fue el domingo 19 de agosto, el mismo día que se celebraba el día de la niñez. Vaya coincidencia para un tipo que a su edad sigue riéndose y jugando con su arte como un niño.

Alrededor de 200 personas se hicieron presentes en su espacio taller de Cachimayo 1320. Sus amigos/as, sus alumnos/as, sus colegas, el colectivo cultural Parque Chacabuco, la música de Juan Lorenzo, todos quisieron dar el presente y acompañar a Horacio en ese momento especial.

Hacer, hacer, hacer y no parar nunca” es su lema, el secreto bajo el cual construyó su extensa obra de raíces y motivaciones diversas que lo pueden llevar desde México, la dictadura, a sus personalidades predilectas y algunos delirios propios de la ingobernabilidad de sus ideas. Con un clavo, un martillo, un pincel o un serrucho porque “un artista no debe limitarse a un pincel”, afirma a menudo.

Parque Chacabuco tiene que estar contento de tener entre sus límites una personalidad como Horacio.

Podes visitar su muestra hasta el 22 de septiembre.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Deja una respuesta

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.