Martes 26 de Octubre del 2021

Una ley para la festividad coreana

La legisladora Celeste Peña presentó un proyecto para declarar de interés cultural a la celebración […]

Publicado el 23 septiembre, 2021 por Nicolás Rosales

La legisladora Celeste Peña presentó un proyecto para declarar de interés cultural a la celebración anual de la colectividad coreana. En Flores el barrio coreano está más vivo que nunca y crece a gran velocidad.

La fiesta que reúne a la comunidad coreana en la Ciudad de Buenos Aires se realiza entre los meses de septiembre y noviembre y nuestra comuna es no sólo el hogar sino una parte importante del bagaje cultural de coreanos y coreanas.

Por otro lado, la comuna se configuró como un verdadero atractivo para que otros vecinos, vecinas y turistas conozcan la forma de vida, compren en sus locales o simplemente recorran sus calles.

Estos son algunos de los argumentos que incluyó la legisladora porteña Celeste Peña dentro del proyecto de ley que preparó e ingresó para su debate en la comisión parlamentaria.

La Corea porteña

Es sabido que, hace más de 50 años, la comunidad coreana empezó a asentarse en el barrio de Flores, en particular en el sector delimitado por las avenidas Eva Perón, Carabobo, Castañares y La Plata. Dicha zona, desde hace algunos años, se ha dado en llamar Barrio Coreano (Koreatown, Little Korea o Baek-Ku), pero en especial se concentra sobre la Avenida Carabobo, que más al sur se denomina Avenida Corea.

Tanto las escuelas, organizaciones religiosas, políticas, sociales y los propios vecinos del barrio han sabido integrarse a nuestra cultura y han querido que los vecinos de la Comuna N° 7 se integren a su cultura y costumbres.

Según los datos propios del gobierno porteño, en la Argentina viven hoy unos 30.000 coreanos; más de 15.000 están en la Capital y llegan al 80% si se les suman los que se afincaron en la provincia de Buenos Aires. Vinieron en búsqueda de un futuro mejor, tras la Guerra de Corea (1950-1953).

Las familias que llegaron empezaron a poblar primero las zonas rurales, pero con el tiempo terminaron en Buenos Aires. De a poco, a cada coreano que arribaba, le indicaban que en el Bajo Flores podía encontrar otros compatriotas que lo ayudarían.

Gastronomía

Dicen los que saben que la comida del Bajo Flores es más coreana aún, que en muchos lugares de Corea: en efecto, la modernidad hace que muchos vayan perdiendo el modo de comer tradicional, de una alimentación ligada a la salud.

Para quienes deseen incursionar en la comida coreana, lo ideal es probar con los locales que están sobre Carabobo, ya que son los más habituados a recibir gente que no pertenece a la colectividad. También conviene llegar temprano, ya que la actividad no suele extenderse más allá de las diez de la noche.

Sobra historia y tradición. Ahora se aguarda que se apruebe el proyecto.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.