Martes 04 de Octubre del 2022

Una ciudad libre de bolsas de plástico

Este año comenzó a regir la prohibición del uso de bolsas plásticas en los supermercados […]

Publicado el 4 julio, 2017 por Fernando Zuker

Este año comenzó a regir la prohibición del uso de bolsas plásticas en los supermercados y esto evitó el uso de 250 millones de bolsas plásticas. Sigue la campaña para la entrega gratuita de bolsas reutilizables  en los distintos barrios porteños.

Desde el 1° de enero los supermercados e hipermercados porteños ya no pueden usar las bolsas plásticas. En relación a esta normativa, ayer se celebró el Día Internacional Libre de Bolsas de Plástico, con un balance muy positivo tras su implementación. El gobierno de nuestra ciudad afirmó que esta medida evitó el uso de 250 millones de bolsas plásticas y que entregaron en total 722.237 bolsas reutilizables a los vecinos.

“Todos los días entregamos bolsas reutilizables por toda la Ciudad. Los vecinos se adaptaron de forma muy positiva a este nuevo cambio cultural que busca fomentar el uso de las bolsas reutilizables, volver a usar un mismo recurso o producto y así hacer una ciudad más verde”, dijo Eduardo Macchiavelli, Ministro de Ambiente y Espacio Público porteño.

Estas bolsas reutilizables se reparten a los vecinos gratuitamente en los barrios, centros de consumo, eventos y puntos verdes, para que cada familia tenga al menos una bolsa para hacer sus compras. Están hechas con materiales reciclables y, por su tamaño, pueden cargar la misma cantidad de productos que habría que trasladar en tres o cuatro bolsas livianas. Además resisten más de 100 usos y se pueden lavar y desinfectar.

Atentos a su rentabilidad, también los comercios comenzaron a vender estas bolsas a un precio de quince pesos en promedio, con distintos colores y novedosos diseños.

Cabe destacar que un tercio de los residuos recolectados frecuentemente durante la limpieza de los arroyos entubados son bolsas plásticas. Las bolsas, en los túneles pluviales aliviadores, forman “diques” que perjudican el desagote del agua y tienen la capacidad de atrapar otros residuos.

Esto produce la generación de anegamientos. Además, las bolsas suelen llegar a los lugares abiertos debido a que, por su bajo peso, vuelan y se depositan en las plantas, en el lodo, en el suelo de las costas y en el agua. Y por su resistencia a la degradación, tardan muchos años en desintegrarse.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Deja una respuesta

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.