Sábado 24 de Febrero del 2024

Tramas cooperativas

La editorial Tinta Limón realiza actividades públicas en la comuna y ahora anunciaron que además […]

Publicado el 27 enero, 2024 por Nicolás Rosales

La editorial Tinta Limón realiza actividades públicas en la comuna y ahora anunciaron que además se constituyeron en una cooperativa. Andrés Bracony repasó la historia y la actualidad de la experiencia.

Tinta Limón es una editorial colectiva y autogestionada. “Si la tinta limón fue uno de los modos de la escritura clandestina, volvemos a requerir de ella con una exigencia contemporánea: la de escapar de lo obvio y orientar el pensamiento en la labor cotidiana de forjar experiencias de construcción”, dice en su página web.

Con más de 150 libros publicados, los mismos se pueden adquirir en librerías y también se encuentran disponibles para su libre descarga. Toda una posición política. En este 2024 cumplirán 20 años de existencia, y cerraron el 2023 dando una linda noticia en sus redes sociales: “Tinta Limón es una cooperativa de trabajo”.

“A decir verdad es la segunda vez que lo intentamos, la primera fue que estábamos terminando el trámite y nos agarró el gobierno de Macri y se hizo mucho más difícil hacer los trámites. Como ya teníamos todo medio armado decidimos encarar de nuevo en el 2023 y lo pudimos concretar”, comenzó la charla explicando a este medio digital Andrés “Chino” Bracony, integrante de Tinta Limón.

Por otro lado, Andrés retomó un poco la historia del colectivo editorial y relató el camino hacia el cooperativismo: “Nosotros históricamente y desde hace 20 años, en este proyecto de mucho andar, nunca le habíamos dado tanta importancia al aspecto legal de cómo estábamos organizados. A medida que pasó el tiempo, para la vida de cada uno de nosotros Tinta Limón como actividad cotidiana y como actividad laboral cobró más peso, y ahí fue que empezamos a plantearnos dar un paso más y constituirnos como cooperativa. Dándole más cuerpo hacia adentro, del propio grupo hacia nuestro trabajo, y hacia afuera abrir una ventana hacia el mundo de las cooperativas y que en sí mismo es un movimiento muy interesante. Y que además nos abre perspectiva de colaboración con otras cooperativas”.

Antecedentes cooperativos

Además, el integrante de Tinta Limón dijo: “Nosotros ya veníamos funcionando desde antes como una cooperativa en varios aspectos, tenemos una reunión asamblearia semanal donde tomamos la principales decisiones, se discuten aspectos que no son estrictamente de trabajo sino más políticos y de dirección hacia dónde va el proyecto. O de colaboración con otros grupos, perspectivas que le queremos dar al catálogo, qué actividades vamos a estar encarando, etc. Después a la hora de pagar salarios nos hemos manejado sin jerarquías, sino con horas aportadas de trabajo y distribuidas igualitariamente. Había y hay prácticas que anticipaban la forma cooperativa”.

“Nos pareció importante dar la noticia en el contexto que estamos viviendo, y que funcione de alguna manera la noticia como un ‘llamador’, porque se vienen tiempos difíciles, incluso violentos, donde las tramas cooperativas van a ser vitales”, destacó Bracony.

Una forma de habitar territorios

“Para nosotros, Tinta Limón es una forma de vivir la ciudad y de tener una vida pública en la misma. Aquí hay una gran riqueza cultural en general y en términos de editoriales y de producción gráfica, de narrativas, de pensamientos, y puntualmente de la industria editorial independiente y experimental. Es un privilegio poder participar de esas redes”, cerró Andrés la entrevista con LC7.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.