Sábado 05 de Diciembre del 2020

“El arte es un derecho de niñas, niños y jóvenes”

Vecina de Flores, artista y especialista en didáctica de la plástica, Mariana Spravkin nos cuenta […]

Publicado el 2 octubre, 2020 por Juan Bertrán

Vecina de Flores, artista y especialista en didáctica de la plástica, Mariana Spravkin nos cuenta sobre la importancia de la educación artística en la escuela para la producción del conocimiento.

Mariana Spravkin es vecina de Flores y artista, especialista en la pedagogía de la educación artística y escribió varios libros al respecto .“Educación plástica en la escuela” o “Cuestión de imagen” son algunos de sus textos que proponen reflexionar sobre el lugar del arte en la escuela y entienden a la actividad artística como una forma de producir conocimiento. Para la autora, se enseña y aprende arte saliendo de los estereotipos habituales.

Spravkin, Licenciada en Artes con orientación en Artes Visuales por la Universidad Nacional de San Martín y actual docente de esa casa de estudios y de la Universidad de Buenos Aires (UBA), vive en la Comuna Nº 7 desde 1977. Nos contactamos con ella para conocer su historia, la situación del arte en la escuela en este tiempo de pandemia y las posibilidades que genera el acceso al mismo desde temprana edad en los chicos y chicas.

La Comuna 7: ¿Considerás que el arte tiene un lugar en la escuela actual?

Mariana Spravkin: El arte tiene un lugar en la currícula, lo cual no pasa en todos los países. El arte en la Argentina está considerado un área de conocimiento, integrada por artes visuales y música y también con experiencias de teatro o danza. Esto es importante, porque si pensamos en el panorama, no sólo latinoamericano, sino también en el mundo, hay muchos países en donde el arte no está presente de esa manera en la escolaridad. Después, hay que ver el valor que se le da, la relación que hay con las instituciones. Muchas veces los profesores de música están confinados a los actos u otras celebraciones de la vida escolar. Hay una cuestión muy ligada a las carteleras, a las efemérides. Hay mucha estereotipia. Creo que el arte es un derecho de niñas, niños y jóvenes. Es importante el acceso al arte en todas sus manifestaciones: como productores, como creadores, como espectadores de arte y que conozcan los lugares que ocupa, cómo se desarrolla en el mundo y poder interactuar con el arte desde todo punto de vista. El arte en la escuela es un derecho y hay que defenderlo para que no haya un acceso sesgado a la cultura. Es una obligación de la escuela y es un derecho de los niños recibirlo.Desde los dos años, cuando empieza la escolaridad, hasta la escuela secundaria es un derecho de los niños y un deber de la escuela.

LC7: ¿Cómo entendés al arte?

MS: El arte para mí no está para la expresión. Creo que el arte es un campo de conocimiento. El conocimiento no es sólo científico o el conocimiento oral y escrito. Hay distintos tipos de conocimiento a través de distintos tipos de lenguaje y el arte es una producción de conocimiento distinta a la de las ciencias pero, indudablemente, es producción de conocimiento. Decir que es expresión es quedarse corto, es una manera de pensarlo muy ligado a la emocionalidad y el arte no es solamente emocional. No es más emocional que todo lo que hacemos en la vida. Somos seres a la vez emocionales y racionales, intelectuales. El intelecto abarca la percepción, la emoción y el pensamiento conceptual. Bueno, el arte también abarca todas estas cosas.

RLT: ¿Cómo viste, en este tiempo de pandemia, la implementación de la educación plástica?

MS: Soy profesora en la universidad y trabajo con docentes de arte y a través de ellos he tenido acceso a algunas propuestas que las y los docentes hacen por vía virtual. He visto propuestas brillantes dadas las circunstancias y también vi cosas muy estereotipadas. Todo lo que pasaba dentro de la escuela, pasa hoy en el mundo virtual. He visto una profesora que hizo toda una serie fotográfica con los celulares a partir del barbijo, por ejemplo. Entonces, vos decís acá hay alguien que cree que un adolescente puede entender el arte conceptual, puede interlocutar con la fotografía contemporánea, puede entender el arte contemporáneo y puede producir arte contemporáneo. Estoy segura de que esos mismos docentes que son buenos en el mundo virtual, también lo son en el aula y el docente estereotipado también lo es en el aula.

RLT: ¿Cuál debería ser el rol de los padres en lo que tiene que ver con la educación plástica?

MS: Creo que la familia es muy importante, especialmente, en la primera infancia. Los estímulos familiares, sobre todo en esta época en que los chicos están 24 horas en sus casas son muy importantes. Es difícil acompañar. Pero el estímulo de la casa para mí es muy importante. Tiene que haber arte desde nivel inicial y en la casa es maravilloso cuando los padres acompañan y estimulan. Lo que no es maravilloso, es cuando los padres meten la mano donde no tienen que meterla para que las cosas salgan más lindas y no dejan que la cosa genuina fluya como tiene que fluir. Porque un pibe de cuatro años va a pintar como un pibe de cuatro años. Es lo que se espera. Creo que el lugar de los padres es, por un lado, sensibilizar en lo cotidiano, con los colores, las formas, descubrir dónde hay sensibilidad en las pequeñas cosas de todos los días. Por otro lado, respetar lo que es genuino de los niños.Cuando podamos volver a salir después de todo esto, espero que los padres sepan que pueden ir a pasear a un museo, mirar cuadros y que es divertido. En eso también hay que darse cuenta que esos lugares son para todo el mundo. A nadie le piden ser un especialista en nada para disfrutar esas cosas. Por eso digo que el arte es un derecho, porque hay mucha gente que se siente excluida y la escuela tiene que hacer algo.

RLT: ¿Qué lugar ocupa el arte en tu vida?

MS: Tuve la suerte de tener desde muy chica mucho acompañamiento familiar. Crecí en las décadas del ´60 y ´70, momentos muy explosivos para el arte. Empezaban a haber en Buenos Aires muchos talleres infantiles de arte y a mí me mandaban a esos talleres. Pintar es una cosa que me gustó siempre y me acompañó siempre, forma parte de mi vida. Traté de transmitirlo a mis hijos que fueron al IVA (Instituto Vocacional de Arte “Manuel José de Labardén”). Es algo que cuando se inserta en tu vida te cambia y no es necesariamente para que uno sea artista, sino para que uno pueda disfrutar de todo esto, de lo que hacen otros. Porque saber qué es lo que hacen los otros es para todos.

RLT: ¿Qué herramientas da la educación plástica?

MS: El arte tiene como condición la aceptación de lo diverso, de lo ambiguo, de que dos cosas pueden coexistir siendo casi opuestas. En el arte no existe la premisa verdadero-falso, como lo existe en la ciencia. En el arte una cosa no desplaza necesariamente la otra, lo más nuevo no desplaza lo anterior, sino que suma. Para el arte se precisa un pensamiento que tiene flexibilidad, donde a veces no hay respuestas absolutas a las preguntas que se plantean. La pregunta “¿qué es el  arte?”, es una pregunta que no tiene una respuesta. El arte necesita un ejercicio de flexibilidad que hay que adquirirlo. La flexibilidad, la ambigüedad es un hábito que se adquiere, es un músculo que se entrena.

RLT: ¿Cómo surgió el interés por la pedagogía?

MS: Eso fue un bonus track. Entré a la escuela de Bellas Artes por el ejercicio de las artes visuales, en mi caso la pintura, y me encontré con la pedagogía. Me ofrecieron el trabajo de ser ayudante de taller en una escuela primaria que tenía talleres de arte y ahí descubrí que me gustaba mucho enseñar y me fui metiendo y empecé también a escribir artículos. Seguí avanzando por ese camino y me fue bien. Le estoy muy agradecida al arte y a la pedagogía del arte porque me llevó por lugares por los que siempre me gustó trabajar.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.