Lunes 30 de Marzo del 2020

“Soy fan del Papa”

Gustavo Yanniello hace del Papa en la miniserie internacional “Francisco, el Jesuita”. Vecino del barrio […]

Publicado el 14 marzo, 2020 por Juan Bertrán

Gustavo Yanniello hace del Papa en la miniserie internacional “Francisco, el Jesuita”. Vecino del barrio de Flores, nos cuenta sobre su vocación, su trayectoria y cómo logró ponerse en el papel de Jorge Bergoglio.

Gustavo Yanniello, vecino de Flores, es el protagonista de la miniserie “Francisco, el Jesuita” que cuenta la vida y obra de Jorge Mario Bergoglio y que fue rodada en Buenos Aires, Roma y el Vaticano. Está basada en el libro “El Jesuita: Conversaciones con el cardenal Jorge Bergoglio”, de Sergio Rubín y Francesca Ambrogetti. La miniserie, producida por Telemundo, fue realizada en 2015 y exhibida en la televisión estadounidense tiempo antes de la visita de Francisco a ese país. En 2016 ganó el Emmy Internacional en la categoría Mejor programa norteamericano no hablado en inglés.

La Comuna 7: Contanos un poco de tu historia.

Gustavo Yanniello: Soy de Flores. La primaria la hice en la Escuela de Bellas Artes General Urquiza. Ahí mi tío fue maestro durante muchos años. Después, la secundaria la hice en el San José de Flores de Lasalle en Bonifacio y Pedernera. Desde chico fui un poco testigo de cómo fue cambiando Flores, en muchos aspectos para mal. Lo que era Av. Rivadavia a finales de los ´60 y los ´70 el movimiento que había, era otra época del país, había muchos cines, era un fenómeno que no se daba en otra parte. Fue desapareciendo. Disfruté de mi barrio. Mi vieja fue voluntaria del Hospital Álvarez, mi viejo fue Presidente de la cooperadora. Vivimos acá, estamos presentes.

LC7: ¿Cuándo te surgió la vocación por la actuación?

GY: De chico, pero empecé a estudiar después de los veinte con Luis Agustoni. Me dediqué más que todo a radio. Más allá de lo que es la actuación, siempre me nació más el humor. Quizás el humor ácido, más absurdo. Empecé haciendo eso porque en los ´80 me encontré con un personaje que se llamaba El Loco de la Colina Radial que vino a un pub que se llamaba Babieca, en la esquina de Bogotá y Artigas, y hacía un espectáculo participativo. Participé y me dijeron si quería ir a la radio y a partir de ahí empecé a trabajar en Radio Excelsior y a hacer personajes humorísticos que yo creaba. Así pasé por muchas radios.

LC7: ¿Cómo te llegó la propuesta de la miniserie?

GY: Como muchos actores, estamos dependiendo siempre de los castings que hay. En Facebook, en una oportunidad aparece un aviso de que buscaban actores y actrices de 20 a 60 años para una miniserie internacional. No decía más nada. Mandé fotos y después me dijeron si quería dar un casting para el protagónico. Me mandaron guiones para que lo vaya estudiando. Fui al casting y algunos meses después resulta que me eligieron a mí.

LC7: ¿En qué te basaste para construir el personaje?

GY: La historia es la vida de él trabajando, no es la historia que la gente conoce, sino el trabajo social que hacía en la villa 21 y en tantos otros lados y el trabajo en el Vaticano, con los conflictos internacionales, donde está en juego la vida de millones de personas. Es un Papa que se lo ve muy comprometido. Para conocer la vida de él, hablé con uno de sus secretarios que se llama Guillermo Marcó y me dijo: “Mirá es un tipo chinchudo, que labura comprometido, que tiene un seño serio”. En principio, traté de entender desde qué lugar el tipo hizo todo. Después, traté de dejarme llevar por la intuición. Todos tenemos algo del personaje que nos toca hacer. Traté de encontrar en mí ese estado, como si fuese el Papa, cómo trataría a los demás. La actuación no es texto, el 80 por ciento es lo que se ve, lo gestual, la mirada.

LC7: ¿Cómo fue la producción de la miniserie?

GY: La obra es una miniserie de cuatro episodios, la estrena el canal Telemundo un poco antes de que el Papa visite Estados Unidos. Es una producción multimillonaria que se filmó acá y en Italia. La ropa me la hicieron a medida en la misma sastrería en donde se la hacen a él, en Villa del Parque. El anillo lo prestó Pallarols. Fue una producción increíble. Participó de la entrega de los premios Emmy. Hay una categoría para programas que se dan en horario central en idioma no inglés en Estados Unidos y se ganó el premio. Fue una emoción increíble.

LC7: ¿Qué mirada tenés del Papa?

GY: Soy fan del Papa. Son cuatro episodios que lo muestran haciendo trabajo social acá, en el Vaticano, la interna del banco del Vaticano, se tocan varios temas puntuales. Yo iba a la Iglesia de Flores a jugar a la pelota a la cancha de atrás. Siempre fui creyente pero a las misas nunca les di bola. Después me hice fan. Yo lo conocí por este trabajo. Me encantaría algún día compartir con él ideas para aportar un granito de arena.

LC7: ¿Cómo definirías el tipo de trabajo que hacés?

GY: Mi tipo de humor no es complaciente, ni comercial. En los medios te invitan a alinearte para tener una vida estable y yo no me quiero alinear porque dejaría de ser un artista o humorista que crea sus personajes y critica la realidad para ser un militante. Ni los cantores, ni nadie que expresa el arte, en ningún momento tiene que olvidarse, que siempre el artista tiene que representar al pueblo, tener la intención de transformar algo. Me encanta la actuación. Me encantaría hacer un personaje opuesto, un sacerdote cuestionado. Hay temas muy duros que no fueron procesados por la televisión. Disfruto hacer personajes que son opuestos.

LC7: ¿Sentís que con esta miniserie te llegó el reconocimiento que te faltaba?

GY: Me cambió la vida. Ahora ya no necesito un reconocimiento del sistema teniendo un reconocimiento así. Hay un ambiente en las productoras que no es amigable para los que hacemos las cosas sin especular demasiado. Esto a mí me cambió la vida.

LC7: ¿Cómo fue la experiencia de grabar en los mismos lugares por donde pasa el Papa?

GY: Creo que mi viaje fue un viaje interior. Si me decían: “No vayamos a Roma”, no me importaba. Transité por estados internos por haber participado de esto que superan cualquier lugar geográfico, cualquier experiencia, cualquier significado que pueda tener este lugar porque estuvo tal. Creo que me lo llevo todo, lo disfruté todo inmensamente y el viaje fue dentro de mí.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Deja un comentario

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.