Sábado 10 de Abril del 2021

Mujeres unidas por el arte

El museo de arte coreano de Flores decidió hacerle frente a la pandemia a través […]

Publicado el 31 diciembre, 2020 por Juan Bertrán

El museo de arte coreano de Flores decidió hacerle frente a la pandemia a través de muestras virtuales. Así, termina el año con la exhibición “Suma 2 Suma 1”, a la cual se puede acceder online en forma gratuita pero con reserva previa. Recorrimos la muestra junto a la artista Kim Yun Shin y la directora del museo Teresa Ran Kim.

El pasado 17 de diciembre el Museo Kim Yun Shin de Flores (Felipe Vallese 2945, 1º piso) abrió la última de sus presentaciones virtuales del año. “Suma 2 Suma 1” es la nueva muestra realizada por la artista que le da nombre al espacio, a la cual pudimos acceder en forma presencial. El público puede conocerla en forma virtual de manera gratuita pero con inscripción previa, de jueves a sábados entre las 15 y las 18 horas, hasta el 27 de febrero de 2021.

“Suma 2 Suma 1” es una obra nacida en pandemia que según la artista “rebasa este tiempo y lugar” y “se remonta hacia un anhelo de infancia y hacia la inmensidad”. La obra cuenta con una serie de tótems y lienzos perdidos en el tiempo y el espacio “danzando en un ritmo simbólico, sumergidos en una soledad de tiempos permanentes”. Mediante la adición y la división, con una variedad de texturas y colores y la abstracción como vehículo principal, invita a perderse en la expresión que adquiere la materia.

Kim Yun Shin nació en 1935 en la localidad de Wonsan en Corea. Es graduada en la Universidad Hong-ik de Seúl y se perfeccionó en la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes en París. Desde 1964 realizó más de treinta exposiciones individuales en la Argentina, Corea, Estados Unidos y México y desde 1981 ha participado en más de veinte muestras colectivas internacionales.

En la simplicidad de la sala, se puede atravesar por entre medio de los tótems y los lienzos, en ese mundo de formas y colores. La abstracción atrapa la mirada del espectador y lo lleva por caminos que son nuevos lenguajes, poéticos, donde el juego reside en encontrar nuevas maneras de habitar un espacio. A pesar de las dificultades de la virtualidad, sin dudas, un espacio para recorrer.

La artista, que no habla castellano, cuenta con una vasta producción de obras, tanto escultóricas como sobre lienzo, y una extensa trayectoria de más de 60 años que dan cuenta de que su filosofía de vida es el arte y su material predilecto la madera. En 2008, abrió el Museo Kim Yun Shin con el anhelo de poder compartir su obra artística con el público en general, con Teresa Ran Kim como directora e interlocutora.

“El museo sobrevivió este año. Fue muy difícil económicamente no poder recibir a la gente. Lo  único bueno es que tuvimos tiempo para trabajar, pudimos hacer arte, hacer instalaciones grandes nuevas”, cuenta Ran Kim, artista, alumna de Kim Yun Shin y directora del museo. Es que durante la pandemia, las dos artistas aprovecharon la oportunidad para profundizar su obra y tuvieron tiempo y espacio para experimentar. “Este año por la cuarentena pudimos trabajar ocho meses con tranquilidad. Abrimos una cuenta de YouTube y estamos haciendo muestras virtuales con todo ese material”, explica.

Sin embargo, dice que “es distinto ver la obra por la pantalla a poder verla de cerca, poder tocarla. Es distinto, pero el mundo está cambiando y hay que adaptarse”; lamenta Ran Kim. “Creo que hasta fines del año que viene no vamos a poder retomar los talleres. A mí me gustaría pero lo veo muy difícil. Hasta que no se normalice no vamos a retomar”, agrega la también escultora y pintora.

La directora del museo explica la relación que une a las dos artistas: “Ella (Kim Yun Shin) fue mi profesora de universidad en Corea. Nos encontramos acá y estamos hace 34 años. A mí siempre me gustó el arte de ella. Hace 12 años abrimos este museo y participamos en la Noche de los Museos y me encantó que vengan los vecinos y las escuelas del barrio”.

Ran Kim nació en Seúl en 1957 y luego de estudiar en la Escuela de Artes de Seúl y graduarse en la Universidad Sungshin de Mujeres en 1984 viajó a Buenos Aires. Desde 1997 ejerce como profesora de taller de dibujo y pintura mientras se desempeña como escultora y artista visual trabajando con distintas técnicas y materiales. Desde 2012 su trabajo lo realiza sobre papel reciclado, con el cual realiza la “quema tras exposición”.

Dos mujeres unidas por el arte.

Más información en http://www.museokimyunshin.com/

Fotografía: Juan Bertrán.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.