Miercoles 29 de Mayo del 2024

Simbiosis con la naturaleza

A fines de marzo, en el Espacio Cultural Adán Buenosayres se presentó un tutorial sobre […]

Publicado el 9 abril, 2024 por Juan Bertrán

A fines de marzo, en el Espacio Cultural Adán Buenosayres se presentó un tutorial sobre pintura oriental. El mismo estuvo a cargo de Aiko Iwakawa, una artista cuyas obras trabajan sobre la contemplación de la naturaleza.

La pintora y acuarelista Aiko Iwakawa es una reconocida artista cordobesa de ascendencia japonesa. El pasado 18 de marzo presentó un tutorial acerca de la pintura oriental en el Espacio Cultural Adán Buenosayres de Parque Chacabuco. LC7 aprovechó la oportunidad y conversó con la artista para conocer más sobre su trabajo, su historia y las técnicas que utiliza.

La Comuna 7: ¿De qué se trata el trabajo que realizás?

Aiko Iwakawa: Soy pintora de pintura oriental y acuarelista. Me inicié en una Escuela de Bellas Artes y, después de pasar por varias técnicas, me decidí por la pintura oriental por mis orígenes (N. del R.: Su padre es japonés) y por la acuarela porque me llamó la atención y me permite pintar el espíritu de la naturaleza. Todo lo que hago está relacionado con la naturaleza, tanto la acuarela como la pintura oriental y el sumi-e (técnica de dibujo monocromático en tinta negra), que también llevo a cabo.

LC7: ¿De qué se tratan estas técnicas?

AI: Para la pintura oriental, trabajo sobre papel de arroz que se monta sobre una superficie rígida blanca. Con las acuarelas pinto sobre papel de algodón. El método que utilizo es un método propio que tiene que ver con la contemplación de todo lo que sea vegetación autóctona. Tengo mi atelier en donde enseño este método. La contemplación tiene una base oriental y tiene que ver con el hacer contacto con la naturaleza que nos rodea, por eso se empieza con plantas aromáticas, medicinales, todo lo que sea autóctono y después los paisajes de acá.

LC7: Entonces, ¿la técnica tiene mucho que ver con lo espiritual?

AI: Es un trabajo evolutivo muy personal. Por ejemplo, yo medito y estoy muy en contacto con la naturaleza. Tengo mis plantas, trabajo desde el agradecimiento a la tierra. Es todo un trabajo de completud. Se une mucho lo espiritual con las emociones, es el arte que más me gusta. Yo tengo mucha simbiosis con la naturaleza y lo que intento es que la persona que vea la obra, a su vez, vea que la naturaleza tiene su propia mirada sobre las personas, esa es mi idea.

LC7: ¿De dónde surge tu interés por la pintura?

AI: De chica tenía dos carreras para seguir, una era ir para el lado de la ingeniería nuclear o la astronomía porque me gustaba mucho la matemática y la física. Después de un año con mucho estrés, me volqué para el lado de la otra carrera, las bellas artes. Se ve que ese era el camino. Ahí empecé y se me fueron dando diferentes cosas, diferentes técnicas, en diferentes lugares. Cuando empecé con acuarela, me enamoré. Después también retomé todo lo de la pintura oriental porque es de familia. Fue realmente lo que me marcó y lo que más me gusta hacer.

LC7: ¿Cómo surgió la presentación en el Adán Buenosayres?

AI: Yo estuve en la Expo Nart en el Palacio Barolo y ahí hice una demostración en vivo. De esa presentación surge la convocatoria del Adán Buenosayres, que me dio la posibilidad de seguir mostrando mi arte.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.