Domingo 11 de Abril del 2021

“La inclusión digital es una parte clave de la inclusión social”

Lo dice Javier Madariaga, el Director del Proyecto DIDI, una iniciativa tecnológica para la inclusión […]

Publicado el 27 marzo, 2021 por Gustavo Viera

Lo dice Javier Madariaga, el Director del Proyecto DIDI, una iniciativa tecnológica para la inclusión social. Actualmente, a través de una convocatoria, promueven la presentación de proyectos que permitan replicar esta tecnología en los barrios vulnerables de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

La Comuna 7: ¿Qué es DIDI para quienes no lo conocen?
Javier Madariaga: Proyecto DIDI (Identidad Digital para la Inclusión) surge a partir de una iniciativa conjunta entre el Laboratorio de Innovación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID Lab) y ONG Bitcoin Argentina con el objetivo de abordar el potencial de la tecnología blockchain y mejorar las condiciones de vida de los más desfavorecidos. El grado de informalidad es muy alto en los barrios vulnerables, y esto afecta enormemente su acceso a bienes y servicios de calidad. En el caso de los no bancarizados, por ejemplo, el mercado, al no contar con información sobre su historial crediticio, no le otorgan servicios financieros, o lo hacen a un costo altísimo. Frente a esto, desde Proyecto DIDI se planteó el diseño de una aplicación de identidad digital auto-soberana donde las personas tengan la posibilidad de apropiarse de los datos sobre su comportamiento y puedan compartirlos con quien quieran, sean otras personas o instituciones. En particular, nosotros trabajamos para convertir las interacciones que las personas tienen en el plano informal en credenciales verificables que permitan reducir la asimetría informativa que los excluye.

LC7: ¿Qué quieren decir con una identidad digital auto-soberana?
JM: Una identidad digital auto-soberana, o SSI, por sus siglas en inglés, es un modelo de identidad que pone el foco en el empoderamiento de la persona en cuanto a la administración de sus datos personales. Alrededor del mundo, distintas instituciones u organizaciones tienen datos sobre nosotros que hacen a nuestra identidad. Estas pueden ser el lugar de residencia, desempeño laboral, los certificados educativos o incluso nuestro desempeño vinculado al pago de una cuota, por ejemplo. En los modelos de identidad tradicionales, nosotros delegamos la custodia y administración de nuestra identidad a un sin fin de instituciones que, como sabemos hoy en día, hacen lo que quieren con nuestros datos. Por el contrario, en los modelos de SSI, la persona es la única dueña de su identidad y tiene el poder de decidir con quien compartirlos y con quién no.

LC7: ¿Qué productos y servicios comprende?
JM: Actualmente, Proyecto DIDI se materializa en una App para teléfono celular que se llama ai·di. Es una suerte de portadocumentos digital en el cual la persona acumula certificados emitidos por terceros con los que se ha vinculado. Esos certificados no solo quedan en poder de la persona para que esta decida con quien compartirlos, sino que vienen firmados utilizando una tecnología que permite a quien los reciba verificar su autenticidad de manera simple y con un solo click. Además, llevamos adelante capacitaciones de alfabetización digital y formación en uso de herramientas digitales para disminuir la brecha digital que es un exponente más de la desigualdad y la exclusión.

LC7: ¿Cuál es el ámbito de aplicación?
JM: Luego de diseñar y culminar los desarrollos tecnológicos, en 2020 iniciamos la primera prueba piloto en el barrio 31 de la Ciudad de Buenos Aires en conjunto con una institución de microfinanzas (Programa Semillas), y enseguida extendimos operaciones a otros barrios del conurbano bonaerense. En particular, en el marco de la prueba piloto, la persona utiliza estas credenciales para crear su historial crediticio a partir de la información generada sobre el repago del microcrédito, pero también para acceder, ella y su grupo familiar, a diferentes servicios complementarios, como servicios de salud, seguros, asesoramiento legal y otros, todo de manera sencilla y digital.

LC7: En este contexto, ¿Qué implicancias tiene este proyecto en relación a temas de alfabetización digital? ¿Realizan alguna acción al respecto? ¿Crecieron las demandas?
JM: Sí. Desde Proyecto DIDI entendemos que la inclusión digital es una parte fundamental de la inclusión social. Vivimos en un mundo cada vez más digitalizado, donde el acceso a servicios básicos depende de poseer conocimientos y herramientas digitales. Esto se vio más fuertemente con la pandemia y el aislamiento. Nuestro trabajo en términos de alfabetización digital corre por dos vías: una, a través del asesoramiento y apoyo a vecinas y vecinos para la generación de usuarios y el uso de la app ai·di, y a través de capacitaciones de alfabetización digital en general, para transmitir herramientas que les sirvan para potenciar sus emprendimientos, sus vínculos con familiares y vecinos, e incluso con proveedores de servicios. También desarrollamos muchos videos didácticos sobre el uso y optimización de herramientas digitales, todos ellos disponibles en nuestro grupo de Facebook.

LC7: ¿En qué consiste la convocatoria para el desarrollo de propuestas? ¿Cuál es el objetivo para el proyecto?
JM: La convocatoria abierta tiene como objetivo escalar la solución y conseguir réplicas de la prueba piloto que te comenté antes con el Programa Semillas. Queremos que cada vez más personas e instituciones utilicen esta tecnología y que crezca su desarrollo entendiendo que tiene muchos beneficios para empoderar a las personas y para reducir costos de verificación de información que aleja a los menos beneficiados de muchas oportunidades. Por eso abrimos esta convocatoria para que se presenten propuestas sobre nuevos casos de implementación del modelo de Identidad Digital auto-soberana que desarrollamos en DIDI. La idea es que participen organizaciones e instituciones públicas, privadas y sin fines de lucro que ofrezcan servicios tanto financieros como sociales. Aquellos seleccionados recibirán apoyo para el diseño del modelo de implementación y financiamiento para volverlo realidad.

LC7: ¿Tienen alguna intervención en el Barrio Padre Ricciardelli – ex Villa 1-11-14?
JM: Hoy en día no, pero nos encantaría contar con una organización social que nos permita avanzar en un proyecto que mejore la vida de los vecinos de la 1-11-14. Por eso, y volviendo un poco a la pregunta anterior, si se presentan propuestas en la convocatoria pensadas para ser implementados en ese barrio, con gusto comenzaríamos a llevarlos a cabo.

Página Web: https://www.didi.org.ar/


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.