Domingo 14 de Julio del 2024

La Defensoría abrió una sede en la 1-11-14

Alejandro Amor inauguró formalmente la nueva sede que la Defensoría del Pueblo de la Ciudad […]

Publicado el 30 agosto, 2014 por Gustavo Viera

Alejandro Amor inauguró formalmente la nueva sede que la Defensoría del Pueblo de la Ciudad abrió en la Villa 1-11-14 del Bajo Flores en nuestra Comuna 7.

Amor y carrara“Esta apertura es una nueva manifestación del compromiso que asumimos de llevar a la Defensoría a todos los barrios», expresó Alejandro Amor, titular de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, en el discurso de inauguración de la sede que la Defensoría tendrá en la Villa 1-11-14, Bajo Flores.

La apertura de esta sede, que funcionará en la Parroquia Madre del Pueblo del Arzobispado de Buenos Aires, ubicada en el cruce de las avenidas Perito Moreno y Fernández de la Cruz, Manzana 3, Casa 1, está inscripta en la nueva política del organismo para hacer pie en todas las comunas porteñas, mediante la descentralización de la gestión y el acercamiento con la gente. En este sentido ya inauguraron sedes en los barrios de Monserrat, Parque Patricios, Colegiales y en la Terminal de Ómnibus de Retiro.

Aparte de Alejandro Amor, estuvieron el Padre Gustavo Carrara, responsable de la Iglesia Madre del Pueblo, alumnos de la escuela «Madres del Pueblo» e integrantes de «Defensoría en Villas», un programa de la institución.

Alejandro Amor hizo referencia al gran trabajo que realiza la parroquia en la zona: «En este barrio el rol que tiene que ocupar el Estado, lo ocupa la iglesia. Toda la actividad central que debería hacerse del Estado con presencia firme, lo hace la iglesia, y me gustaría que podamos sumar a este esfuerzo”. Alejandro hizo referencia al censo que indica que en 10 años la población de las villas se duplicó, lo que hace que se deban maximizar los esfuerzos para integrar a esa población a la sociedad y no estigmatizarla y segregarla. «A la necesidad se le responde con un derecho», manifestó el titular de la Defensoría.

El padre Carrara, por su parte, manifestó su agradecimiento a la Defensoría por acercarse a la gente, y pensar en sus problemas para ayudar, y agregó que “queremos seguir tendiendo puentes, porque esa es la función de la iglesia, nuestra tarea es la de unir y tender puentes. Y saber que podemos pensar distinto pero que tenemos que descubrir que hay un único enemigo al que hay que hacerle frente que es la exclusión social. Y ese es el punto de encuentro entre los que pensamos diferentes”.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Deja una respuesta

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.