Martes 04 de Agosto del 2020

Espacios para las tecnologías

La Universidad de Flores lanzó una certificación en programación “full stack” que ofrece oportunidades de […]

Publicado el 30 enero, 2020 por Juan Bertrán

La Universidad de Flores lanzó una certificación en programación “full stack” que ofrece oportunidades de desarrollo en software. Marcelo Estayno, experto en Ingeniería de Software, nos da más claves sobre el tema.

En los últimos años, la Universidad de Flores comenzó una apertura hacia el mundo tecnológico y el desarrollo de competencias para la inserción en estos espacios del mercado laboral.

Con el lanzamiento de la Certificación en Programación Full Stack, la institución favorece y permite la integración de sus estudiantes en equipos de desarrollo de software y construir aplicaciones web, teniendo la capacidad para resolver problemas en todas las capas del producto.

Hablamos con Marcelo Estayno, experto en Ingeniería de Software, quien nos cuenta sobre este lanzamiento, sobre la realidad del mundo tecnológico actual y su relación con el mercado laboral.

La Comuna 7: ¿Qué beneficios y oportunidades genera la Certificación en Programación Full Stack de la UFLO?

Marcelo Estayno: Esta carrera tiene como beneficio una formación en un período corto, entre un año y medio y dos, dependiendo de la dedicación que tenga el alumno. Tiene una característica que es que tiene una altísima demanda laboral. La UFLO está ubicada en Ciudad de Buenos Aires, que es un centro maduro de desarrollo de tecnología, y en Comahue, que es un centro emergente de desarrollo de tecnología. En Buenos Aires hay una gran demanda y en Comahue la demanda es aún mayor que acá porque el crecimiento tecnológico es exponencial, no sólo vinculado a la industria del petróleo, sino también a todo el conjunto de industrias. Hoy la demanda no está solamente en las grandes empresas sino que también es dada por el mundo Pyme. Una de las características fundamentales es que estos programadores salen en breve tiempo con una alta formación porque el plan de estudios es totalmente actualizado, les permite en un futuro enfrentar nuevas tecnologías y los docentes seleccionados son de altísima calidad.

LC7: ¿Cuáles considerás las competencias más importantes que deben tener un estudiante o egresado en el mercado laboral actual?

ME: Hoy podemos dividirlas en dos características: unas, son las competencias tecnológicas, y otras son las competencias interpersonales. Respecto a las primeras, es tener un conocimiento actualizado y una capacidad para ir migrando de tecnología dado que ésta cambia permanentemente. Dentro de las competencias interpersonales, que en este caso tienen mucho que ver con las de tecnología, se trata de tener capacidad para dialogar con los usuarios, ver lo que el usuario realmente necesita y dar una respuesta clara a lo que el usuario necesita. Este es un nuevo perfil del programador, es un nuevo perfil del técnico que debe dar respuesta, como así también, por ejemplo, tener la capacidad de poder hacer un mantenimiento claro, una prueba precisa y realizar productos con calidad y en respuesta a la sociedad.

LC7: ¿Cuál es el rol de las universidades en esta era del avance de las nuevas tecnologías en todos los ámbitos?

ME: Las universidades tienen un deber irrenunciable de acompañar a la sociedad en los avances que hay. Hoy los avances están del lado de la tecnología. En este triángulo entre universidad, Estado y empresas, las universidades tienen que dar respuestas a la sociedad, al mundo laboral y al Estado. Las universidades tienen la misión de la formación de los recursos humanos aptos para el mundo laboral. Es muy importante darnos cuenta que hoy esos recursos humanos requieren una salida más rápida. Las carreras tradicionales de largo aliento hoy no son una respuesta a este cambio tecnológico, por eso las universidades tienen que repensar este tipo de carreras. Por otro lado, el mundo laboral está trabajando codo a codo con las universidades pensando y repensando el nuevo perfil profesional. Las universidades también tienen otra misión que es la de investigación, la de acompañar a la sociedad y a las empresas en la mejora continua. Hoy estamos en la sociedad del conocimiento, hoy hay un conjunto de empresas y una industria desarrollada en los servicios basados en el conocimiento, y a esto la universidad debe dar respuesta y muy rápidamente. Por otro lado, UFLO es una universidad joven que nació pensando en otras disciplinas como la Psicología. Hoy está iniciando, académicamente, su incursión en las disciplinas tecnológicas, ha creado una Licenciatura en Sistemas de Información Estratégicos y está creando un conjunto de trayectos formativos vinculados fuertemente a esta licenciatura. Todo esto está basado en lo que se llama la transformación digital: se está pensando en inteligencia artificial, ciberseguridad, blockchain, Internet de las cosas, computación en la nube. Este es el conjunto de disciplinas que hacen la transformación digital y todo esto es tributario de la industria 4.0, que es una industria con nuevos procesos, mucho más ágil y totalmente tecnologizada. La importancia del conocimiento está basada en la innovación tecnológica. La universidad como generadora del conocimiento, tiene que aportar innovación en las nuevas formas de enseñanza y en las nuevas formas de trabajar en la industria del software o de servicios basados en el conocimiento.

LC7: ¿Cómo definirías a los emprendedores digitales y cómo se están desarrollando en el contexto actual?

ME: Hoy vivimos en un mundo sin precedentes, donde nuevos jugadores basados en tecnología se convierten rápidamente en las empresas más grandes del mundo. Es un momento muy especial de la historia porque hoy, más que nunca, un grupo de emprendedores, puede acceder a tecnología barata y crear una startup de categoría mundial. En las últimas décadas, la industria de tecnología había aprendido a escalar plataformas, pero sólo hasta hace poco aprendió a escalar su estructura. Ejemplos de ello son Uber, Airbnb, Waze y WhatsApp, que en breve tiempo han hecho disrupción a industrias enteras. Esta es una nueva generación de empresas que surgen de emprendimientos iniciados por emprendedores digitales.En la Argentina hay varios ejemplos de ellos, la mayoría ubicados en torno a universidades donde se imparten este tipo de carreras permitiendo a los estudiantes avanzados o graduados no emigrar a las grandes localizaciones o urbes de trabajo.Un ejemplo de esto son MercadoLibre, Despegar, Almundo, Globant. Para ser un emprendedor digital se requiere una capacidad tecnológica y una formación tecnológica. Éstas son las primeras que da la universidad, pero con esas solas no alcanza, hace falta otro tipo de competencias vinculado a la generación de negocios. También, es importante destacar que hace falta un Estado activo dando créditos o apoyando este tipo de industrias como se hace en la Argentina con la hoy denominada ley de servicios basados en el conocimiento, en este momento en discusión.

LC7: ¿Cuál es la importancia de las nuevas tecnologías en el desarrollo de los países?

ME: Hoy, lo que diferencia a los países en su avance es la soberanía tecnológica y la independencia obviamente está basada en su capacidad de desarrollo, en una industria donde el 80 por ciento es mano de obra en su mayoría formada en las universidades. Agregar la exportación de este tipo de servicios conlleva un importantísimo porcentaje de participación de mano de obra calificada.

LC7: ¿Las nuevas tecnologías no nos están reduciendo a ser simples sujetos medibles por nuestra productividad?

ME: Durante muchos años en la Argentina se exportaban los profesionales, tiempo después se exportaba el software en forma de línea de código como un commodity, tiempo después se exportaban los productos elaborados o los sistemas de información. Hoy en día la Argentina ha entrado a ser un jugador mundial en el que exporta productos terminados. Estamos en ese camino, esto significa que no hay un problema de productividad, sino que hay un problema de calidad. En este sentido, no medimos a los sujetos por su productividad sino que los medimos por la calidad del producto o del servicio y esto requiere un tipo diferente que hable con las personas, que dialogue, que mejore los procesos, que interactúe, que use canales de comunicación y participación.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Deja una respuesta

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.