Lunes 08 de Agosto del 2022

Distancia 0

Tras el receso y las nuevas disposiciones sanitarias para las escuelas porteñas, una parte de […]

Publicado el 7 agosto, 2021 por Nicolás Rosales

Tras el receso y las nuevas disposiciones sanitarias para las escuelas porteñas, una parte de la comunidad educativa está organizándose para oponerse a la eliminación del distanciamiento social dentro de las aulas.

Una gran porción de la comunidad educativa asegura que las escuelas no están en condiciones para que la actividad se desarrolle de manera segura. Es que las autoridades porteñas reafirman que las escuelas no son focos de contagio. Habilitaron un regreso total de la comunidad a las aulas, sin distanciamiento social. Al igual que la provincia de Mendoza, son los únicos dos distritos del país que van en esta línea política.

Desde las cooperadoras escolares piden la revisión de la medida y la garantía en todos los cuidados. Consideran que la actividad escolar masiva debe guiarse por un índice epidemiológico que indique con datos objetivos el riesgo de cada una de las aperturas graduales.

Así, el regreso a las aulas en turnos y grupos completos, debe estar supeditado a un plan masivo de vacunación respetando los tiempos de inmunización, para el conjunto de estudiantes. ¿Cuáles serían las pautas de cuidado? Distanciamiento en las aulas de 1.5 metros, suficientes barbijos, ventilación cruzada, medidores de Co2, insumos de higiene y limpieza y vacunación masiva.

Carolina López, delegada de Cooperadoras de la Comuna N° 7, expresó su opinión al respecto: “Como mamá estoy preocupada por la anulación de un día para otro de la distancia social. Sabemos que es efectiva para evitar el contagio y la propagación del virus. Con la tercera ola entrando, borran con el codo lo que escribieron con la mano. Te dicen, el 17 de agosto vuelven todos los pibes, no solo eso, vuelven también al comedor en los casos de jornada completa. Como delegada siento que nunca quisieron hacer lo suficiente para conectar a los chicos con la escuela. Fue más fácil y más barato abrirlas, exponer a la comunidad educativa y a lo sumo cerrar burbujas mientras la gente se seguía contagiando. Considero que la violencia institucional aplicada por el gobierno porteño hacia las familias es malintencionada y negligente. Nadie debería ser obligado a ir a un lugar donde claramente hay un peligro inminente de contagio y después hacer sentir a un niño la responsabilidad de contagiar a los que ama. Claramente para mí la salud debería estar primero”.

Por último, la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), junto a cooperadores y representantes estudiantiles, se concentraron frente al edificio de la Jefatura del Gobierno de la Ciudad en Parque Patricios para hacer entrega de un escrito en el que solicitan a las autoridades porteñas que respeten los cuatro pilares que acordaron en el Consejo Federal de Educación y garanticen una presencialidad cuidada en las aulas.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.