Jueves 23 de Septiembre del 2021

“Creo en el teatro de la transformación social”

Flores Teatrero es un espacio de encuentro, juego y transformación que desde el Instituto Santa […]

Publicado el 2 septiembre, 2021 por Juan Bertrán

Flores Teatrero es un espacio de encuentro, juego y transformación que desde el Instituto Santa Clara (Zuviría 2660) acerca el teatro a vecinos y vecinas de la Comuna N° 7. Nicolás Carbó está a cargo del proyecto.

La Comuna 7: ¿Cuándo empezaste con Flores Teatrero?

Nicolás Carbó: El proyecto empezó en el 2017 cuando lo presenté en el Instituto Santa Clara (Zuviría 2660). Es un colegio que trabaja a la mañana y a la tarde con primaria, secundaria y jardín y a la noche funciona como una escuela primaria para adultos. Además, tiene cursos especiales. Entonces, presenté el proyecto de Flores Teatrero, me lo aprobaron y empecé a armar el grupo desde cero. En la zona no hay nada de teatro, así que fue de a poco ir difundiendo por las redes sociales, volanteando y se fue armando un grupo. En el 2018 se consolidó, se mantuvo una base y después se fue acrecentando.

LC7: ¿De qué se trata el proyecto?

NC: El objetivo del taller tiene como principio poder llevar el teatro a la mayor cantidad de personas posibles, sin importar la condición económica o la edad y que no haya ningún tipo de limitación para la persona que quiera jugar, encontrarse con otros y seguir creciendo. El colegio tiene un bono contribución que es muy bajo y eso permite la posibilidad de que vengan personas de diferentes lugares de Flores. Otro de los objetivos es que la persona que tal vez en algún momento tuvo ganas de actuar, de jugar, de meterse en el papel de otros personajes, pueda hacerlo.

LC7: ¿Cómo es cuando una persona recién comienza a acercarse al teatro?

NC: En general, pasan dos grupos de personas. Por un lado, las personas que son muy histriónicas y que tienen facilidad para comunicarse, para jugar con el cuerpo, y después, hay otro grupo de personas que son más tímidas pero que tienen mucha curiosidad de ver qué es el teatro. Ahí es donde se encuentran, en la heterogeneidad de edades, y siempre prima el respeto y la diversidad. Desde ahí se integra y se arma el grupo.

LC7: ¿Cómo atravesaron la pandemia?

NC: Nos pasó que habíamos arrancado y la pandemia nos cortó la presencialidad. Al principio, fue toda una investigación desde la docencia porque no había ningún tipo de certeza sobre cómo se hace. A medida que iba trascurriendo la pandemia era investigar, explorar, buscar diferentes formas que funcionaran dentro de la virtualidad. Empecé con consignas y juegos desde el grupo de WhatsApp, con imágenes, con canciones, con videos y después empezamos a explorar dentro de las plataformas de videoconferencia. A mí me pasaba que no creía que el teatro fuera posible dentro de la virtualidad pero cuando nos acercamos a mitad del 2020 e hicimos una muestra, ahí vi mucho crecimiento de todo el grupo. Estaban agradecidos de poder encontrarse, aunque fuera de manera virtual, y de poder jugar; eso los mantenía muy estimulados, muy entusiasmados, activos, en un momento donde nadie podía salir de sus casas. Era un contexto muy complejo de vincularse. La premisa era aislarse de forma social presencial pero no a través de la virtualidad, de mantener el contacto, el vínculo sostenerlo.

LC7: ¿Te parece que fue positivo sostener el vínculo de esa forma?

NC: Fue notable el crecimiento, el grupo se encendió, se conectó, se instaló más aún dentro de la virtualidad y pudimos llegar a hacer una segunda muestra que fue buenísima porque vinieron un montón de familiares que no los habían visto nunca porque vivían en otros lugares del país o en otros países. Estaban contentos de poder compartir lo que hacían. Eso fue realmente hermoso, en un año en donde fue muy difícil encontrarse. Hubo mucha resiliencia del grupo, mucha adaptación, mucha creatividad. Se pudo trabajar desde un lugar de la imaginación muy profundamente. Este año, arrancamos en forma presencial, se nos volvió a cortar el proceso y volvimos a la virtualidad, al Zoom. Como docente sigo ensayando herramientas, pasando todo lo posible a la virtualidad. Volvimos a la presencialidad con dos grupos y volver a encontrarse fue realmente hermoso, fue gratificante. Pero la virtualidad en algunos grupos la sostengo porque hay personas de riesgo. Así que estamos con un híbrido entre presencial y virtual.

LC7: ¿Cuál es tu formación y por qué decidiste traer tu proyecto a Flores?

NC: Estudié en Andamio 90 todo lo que es la formación de profesor de teatro y estoy actuando en otros barrios pero Flores es el lugar donde nací. Es el lugar donde me gustaría poder aportar un grano al barrio, que es el lugar donde aprendí a jugar desde chiquito y es donde empecé de alguna forma a militar el teatro, a salir, a convencer a las personas de que el teatro hace muy bien, que el teatro transforma. El objetivo se va cumpliendo de a poquito.

LC7: ¿Dónde surgió tu interés por el teatro?

NC: Al principio estudiaba sociología y tenía una contradicción porque había mucha teoría y no me terminaba mucho de convencer, en lo personal, la praxis que había en la carrera. Pero empecé a conocer a autores teatrales que habían realizado sus propias revoluciones y en contextos socioeconómicos muy complejos. De alguna manera, esa forma de teatro me convenció, me gustó muchísimo y ahí es donde me empecé a meter más en el teatro. Dejé la carrera de sociología y me metí de lleno en el teatro, desde la formación pedagógica y la actuación y, luego, desde la dirección y la dramaturgia también. A mí el teatro me transformó y me transforma, entonces, de alguna manera, es como compartir esa forma de ver la vida. Creo en el teatro como una herramienta de transformación social.

LC7: ¿Qué proyectos tienen a futuro?

NC: Dentro de lo que nos queda del año, la idea es tener una muestra de cada grupo. Nosotros trabajamos con textos pero también trabajamos con la creación colectiva. La idea es seguir con esa herramienta que es improvisar, jugar. Grabo todo lo de las clases, bajo todo y armo una obra. Una obra con texto original, texto de ellos, así de alguna manera tienen voz y eso es genial. Vamos a empezar ahora en septiembre a explorar lo que es el material de la muestra de cada grupo para presentarla en la primera semana de diciembre en el colegio con todos los familiares, amigos y que sea una fiesta. Nosotros queremos que la gente se anime, que venga, que haga teatro no importa dónde, que no se aísle, que nos cuidemos entre todos y que esa es la manera para encontrarnos, descubrir al otro y descubrir personas y conocernos y es una buena manera de descubrirnos en este momento complejo.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.