Domingo 25 de Febrero del 2024

Contra el código

Referentes vecinales de 20 barrios de la ciudad protestaron en la legislatura por la crecida […]

Publicado el 7 septiembre, 2023 por Redacción LC7

Referentes vecinales de 20 barrios de la ciudad protestaron en la legislatura por la crecida inmobiliaria y exigieron la suspensión de todos los permisos de edificación para preservar la identidad porteña.

Hubo presión vecinal en las puertas de la legislatura porteña para exigirle al oficialismo que declare la emergencia urbanística ambiental, que entienden es provocada por la crecida inmobiliaria y que trae la consecuencia de la alteración de la morfología urbana de la ciudad.

Este pronunciamiento público fue organizado por la Red Interbarrial Buenos Aires, que desde hace un tiempo denuncia las consecuencias negativas de la aplicación del nuevo Código Urbanístico, sancionado en el año 2018 y que amplió los topes de altura de los edificios sin distinción de barrio.

Leyeron un documento que tuvo como objeto pedir “la suspensión inmediata del otorgamiento de permisos de demolición, de obra nueva que superen los nueve metros de altura o invadan el pulmón de manzana y de certificados urbanísticos” y solicitar “medidas extraordinarias, urgentes y transitorias, que impidan que la nueva normativa llegue tarde, resultado absolutamente ineficaz”.

Destacaron que “nuestros barrios pierden su memoria y su identidad mientras las obras destruyen casas y árboles y el espacio se lotea al mejor postor” y “los servicios básicos se convierten en escasos e insuficientes”.

Referencias de la política dijeron presente, entre ellos Bárbara Rossen -arquitecta y candidata a vicejefa de Gobierno por Unión por la Patria-, quien repitió que el movimiento vecinal pidió “que se respete la calidad ambiental, rechazando el Código Urbanístico vigente, que es el que genera este modelo de especulación inmobiliaria que hace que cada día sea más difícil vivir en la Ciudad”.

Una vecina de Flores, que también participó de la protesta, contó que frente a su vivienda “tiraron abajo una casa hermosa para construir un edificio con talleres de la industria textil arriba y una galería comercial abajo, lo que resulta muy angustiante porque salgo a caminar y veo que mi barrio ya no es mi barrio”.

Por su parte, la legisladora de Unión por la Patria, Claudia Neira, quien trabajó con los referentes vecinales en la elaboración de los proyectos parlamentarios, indicó que están en condiciones de “aprobar una ley con un 10% de las manzanas de la Ciudad modificadas y que ponga las restricciones adecuadas al Código”.

Fotografía: Télam.-


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.