Sábado 14 de Diciembre del 2019

“Al tango no lo cambio por nada”

La Comuna 7 desborda de tango e historias milongueras. En el Club Peñarol de Parque […]

Publicado el 4 septiembre, 2019 por Juan Bertrán

La Comuna 7 desborda de tango e historias milongueras. En el Club Peñarol de Parque Chacabuco se respira este baile nacional en la actualidad. Hugo Mastromarino nos sirve de guía y nos cuenta su historia.

El Club Peñarol, Zañartú 1547, es uno de los más antiguos de la Comuna 7. Por sus baldosas hubo mucho fútbol, pero también mucho tango. Sobre el escenario actuaron grandes orquestas y ahora el club intenta recuperar esa historia de la mano de Hugo Mastromarino. En un barrio Parque Chacabuco que respira tango, la milonga recupera un espacio más.

La Comuna 7: ¿De qué se trata la actividad que realizan en el Club Peñarol?

Hugo Mastromarino: Es una actividad para que todos los vecinos vuelvan a integrarse y hacer una actividad de tipo social, que la familia vuelva a juntarse otra vez, esa es la idea que tuvimos. El club estaba necesitando que la gente del barrio vuelva al club como se hacía antiguamente y, como justamente el tango es un baile social, pensamos que podía ser algo que compatibilizaba bastante bien. Lo organizamos de esta manera: damos primero una clase, porque en la clase la gente se conoce, dialoga con el compañero, prueba, cambia de pareja y después de la clase hacemos una especie de milonguita, de práctica o baile. Las clases son los jueves a las 16 y a partir de las 17 hay baile libre para que la gente practique lo que aprendió. Hay mucha gente que no viene a la clase pero sí viene a la práctica. Ahí es donde la gente del barrio se empieza a juntar para pasar un lindo momento en familia.

LC7: ¿Es abierto para todas las edades?

HM: Es para todas las edades. El tango tiene la ventaja de que es un baile que no tiene límite de edad. Como el tango básicamente es caminar, seguir el ritmo de la música, está apuntado para toda clase de gente. Nosotros enseñamos un tango que es el tango tradicional. Hay muchos estilos de tango: el tradicional, el tango pista, el tango escenario, el tango acrobático, pero nosotros enseñamos el tradicional que es el que se usa en la milonga, cuando uno va a bailar en los lugares sociales.

LC7: ¿Hace cuánto que te dedicás a esto? Contanos un poco de tu trayectoria.

HM: Comencé con el tango porque en realidad mi madre es profesora de tango, es coreógrafa. Al principio, cuando era muy joven no quería hacer ni lo que hacía mi papá, ni mi mamá. Quería hacer algo independiente. Entonces me dediqué a la arquitectura del paisaje. En ese período de tiempo en que terminé los estudios, mi madre se había ido a vivir a Europa. Entonces, en uno de los viajes que la fui a visitar, de día me dedicaba a hacer lo que había estudiado y de noche la acompañaba a mi madre a las milongas, a ver la clase y a los bailes. Ahí fui dándome cuenta que lo que hacia mi mamá no era tan feo como lo veía cuando era chiquito. Entonces, empecé un poco a cambiar el trabajo por el hobby. Me fue atrapando de a poquito, me gustó, ahora al tango no lo cambio por nada. Esto pasó hace 18 años. Desde esa época, me empecé a dedicar exclusivamente al tango y hoy en día estoy dando clases en un montón de clubes.

LC7: ¿Sentís que el tango es más apreciado en el exterior?

HM: El tango es valorado en todos lados del mundo porque ya es patrimonio de la humanidad. Cuando uno viaja, siendo argentino, enseguida te relacionan con el tango. En esta época que estamos pasando, los jóvenes están empezando a volver al tango. Es muy interesante, porque cuando viajamos somos la imagen de nuestro país, entonces, si nos dicen: “Argentino báilese un tango” y no sabemos bailarlo, hacemos un papelón. Es muy importante que de nuestra danza, de nuestro baile, sepamos por lo menos algo. Hay que valorarlo, de todos lados del mundo lo valoran y nosotros como argentinos tenemos que darle la importancia que merece.

LC7: ¿Qué otros beneficios otorga el tango?

HM: El tango hace ya varios años está relacionado mucho con la parte terapéutica. Ayuda mucho a la gente con problemas motrices, de memoria, es como que el tango te conecta. A mucha gente grande le sirve. A nivel personal, nosotros hacemos eventos en los centros de jubilados, en las casas de ancianos, y te gratifica porque sentís que esa gente que escucha la música de tango ya es como que se conectó a lo antiguo y vuelve a tener otra vez una sonrisa y a querer moverse.

LC7: ¿Cómo ves el desarrollo del tango en la comuna 7?

HM: Cuando recibí la propuesta del club me pareció algo muy interesante volver a un club que tiene más de 90 años, es uno de los clubes más antiguos. Nos contaban que en el escenario tocaban orquestas de las de antes, tocaba por ejemplo Di Sarli, D´Arienzo. Es muy interesante a nivel histórico el lugar. Creo que el barrio es muy tanguero, entonces, hay que hacer saber que Peñarol está volviendo a tener tango todos los jueves para pasar un lindo momento con amigos.

LC7: ¿Cuáles son tus canciones o cantores favoritos?

HM: Por lo general, me gusta mucho el tango tradicional, es lo que siempre mueve a los jóvenes y a los más grandes. Hay muchas clases de tango, ahora salió mucho tango moderno, electrónico. El tango se va reciclando, que es lo lindo que tiene, por eso el tango nunca muere, porque se va adaptando a la época que estamos viviendo. Hay muchos cantores que reflejan su vida en la letra de los tangos. Hay muchas orquestas nuevas que tocan muy bien los instrumentos, uno a veces las escucha y parecen las orquestas originales.

Más información:

Facebook Peñarol Tango

Clases: Los jueves a las 16. De las 17 en adelante hay baile libre.

Fotografía: Club Peñarol.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.