Martes 30 de Noviembre del 2021

Al servicio de los parques

Los guardaparques cumplen con la función fundamental de cuidar los espacios verdes de la ciudad […]

Publicado el 11 noviembre, 2021 por Juan Bertrán

Los guardaparques cumplen con la función fundamental de cuidar los espacios verdes de la ciudad y colaboran con la seguridad de los vecinos y vecinas en el espacio público. Conversamos con Silvana Fontana, coordinadora de guardaparques de la Comuna Nº 7, para conocer el trabajo que realizan.

Los siete días de la semana se los puede ver circulando por los distintos espacios verdes de la comuna con su característico chaleco celeste, hablando con los vecinos y vecinas y registrando las mejoras que hay que hacer a los espacios verdes. Es que los guardaparques de la Ciudad de Buenos Aires son un equipo que tiene como función educar y orientar a vecinos y vecinas sobre las normas de convivencia en el espacio público; cuidan y notifican el estado de los espacios verdes; y funcionan como un nexo entre los vecinos y vecinas y el Gobierno de la Ciudad, tomando reclamos y problemáticas a resolver.

“La función del guardaparque es la atención al vecino y proteger el espacio público. El guardaparque controla el estado de los árboles, de las plantas, si funcionan los bebederos. También, informa diariamente las anomalías que se van sucediendo en la plaza y está también para atender al vecino, eso es fundamental”, nos cuenta Silvana Fontana, coordinadora de guardaparques de la Comuna Nº 7.

El Parque Chacabuco es el lugar que cuenta con una mayor cantidad de personal por ser el espacio verde más grande de la comuna. Además, desde el 2020, los guardaparques forman parte del Sistema Integral de Seguridad Pública, por lo que junto a la policía, bomberos, agentes de tránsito y prevención en senderos escolares, SAME y emergencias, se encuentran integrados en un mismo sistema de comunicación y en contacto permanente.

“Como estamos dentro del Sistema de Seguridad Pública, se está empezando a capacitar a los agentes para que controlen a los vecinos cuando andan con los perros sin bozal o llevan animales sin correa, también cuando no limpian o rompen algo del patrimonio del espacio, como los juegos”, explica Fontana.

Actualmente, el equipo de guardaparques está compuesto por aquellos agentes que forman parte de la Secretaría de Ambiente y aquellos que pertenecen a la Comuna Nº 7. “Nos gustaría que se unifique para que haya un solo cuerpo de guardaparques, en vez de estar divididos. Eso nos evitaría algunos inconvenientes en la coordinación. Igualmente, notamos una mejora en los espacios verdes de la comuna. Se están arreglando todas las plazas y nosotros, en particular, el Rosedal de Parque Chacabuco lo cuidamos mucho hace muchísimos años porque nos parece un lugar emblemático del barrio”.

En este momento, la ciudad cuenta con un poco más de 500 agentes. “La planta óptima tendría que ser de más o menos 1180 guardaparques para que cada plaza esté bien cuidada. Ese desfasaje de guardaparques hace que por momentos se complique el trabajo. No es lo mismo tener personas en todos los turnos que tener solo a la mañana. Hoy en día faltan muchos guardaparques”, señala la coordinadora y agrega: “Por lo menos para recorrer sólo el Parque Chacabuco necesitaríamos entre 8 y 10 personas por turno. Es decir, 30 agentes. Ahora, en toda la comuna tenemos 36 guardaparques. Nos estarían faltando 100 guardaparques más o menos para cubrir toda la comuna mejor”.

Durante los momentos de mayores restricciones de la pandemia, los guardaparques que no trabajaron fueron los mayores de 60 años y aquellos que tienen alguna patología. Además, al estar las plazas cerradas, en un principio funcionaron administrativamente y luego colaboraron tomando temperatura y ordenando filas en distintos espacios públicos de la ciudad, en particular en zonas comerciales de mucha concentración de personas.

“Los vecinos son muy educados y respetan mucho. Aparte, los vecinos se sienten protegidos y ante cualquier inconveniente llaman al guardaparque. Nosotros intervenimos hasta donde podemos. Pero los vecinos nos reconocen, algunos se hacen amigos de los guardaparques. También, un guardaparque que está hace mucho tiempo en una plaza la conoce bien, conoce los movimientos que hay, conoce a los vecinos y sabe cuáles son las problemáticas del espacio. Lo bueno es que la respuesta de los vecinos es siempre agradable y siempre nos buscan”.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.