Domingo 25 de Febrero del 2024

«Nos decían Lechuguitas»

Cómo le da pelea la agrupación «Bartolina Sisa» a la problemática de la basura en […]

Publicado el 23 septiembre, 2018 por Redacción LC7

Cómo le da pelea la agrupación «Bartolina Sisa» a la problemática de la basura en zonas sensibles como la Villa 1-11-14. Seguí leyendo y enterate.

Desde la Manzana 13, Casa N°6, a pasitos de la Plaza de la Integración Latinoamericana, sobre Av. Perito Moreno y Riestra, las mujeres de la agrupación «Bartolina Sisa«, pertenecientes a la comunidad boliviana, educan ambientalmente a sus vecinos.

Desde hace cinco años elaboraron, estas mujeres elaboraron un plan progresivo que se puede resumir en tres pasos:

1- Un recorrido de concientización casa por casa. Verónica, una de las coordinadoras, le contaba a este medio que era una práctica común «botar» las bolsas de basura desde las ventanas. Primero entonces se trataba de convencer que no tirando basura a la calle se ayudaba a la madre tierra. Hubo resistencias, claro. Los vecinos se enojaban: ¿Cómo pensar en separar la basura sino había una retribución económica? A esto se le sumaban los desbordes de las cloacas cuando se tapaban los caños pluviales por obstrucción de los sumideros. Bien. Primer paso entonces. Trabajo hormiga.

2- Identificar los puntos críticos, es decir; los lugares donde se arrojaban residuos indiscriminadamente. Las mujeres de la Bartolina localizaron tres: sobre Perito Moreno, Varela y Parque Pirilo (Bonorino y Riestra). Una vez identificados solicitaban a las empresas privadas en las cuales los gobiernos depositan tantas esperanzas, en este caso Ashira Martin y Martin S.A. que aumentarán sus pasadas de recolección ya que sólo venían a las seis de la mañana y a la noche, y con eso no alcanzaba.

3- Una vez afianzada la concientización, constituirse en «masa crítica» y recolectar firmas para solicitar al gobierno porteño la colocación de las campanas verdes y negras que efectivizan la separación de residuos secos y húmedos. Y, paralelamente, recuperaron por cuenta propia un «punto verde» abandonado sobre la calle Bonorino y lograron trasladarlo a Perito Moreno y Riestra, cerca de la mirada «vigilante» del puesto de Gendarmería.

Después le hicieron una buena presentación y se encargaron junto a otros vecinos de la recepción de los reciclables, tanto cartón, vidrio y plástico como residuos electrónicos y aceite usado. El material posteriormente se lo comenzaron a entregar a cooperativas de la zona, menos el aceite usado que pasa a manos de una empresa privada.

Bien, estos son los tres pasos. A partir de este punto la agrupación genera actividades simbólicas y productivas como charlas sobre violencia de género, clases de manualidades, tejidos, billeteras tetra-packs y eco-juguetes. Además funciona un comedor en la misma manzana.

Si querés ampliar esta información podés encontrar este entusiasmo ambiental en la página de la red social en Facebook https://www.facebook. com/bartolina.sisa.31

Informe: Silvio Florio.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Deja una respuesta

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.