Jueves 30 de Mayo del 2024

Mucha tela

Un grupo vecinal comenzó a denunciar depósitos textiles sin habilitación y la posibilidad de incendios […]

Publicado el 11 junio, 2023 por Nicolás Rosales

Un grupo vecinal comenzó a denunciar depósitos textiles sin habilitación y la posibilidad de incendios en la zona de Flores Norte. Aún no obtuvieron respuesta de la Agencia Gubernamental de Control y de las autoridades comunales. Son aproximadamente 40 inmuebles de este tipo. Las denuncias quedan cajoneadas.

“Somos un grupo de vecinos autoconvocados frente a la preocupación y la constante degradación de nuestra calidad de vida y la inseguridad que acarrea la actividad textil en nuestro barrio”, detallan quienes conforman la asociación barrial que suma 160 miembros en su página de Facebook “Recuperando Flores Norte”.

Un combo letal

La última presentación formal que hicieron ante el Consejo Consultivo de la Comuna N° 7 fue hace varias semanas. Allí, los vecinos y vecinas solicitaron la intermediación ante el Poder Ejecutivo de la ciudad y la Legislatura porteña para “efectuar una modificación en el Código Urbanístico, sancionado en diciembre de 2018, de manera tal de revertir la definición de ‘mixtura de uso’ en el cuadrilátero delimitado por las calles Caracas, Yerbal, Cuenca y la avenida Gaona”.

El grupo vecinal pone en evidencia que se ven afectados por la presencia de talleres y depósitos de tela al lado de viviendas particulares, escuelas y jardines de infantes.

“Incendios, el tránsito de camiones de gran porte sin límite de horario, restos de tela en las calles y el desborde de basura en los contenedores por estar repletos de residuos industriales han tornado muy difícil la vida cotidiana”, detallaron en la moción elevada ante el órgano participativo del barrio.

Contaminación

El último incendio se registró el 30 de mazo sobre la calle Bolivia. Además del caos vehicular en la zona cercana a la comercial Avenida Avellaneda, se observan a diario completamente desbordados los contenedores de basura. Una postal después de las 19 es que están repletos de tela. Pero hay otra cuestión no menos importante, este tipo de basura desprende fluidos tóxicos para la salud y el medio ambiente.

Sin control

Los inmuebles en los que se ejercen estas actividades textiles en la zona son aproximadamente 40 y no aparecen en el listado de establecimientos comerciales habilitados por la Agencia Gubernamental de Control (AGC).

La existencia de talleres clandestinos no es nueva y la cadena de complicidades es realmente compleja, casi irrompible. Las denuncias quedan cajoneadas.

Además, el grupo vecinal destaca que han visto desaparecer comercios necesarios para la vida cotidiana, como garages, supermercados, panaderías. Hoy, todos ellos convertidos en depósitos de telas.

Incluso, no se salvó ni la casa en la que residió la poeta Alfonsina Storni, en Terrada 578. También se transformó en un negocio textil.

“El crecimiento de talleres textiles en toda esta zona se dio en el último tiempo, principalmente de la pandemia para acá. Se vendieron muchas casas, casi una al lado de la otra, incluso edificios de 6 pisos se han transformado en depósitos”, agrego en diálogo con este medio digital Karina Alegre, integrante de la agrupación vecinal.

La vecina también comentó que el “2018 fue un momento iniciático, otro problema es que no tenemos lugar para estacionar”. Por ultimo manifestó que quieren que “el Gobierno de la Ciudad controle las construcciones clandestinas, talleres y depósitos sin habilitación”. ¿Será posible?


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.