Jueves 23 de Septiembre del 2021

Militante 24 horas

A un año de su fallecimiento, homenajearon a Betty Quispe en el Centro Comunitario Milagros  […]

Publicado el 26 junio, 2021 por Nicolás Rosales

A un año de su fallecimiento, homenajearon a Betty Quispe en el Centro Comunitario Milagros  ubicado en la manzana 26 del Barrio Padre Ricciardelli del Bajo Flores. Resaltaron su compromiso por la no discriminación y violencias, un trabajo poco visibilizado dentro de los barrios populares porteños.

Betty Quispe fue una militante popular incansable y en su intensa vida como militante fue Coordinadora de Promotoras de Género de Barrios de Pie. Además fue una de las fundadoras de la Red de Organizaciones, Docentes y Familias del Bajo Flores e integró las mesas por la reurbanización del barrio. También protagonizó la construcción de Barrios Libres de discriminación y violencias por motivos de género, clase, edad u origen.

Como pocas y pocos, había entendido el rol fundamental de la política como herramienta de transformación de la realidad. Hace un año y túras numerosas complicaciones en su estado de salud, su cuerpo dijo basta hasta siempre. Este medio conversó con Ruth, amiga y compañera de militancia.

“Nos conocimos siendo ambas coordinadora generales de nuestros barrios con Barrios de Pie, ella por Bajo Flores y yo por Soldati en el año 2006. Nosotros y nosotras en Soldati en aquel entonces teníamos la problemática de la falta de agua, y Bety estaba muy metida en la problemática de la trata de personas, como Leila, pibas que estaban desapareciendo. Hacíamos cortes de calles por esto. Se involucró con la violencia de género, esto fue más hacia el 2009”, arrancó contando Ruth par LC7.

Por otro lado mencionó ante nuestra consulta: “Ella se involucraba en todas las problemáticas, en un trabajo poco visibilizado desde la militancia en las villas. Era cristiana, y al principio no estaba de acuerdo con la legalización del aborto. Desde una experiencia de una conocida que falleció por un aborto ilegal Betty cambió de parecer. Charlábamos mucho y reflexionábamos juntas”.

Por último y emocionada dijo que “Betty era una militante de 24 horas, no se tomaba descanso. Tuvo enfermedades, y sufrió mucho. No paraba nunca. A mí me afectó mucho la muerte de ella. Compartíamos muchas horas juntas. Se extraña mucho”.

Actualmente presentó un proyecto de ley en la legislatura porteña que lleva su nombre.

La misma busca la necesidad de crear la figura de “promotoras de género” y que sean reconocidas económicamente por el gran trabajo que hacen en los barrios populares.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.