Martes 29 de Noviembre del 2022

Luz de fuego

Pasó la Fogata de San Juan por el barrio de Parque Chacabuco y LC7 estuvo […]

Publicado el 11 julio, 2022 por Nicolás Rosales

Pasó la Fogata de San Juan por el barrio de Parque Chacabuco y LC7 estuvo presente en la actividad organizada por el Colectivo Cultural Parque Chacabuco.

En la noche más larga del año, el barrio se encendió de deseos. De los buenos. Para dejar todo lo malo. En este ritual barrial y popular del pasado 16 de Junio en la esquina de las calles Zuviría y Cachimayo, hubo espacio para las infancias a través del arte con lectura, música, merienda, poesía, artes plásticas, y una gran alegría compartida.

Se quemó lo que no se quiere, para dar lugar a lo mejor. Quizás lo mejor esté sucediendo o esté por venir. Atrás, el atardecer para dar lugar a una noche especial. Con el fuego apagado y el humo de fondo.

Este medio digital entrevistó a Martín D´Alessandro integrante del Colectivo Cultural Parque Chacabuco para revivir aquella jornada.

La Comuna 7: ¿De qué se trató la actividad y quiénes participaron?

Martín D´Alessandro: En el marco de las actividades que viene haciendo el Colectivo Cultural que vienen a reivindicando las fiestas populares, lo comunitario y la participación, se llevó a cabo la tradicional fogata en Parque Chacabuco en este caso en su segunda edición, después de haber pasado los años 2020 y 2021 y su contexto de pandemia. Participaron escuelas del Distrito 8vo, Proyecto Adolescente, Unión de Trabajadores de la Educación UTE, El Centro Cultural Artes Espacio Taller D´Alessandro, el poeta Gito Minore, organizaciones políticas y sociales y Bomberos de la comuna. Se realizaron distintas actividades como: un taller de arte para niños, hubo una estación de los deseos, donde cada uno podía escribir su deseo para después poder quemarlo, estuvo la biblioteca rodante Juanita Laguna. Se hicieron presentes artistas musicales, clowns, taller de teatros, lecturas, y una merienda compartida para todos los chicos y chicas que participaron.

LC7: ¿Hace cuánto tiempo vienen realizando la fogata y que significa la misma para esta parte del barrio?

MD: La fogata como rito pagano para diferentes pueblos y culturas, y que en diferentes partes de la historia se las fue llamando de distinta manera, como la quema del Fantoche, la fogata de San Juan como algo más religioso, coincide también con el solsticio de invierno y la noche más larga del año. Con el Inti Raymi que sería el cierre del ciclo y el comienzo de uno nuevo. Se quema lo malo, lo viejo, o lo que no queremos que vuelva a suceder, para que el fuego se lo lleve. Se queman los deseos, para que el fuego los ilumine y los transforme en algo próspero y con esperanza. Para nosotros como colectivo cultural, significa el encuentro con el otro, con la participación, con ocupar el espacio público. Y además encontrarnos alrededor del calor de la llama.

LC7: ¿Qué sensaciones te quedaron de lo vivido está última fogata?

MD: Lo particular de esta vez es que fue la vuelta a la calle pos pandemia, volver a vivir el encuentro y las ganas de participar de parte de los y las vecinas. Se vivió como un sentimiento de la comunidad educativa, y un espíritu colaborativo de los trabajadores se las fábricas de alrededor que acercaron los palets y algunas maderas más para hacer la fogata. Lo vivido fue también generar identidad desde la cultura popular. Encender el barrio es también prender un poco la llama de qué barrio queremos habitar, una llama más como otras que se pueden encender en los barrios del sur de la ciudad.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.