Viernes 30 de Julio del 2021

Cuando lo esencial no debe ser invisible a los ojos

Con las nuevas medidas que rigen desde el viernes, en el espacio de la ciudad […]

Publicado el 23 mayo, 2021 por Fernando Zuker

Con las nuevas medidas que rigen desde el viernes, en el espacio de la ciudad deben circular sólo las personas esenciales y el resto limitarse a las compras necesarias y de cercanía. Hubo acompañamiento al gobierno nacional pero dos medidas diferenciadoras con el resto siguen profundizando la grieta social y política. 

El viernes comenzó una nueva etapa de confinamiento por la pandemia del coronavirus que durará por 9 días con un fin de semana largo de cuatro días y tres días hábiles. Las autoridades también anticiparon que luego de esta etapa volverían las medidas vigentes hasta el jueves a última hora de la noche.

El ritual pandémico de los anuncios continuó con su modalidad habitual. Primero hicieron varias reuniones. Luego habló Alberto Fernández y comunicó las nuevas medidas. Y a continuación, apareció Horacio Rodríguez Larreta para trata de acompañar y marcar distancia y sobre todo diferencias.

¡Qué difícil equilibrio ése! Más bien son actos cercanos a la conveniencia política (y electoral) que a la seriedad sanitaria -diría nuestro consultor experto en temas de la coyuntura local-.

El fuego creció antes las novedades pronunciadas por el mandamás de Uspallata al saberse dos medidas un tanto polémicas en la Ciudad de Buenos Aires: los comercios no esenciales podrán seguir abiertos pero deberán trabajar de la puerta para afuera y las clases se suspenderán en todas sus modalidades, es decir que durante miércoles, jueves y viernes de la semana que viene no habrá ni siquiera virtualidad para los chicos y chicas.

La vacunación proseguirá en esta fase de aislamiento y quienes concurran a los vacunatorios de la ciudad deberán  tramitar el permiso de circulación, al igual que los trabajadores de comercios no esenciales, que deberán gestionarlo desde cero por las limitaciones de las nuevas medidas.

En estos primeros meses de 2021, nunca estuvo claro en la ciudad el control sobre el transporte público. El movimiento fue muchísimo mayor y se notó -sobre todo el “bondi- que todos los que viajan no son esenciales.

Sin embargo, desde el paraguas político, el transporte público siempre estuvo reservado -y seguirá siéndolo así en esta etapa-  para quienes cumplen tareas esenciales.

El escenario de casos de coronavirus se tornó ya muy difícil de sostener y las camas de terapia intensiva van completándose casi en su totalidad. “La combinación del cambio epidemiológico en la Ciudad y la Argentina, y la necesidad de tener un tiempo de vacunación intensiva son las cosas diferentes, por las que creemos que hay que hacer un esfuerzo durante nueve días”, dijo el ministro Fernán Quirós y admitió que la ciudad alcanzó en estos días picos de 3.000 casos diarios, con un promedio de 2.500 por día.

Pero el tema educativo picó otra vez en la punta del debate social. “Larreta debe pedir perdón y abrir las aulas virtuales para educar con salud”, expresó Eduardo López desde UTE-CTERA y el ministro nacional Nicolás Trotta se sumó para decir que “ no se comprende la decisión de suspender las clases” en la Ciudad de Buenos Aires ya que las medidas tomadas  por el gobierno nacional apuntan a suspender la presencialidad para evitar la circulación.

Larreta habló de reprogramar el calendario escolar y ubicar estos días entre el 20 y el 22 de diciembre. Desde el marketing político se dirá que la decisión tomada es correcta: hay luz al final de túnel.

Pero desde la cruda realidad que se vive es difícil pensar en unos días de virtualidad vacía cuando en el 2020 la modalidad fue ésa durante una gran parte del año. Aún así, el mandamás de Uspallata ratificó su compromiso de abrir primeramente las escuelas una vez pasadas estas restricciones temporales.

¿Cuáles son las otras medidas que rigen desde hoy?

*Prohibición de los encuentros sociales en todos los ámbitos.

*Cierre de 71 accesos a la ciudad.

*Comercios esenciales abiertos con protocolos vigentes.

*Locales gastronómicos sólo por delivery o retiro en el local, y de la puerta para afuera.

*Construcción e industria limitada por el decreto nacional.

*Cierre de clubes, iglesias, patios de juegos en plazas y parques.

*Cierre de espacios comunes en consorcios (usos múltiples, parrillas, gimnasios, piletas).

*Plan de control y concientización para el respeto de estas medidas en los centros de trasbordo, accesos al subte, accesos a la ciudad, espacios públicos y consorcios de edificios.

Ph: Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.-


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.