Martes 05 de Marzo del 2024

La transferencia no para, la basura no para

Reflexión en las puertas de una nueva elección a Jefe de Gobierno de la Ciudad […]

Publicado el 7 marzo, 2023 por Juan Lopez

Reflexión en las puertas de una nueva elección a Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Una muestra de la escenografía montada para invisibilizar las disputas de los escenarios políticos.

Quiero poner sobre la mesa una problemática con la que quiero discutir: la basura.

La ciudad cuenta (salvo en los barrios populares ) con contenedores que a diferencia de otros lugares un camión pasa y mecánicamente vuelca su contenido y los lleva a los lugares en donde se le dará tránsito y tratamiento a la basura. Antes hace muy poquito contábamos con los compañeros recolectores que iban silbando y levantando la basura que colocábamos en las calles.

Además, cuenta con un sistema de tachos en las cuadras muy numeroso, salvo en los barrio populares, campanas verdes donde colocar los reciclados y además promueven el uso de tachos negros y verdes en paralelo en cada edificio estatal.
los puntos verdes?

¿Pero por qué la ciudad hoy está tan sucia? ¿Se relajaron o no alcanza el presupuesto para mantener las calles de la ciudad sin alguna bolsa volando? ¿Fue una puesta escenográfica para alguna campaña electoral?

Entre las discusiones que atraviesan el tema, hay una que sostuvimos en los plenarios huerta del Parque Avellaneda. En función de que la responsabilidad de la basura, ósea del producto descartado, tiene que ser también de las empresas que producen y se enriquecen con la venta de una botella de plástico o envoltorio. Esa discusión se cruzó con la situación que vivimos en las escuelas con los tachos de basura que no se usan o se usan mal y cuando se usan bien terminan en el tacho donde van al camión de basura.

Entonces, pensé en querer reflexionar sobre el tema de la basura y me di cuenta que hay una escenografía política montada en relación a los residuos en la ciudad de Buenos Aires. Porque así como en el gobierno de Macri lograron que el arroyo Maldonado no se rebalse más a costa de la inundación del barrio de Soldati en el 2009, también tiene centros del CEAMSE en Soldati en donde las montañas de escombros generan un polvillo que impacta en la salud de las tres escuelas que quedan detrás del centro de divulgación sobre reciclado. Un barrio entero vive a merced del viento y del obstáculo del negocio que es la recolección de basura.

No es que no se hizo nada, pero lo que se hizo fue tirar la basura debajo de la alfombra, montaron una escenografía política. ¿Si realmente hubieran querido reciclar porque no hacer una campaña fuerte en las escuelas? ¿Se preguntaron a dónde van los residuos de los comedores o los envoltorios de las galletitas que les dan a los pibes en las escuelas? Al mismo lugar, al tacho negro de las esquinas. Las campañas de los lazos verdes en las escuelas de CABA es una gran iniciativa pero tiene pocos recursos, por lo tanto otra escenografía.

No hay una política pública que fortalezca el rol del consumidor en elegir y colocar los envases de sus consumos de manera eficiente si lo miramos con una perspectiva ambiental, menos aún una política para que las empresas promuevan el consumo responsable, aunque sí se reciclan las botellas y la tecnología avanza en ese sentido hay millones de personas que ven una escenografía montada para ver una vidriera brillante y transparente. Lo cierto es que detrás del telón hay miles de toneladas de basura que terminan todas en el mismo lugar.

Es sencilla la cuenta: todas las personas saben leer por que les enseñamos a hacerlo en la escuela, hoy hay millones de personas que son analfabetas ambientales, y la ciudad no puede con tanta realidad, no puede dejar de armar escenografías que van destinadas a campañas de bien social, y de esa manera justifica el presupuesto en publicidad el cual es absurdamente elevado.

La Ciudad de Buenos Aires necesita una discusión profunda y permanente sobre la problemática ambiental. Hoy las escuelas tienen en sus manos la ley de educación ambiental integral para avanzar. Faltaría apoyo político para que los actores territoriales puedan profundizar los vínculos y así dar camino a un escenario político en el que se dispute un ambiente saludable. La diferencia entre la escenografía política que promueve el gobierno de la ciudad y los escenarios políticos que podemos construir entre los y las vecinos tiene que ver con tejer una alfombra que la venden como voladora y en definitiva es solo para esconder la basura.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.