Lunes 22 de Julio del 2024

Un voluntario florense probará la vacuna anticoronavirus

Ezequiel Boetti es un joven voluntario que hará las pruebas requeridas con una de las […]

Publicado el 13 agosto, 2020 por Nicolás Rosales

Ezequiel Boetti es un joven voluntario que hará las pruebas requeridas con una de las vacunas y placebos que testearán la inmunidad frente a la COVID-19. Vive este momento con ansiedad y nos dio todos los detalles.

Vive en la Avenida San Pedrito, a la altura de Juan Bautista Alberdi. Se llama Ezequiel Boetti, tiene 33 años y hace más de 10 que trabaja como periodista en Página 12, y en otro medio escribiendo especialmente sobre cine. Da clases en un terciario y confiesa que vivió desde su nacimiento en Flores con sus padres. Ellos continúan viviendo en el barrio, y él hace un par de años, después de haber vivido en otros lugares de la ciudad, decidió volver. También decidió, en contexto de pandemia, postularse como voluntario para participar del proceso y elaboración de pruebas hasta encontrarse la vacuna tan ansiada: la que cure la enfermedad del COVID-19.

“No imaginé que esta historia se iba a viralizar tanto, estoy haciendo varias notas por día para diferentes medios”, comenzó la charla. Nos contó que está contento y que lo vive como una linda experiencia: “En total hay 4.500 voluntarios en toda la Argentina que fueron convocados. Es una prueba. Es una vacuna que desarrolla Biotech con Pfizer, y el estudio tiene una pata nacional que es la Fundación Infant de Fernando Polak. Son los que ponen la parte más logística y operativa. Llené un formulario por Internet y me llamaron a la semana. El día 14 tengo que concurrir al Hospital  Militar. Es como un tratamiento, que en principio duraría dos años. Es decir que habrá controles periódicos, en cuanto a los anticuerpos y para ver si se desarrolla la enfermedad”, detalló el periodista.

El primer día, le harán una serie de estudios para saber si está apto para las pruebas. Luego, le darán la primera dosis de la vacuna o del placebo, previa charla con un médico quien le dará las explicaciones debidas: “En este estudio la mitad de las personas recibirán la vacuna, y la otra mitad recibirá un placebo, que es una solución fisiológica. Esto permitiría tener un correcto control de su funcionamiento. La segunda dosis será dentro de dos semanas, o bien dos meses después”, explicó. Averiguamos que se habían anotado más de 15.000 postulantes, lo que daría cuenta de cierta buena predisposición a poner el cuerpo, literal.

Además, expresó cómo vive toda esta situación: “Desde que empezó la pandemia ya venía como con ganas de ayudar, y cuando surgió esta oportunidad verdaderamente no lo dudé. Muchas veces nos quejamos que las cosas no funcionan, nos quejamos de todo, todo el tiempo,  y creo que esta es una oportunidad directa de incidir la suerte del mundo de aquí al mediano plazo. Somos nosotros los que podemos poner el cuerpo, y por otro lado es muy agradable ser parte de algo tan grande. Y que será una vacuna que se la van a aplicar a nuestros padres, a toda la gente de factor de riesgo, es decir que será útil, significativo. Y el detalle no menor es que como periodista me da curiosidad, y creo que nunca más en la vida se presentará un oportunidad como esta. Es una experiencia humana y profesional muy interesante, es ser parte directa de la historia”.

“Tengo una ansiedad positiva, ganas de que empiece todo esto para ver como es. Una expectativa de que pueda ser que me den la vacuna y no el placebo, y que de funcionar ya tendrían la vacuna. La idea de conejillo de India en este caso sería medio inexacta, porque implicaría un riesgo, y aquí no lo hay. Los laboratorios se harán cargo de los controles mientras dure el tratamiento”, aseguró.

Ezequiel vive esta experiencia con alegría. Primero les dio la noticia a sus padres y hermanas. Después lo comunicó en sus redes, y allí la noticia comenzó a circular  rápidamente. Algunos y algunas lo tildan de loco, desde el desconocimiento, comenta. No tiene miedo. Celebramos su acción y también nos sumamos a contar su historia.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Deja una respuesta

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.