Jueves 05 de Diciembre del 2019

“El objetivo es seguir mejorando y capacitando a nuestros alumnos con lo último en tecnología”

En la Escuela Argentina de Automotores del Centro Argentino de Mecatrónica hay carreras y cursos […]

Publicado el 2 diciembre, 2019 por Juan Bertrán

En la Escuela Argentina de Automotores del Centro Argentino de Mecatrónica hay carreras y cursos de mecánica y electrónica automotriz. Un taller-escuela que cuenta con lo más avanzado en autos y motos.

El Centro Argentino de Mecatrónica (CAM) cuenta con su propia Escuela Argentina de Automotores y ofrece la oportunidad de especializarse en mecánica y electrónica automotriz.

Con dos sedes, una en Juan B. Justo 5199 y otra en Neuquén 2865, entre pizarras, aulas, autos, motos y tuercas, se trabaja con la tecnología más avanzada.

Jorge Souto, Gerente de la institución, nos cuenta de qué se trata este lugar.

La Comuna 7: ¿Cómo surgió esta institución?

Jorge Souto: La institución funciona hace más de 20 años. Surgió en principio por una necesidad de capacitación que tenían los mecánicos a principios de la década del ´90. El tema de inyecciones electrónicas acá casi no se conocía. A principios de los ´90, se habían abierto las importaciones, empezaron a venir autos con inyección electrónica y era un tema que casi se desconocía y no había participación. La escuela nace como un lugar de formación y capacitación para mecánicos en temas de alta tecnología automotriz. Desde entonces, muchas personas empezaron a preguntar por cursos básicos de mecánica. A partir de esos pedidos, la escuela empezó a armar cursos y carreras de mecánica básica hasta lo que llegamos a tener ahora, una carrera de 3 años, de autotrónica o de mototrónica, porque son dos carreras separadas, una de autos y una de motos. Las dos tienen titulación oficial avalada por el Ministerio de Educación. Fuimos los pioneros en las carreras de mecánica para motos. Estamos a un nivel de especialización en el cual nuestros alumnos de tercer año trabajan con sistemas puramente eléctricos y, en lo que es motos en general, nosotros somos la única institución en la república Argentina que trabaja con BMW. La escuela tiene cinco BMW de exposición para trabajar.

LC7: ¿Con qué salida laboral cuentan estas carreras?

JS: En esta área siempre hay salida laboral porque, en el caso automotriz la Argentina es productora, tiene las cinco marcas más importantes del mundo produciendo acá. Además, tenés muchas otras marcas importando autos que requieren servicio de postventa, arreglos y demás. En el caso de las motos, hay que tener en cuenta que Argentina es un mercado que hoy está en alrededor de 500 mil motos al año. Es un mercado en franco crecimiento, no solamente en CABA sino en todo el país. Entonces, la necesidad de gente capacitada para arreglar, mantener, asistir a todo ese parque de motos es muy grande.

LC7: ¿Cuál es el perfil del alumno de la escuela?

JS: Tenés un público muy amplio. Vos tenés que pensar que la Escuela Argentina de Automotores es el primer y único centro argentino de mecatrónica de la  Argentina. Y además, es un centro de formación profesional. A partir de ahí, vos tenés pibes que quieren buscar una salida laboral en un mercado que crece, que tiene posibilidades de expandirse. Buscan un oficio que les permita tener una salida laboral bastante bien remunerada, con especificación técnica y tecnológica. Los pibes son más nativos de la tecnología que la gente grande y nosotros les brindamos esa expertise más tecnológica, más de tecnología de punta, de hecho, somos  los únicos que trabajamos con sistemas híbridos. Eso les permite estar a tono con el mercado. Después, también viene gente grande que después de su vida laboral o profesional decidió recuperar un viejo sueño que era aprender mecánica. Tenemos ingenieros mecánicos que vienen a trabajar con nosotros porque la carrera que nosotros les damos les permite ver, en la realidad y en la práctica, dónde se aplica todo ese conocimiento de cinco o seis años de carrera. El público es muy variado, también tenés gente que viene por hobby que le gusta arreglar su propio auto o moto, entonces hacen la carrera para poder arreglar sus cosas. Es muy amplio.

LC7: ¿Cómo es la dinámica de las clases?

JS: Los alumnos cursan una vez por semana, cuatro horas. De esa carga horaria que tiene cada alumno, el 70 por ciento es práctica y el 30 por ciento es teoría. Si bien se ve mucha teoría, física, química y un montón de cosas, fundamentalmente, es práctica porque tratamos que todo aquel conocimiento teórico que es difícil de interpretar, lo vean en la práctica para que después lo puedan interpretar en la teoría.  Tratamos de buscar el camino al revés para que el conocimiento teórico sea mucho más simple.

LC7: ¿Cuáles son los objetivos de la institución?

JS: El objetivo es seguir mejorando y capacitando a nuestros alumnos con lo último en tecnología. Somos la única institución que, en su tercer año y tanto para motos como para autos, trabajamos sistemas híbridos. A partir del año que viene, vamos a trabajar con sistemas también puramente eléctricos. Si bien, para la Argentina, los sistemas puramente eléctricos son una utopía por muchísimas razones, arrancando del precio. Pero creo que es lo que está en el mundo, creo que es lo que va a venir indefectiblemente y creo que nuestros alumnos ya tienen que estar preparados para eso que se viene. Lo importante es que el día de mañana, si un alumno entra a un servicio de postventa de un concesionario, él pueda entender cuando le abren el capó, que es lo que hay, si hay sólo un motor de combustión interna o si es que hay  un sistema híbrido, combinado, de motor de combustión interna o motor eléctrico, o hay un motor puramente eléctrico. Que sepa claramente qué es lo que sucede, qué es lo que va a pasar, cuáles son las deficiencias, dónde puede haber un problema. De la escuela van a salir con un conocimiento claro y preciso de cómo funciona el sistema en sí.

LC7: Se ve que la escuela está conectada con el mundo…

JS: La escuela es la única institución, de los centros profesionales en esta área, que tiene convenio con una universidad de México. Nuestros alumnos tienen  la posibilidad de seguir sus carreras en la Escuela de Ingenieros de Morelos, en México. La escuela está conectada con el mundo hace muchos años, nació conectada con el mundo, la conexión con el mundo es algo que no se pierde, ni se va a perder nunca, porque tratamos en este camino de bajar tecnología y conocimiento de lo más nuevo y lo último que se pueda conseguir en el mercado.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Deja un comentario

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.