Martes 07 de Julio del 2020

El gobierno porteño hizo propuestas de mejoría

La Mesa Territorial del Bajo Flores pudo reunirse con los funcionarios pero no logró la […]

Publicado el 29 mayo, 2020 por Nicolás Rosales

La Mesa Territorial del Bajo Flores pudo reunirse con los funcionarios pero no logró la presencia de la jueza Elena Liberatori. De todos modos, acusaron recibo de los anuncios oficiales, entre ellos la desinfección diaria, el aumento de las raciones de comida, el servicio 24 horas de agua y el kit de higiene para los adultos mayores.

Tras una serie de reclamos que se hicieron públicos debido a la falta de protocolos adecuados para los barrios populares, hubo el martes pasado una reunión en el Barrio Ricciardelli (ex 1-11-14) donde estuvo presente el gobierno porteño y la reciente mesa territorial conformada en la zona.

Además participaron otros referentes de la política local como el Defensor del Pueblo de la Ciudad, Alejandro Amor; el Presidente del Instituto de la Vivivenda, Juan Maquieyra; el responsable de la Unidad de Gestión de Intervención Social, Martín Gospedini; la diputada nacional Paula Penacca; el legislador Javier Andrade; el Padre Juan Isasmendi de la Parroquia Madre del Pueblo; autoridades del Centro de Salud y Acción Comunitaria N° 40; integrantes de la Junta Comunal N° 7; docentes de la Escuela de Enseñanza Media N° 3 D.E. 19  «Profesor Carlos Geniso»; miembros de organizaciones sociales y políticas y delegados de las manzanas del barrio.

Durante las tres horas que duro el encuentro, sonaron fuerte los reclamos hacia el Instituto de la Vivienda y la Unidad de Gestión de Intervención Social, ya que según la mesa territorial son los principales responsables de la “hasta ahora tardía urbanización del barrio”. También pusieron de manifiesto la angustiante situación proveniente de la falta de comida y abrigo para los adultos mayores que habitan el Bajo Flores y dejaron constancia de “ciertas demoras” en las derivaciones del Plan DetectAR.

Aldo Pagliari, del Centro de Salud y Acción Comunitaria N° 20, asimismo realizó un certero diagnóstico respecto de los planteos sanitarios que formula el Barrio Ricciardelli y lamentó que, a pesar de que la propia Jueza Elena Liberatori había convocado la reunión, no se hizo presente en el lugar para participar del encuentro. En este sentido, la idea principal puesta en la agenda de la reunión era trasladarle a la jueza los inconvenientes que vienen surgiendo en los operativos del DetectAR, para que luego tome respectivo conocimiento de lo acontecido el Jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta.

Una de las personas que está siguiendo a diario la implementación de este plan público en el Bajo Flores es el comunero del Frente de Todos en la Comuna N° 7, Julián Cappa, quien pudo sintetizarle a este medio digital con atino los problemas que todavía siguen sin resolución inmediata en la zona, como así también acusaron recibo de las propuestas comunicadas por las autoridades del gobierno porteño presentes: Desinfección diaria en el barrio; Aumento de raciones alimentarias y nuevo esquema con organizaciones, delegados y delegadas de manzanas. Acompañamiento a los adultos mayores con un Kit de higiene, de salud y comida. Refuerzo de canales de comunicación. Servicio 24 hs. de agua. Retomar urbanización cuando termine la pandemia.

En un contexto de urgencias, necesidades básicas insatisfechas y previsibles aumento de personas contagiadas por la COVID-19, luego de este encuentro los habitantes del Barrio Ricciardelli aguardan expectantes una pronta respuesta.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Deja una respuesta

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.