Domingo 14 de Agosto del 2022

El Firulete de Parque Chacabuco

Pablo es peluquero y ejerce el oficio hace 23 años. En entrevista con LC7 cuenta […]

Publicado el 3 marzo, 2022 por Antonella Bruno

Pablo es peluquero y ejerce el oficio hace 23 años. En entrevista con LC7 cuenta sus inicios como emprendedor para poder tener su propia peluquería en la tradicional Av. Vernet 395, esquina Beauchef.

La Comuna 7: ¿Cómo aprendiste el oficio de peluquero?

Pablo: Tuve la posibilidad de trabajar con mi abuelo, siempre me inculcaba el oficio. Una persona muy carismática y responsable de su trabajo, sabía mucho del oficio de la peluquería. Manejaba muchas herramientas que hoy por hoy prácticamente no se usan, era mucho con tijera y navaja, no existían las máquinas, las planchitas, el secador. Preparaba cremas para afeitar, aceites para barba, hacia las ceras y los geles. Mi abuelo fue la cuarta generación de peluqueros. Conocía el oficio de la guarda italiana. Yo sería la quinta generación. Con él aprendí la parte masculina, mientras que la parte femenina me formé en la escuela Unión de Peinadores.

LC7: ¿Hace cuánto ejerces como peluquero?

Pablo: Hace 23 años ejerzo como peluquero. Después que falleció mi abuelo no pude seguir trabajando. Empecé a hacer otros tipos de trabajo, trabajé en lavaderos de autos, en gomerías, como ayudante de albañil, en panadería, sanguchería y 5 años en un centro de día con personas con discapacidad.

LC7: ¿Cuándo decidiste atender tu propia peluquería?

Pablo: En el año 2017 me quedé sin trabajo y un amigo me incentivo a que volviera al oficio. Empecé a trabajar en peluquerías, con muchas malas experiencias, me robaban la propina, me pagaban mal, se le ocurría al dueño y te echaba.  Un día me senté en mi casa enojado, y empecé a buscar por internet posibilidades para poner mi propia peluquería. En ese momento el Ministerio de Trabajo entregaba un subsidio para personas que se quedaban sin trabajo para poder empezar su propio emprendimiento. Me presenté con un proyecto y con la ayuda de mis hermanos, mi mamá y mi tío, busqué un local. Busqué el sillón que usaba mi abuelo, instalé un espejo que tenía en mi casa, mandé a hacer un mueble y ahí empezó otra historia. El sillón es el original de mi abuelo, es de los años 1920, tiene 100 años.

LC7: ¿A qué se debe el nombre El Firulete?

Pablo: Tenía que pensar el nombre para el proyecto del Ministerio de Trabajo. Uno de los nombres más graciosos que pensé fue “Este salame te corta el pelo” (risas). Sin embargo no me cerraba. Comenzaron a aparecer barberías con nombres de afuera, y  quería diferenciarme, quería algo más nuestro. Un día un amigo me manda un payaso que era el payaso firulete, lo busqué y me apareció el tango «El Firulete» de Julio Sosa. El nombre Firulete fue para mantener nuestra cultura, el tipo de música, mucha gente del barrio le toca mucho el nombre El Firulete.

LC7: ¿Qué cualidad o característica te diferencia de otras peluquerías del barrio?

Pablo: Puede ser en la capacidad de herramientas que utilizo. Manejo los distintos tipos de cortes por edades. Tengo muchos años de manejo de las herramientas base como son la tijera en corte de pelo en masculino y femenino y navaja en arreglo de barba. Y los mismos cortes los puedo hacer con máquina.

LC7: ¿Qué diferencia encontrás en cortes femeninos y masculinos?

Pablo: La técnica no cambia mucho, sí la estructura de corte, en mujeres es más simétrico, y en hombres es más cuadrado. En cortes femeninos tenés más posibilidades de jugar. Según las facciones puedo recomendar hacer cortes más redondos o cuadrados.

LC7: Participaste del Campeonato Argentino de Peluqueros, comentanos sobre tu experiencia.

Pablo: Es el cuarto Campeonato Argentino de Peluquería que participo. Te genera mucha experiencia laboral, te encontrás con peluqueros de otros lugares. Salí campeón en el tercer campeonato que participé en el año 2015. Este año salí sexto con un corte moderno en masculino desmechado con navaja.

LC7: ¿Cómo atravesaste los primeros meses de la pandemia por CoVID-19 con el local cerrado?

Pablo: Durante los primeros meses hablé con el dueño del local, mantuve los gastos de servicios y expensas y me mantuve con ahorros para poder seguir con el proyecto de la peluquería. Creo que este año va a ser un año positivo para todos.

LC7: ¿Qué planes tenés a futuro?

Pablo: Seguir en el barrio, poder progresar y darle más espacio al corte femenino. Seguir capacitándome para ser Maestro de Peluquería, y seguir participando en los campeonatos.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.