Viernes 30 de Septiembre del 2022

Detienen a un policía líder de una banda narco en la Villa 1-11-14

Fueron 28 los vecinos de la Villa 1-11-14, Bajo Flores y Villa Lugano apresados en un […]

Publicado el 4 noviembre, 2014 por Fernando Zuker

Fueron 28 los vecinos de la Villa 1-11-14, Bajo Flores y Villa Lugano apresados en un operativo de la Gendarmería. Entre ellos un agente de la Policía Federal que actualmente prestaba “servicios” a la sociedad. Fue acusado de liderar un “clan narco familiar”. Durante el operativo se secuestraron droga, autos, armas y una suma importante de dinero.

La Gendarmería realizo 31 allanamientos en las últimas horas.

La Gendarmería realizo 31 allanamientos en las últimas horas.

Un miembro de la Policía Federal y otras 27 personas fueron detenidas con más de 11 kilos de cocaína en su poder. El operativo fue llevado a cabo por la Gendarmería en Villa Lugano y la zona del Bajo Flores, en la Comuna 7. Al parecer, todos integraban supuestos «clanes» familiares dedicados a la venta de drogas.

Según informaron ayer fuentes de la Gendarmería, el Operativo Guerra Gaucha -denominado así porque la droga se vendía en un pasaje que lleva ese nombre, situado en la Villa 1-11-14, del Bajo Flores- fue el resultado de una investigación que se inició en marzo de 2012 y que impulsó el juez federal Ariel Lijo”. El operativo comenzó luego que un vecino de la Comuna 7 hiciera una denuncia a un número telefónico 0800 de la Gendarmería.

El vecino señaló al supuesto líder, el policía federal, el cual estaría vinculado con la comercialización de estupefacientes en el Barrio Rivadavia I y II, que queda pegado a la Villa 1-11-14, en el Bajo Flores. Luego de alrededor de tres años y cientos de escuchas telefónicas, se confirmó la denuncia y se detuvo al sargento que trabajaba en la Comisaría 27°.

El policía detenido era un vecino del barrio y había montado su “emprendimiento” narco familiar junto a las otras 27 personas apresadas. Todas fueron indagadas el sábado y se les negó la excarcelación, por lo que seguirán presas hasta que el juez defina su situación procesal.

Luego del llamado vecinal y con el conjunto de pruebas reunidas durante la instrucción de la causa, los efectivos de la Unidad Especial de Investigaciones y Procedimientos Judiciales (Uesprojud) del Cinturón Sur de Gendarmería planificaron y llevaron a cabo un total de 31 allanamientos en las últimas horas.

Los detenidos al momento

Además del agente de la Policía Federal en actividad que mencionamos anteriormente, también fueron detenidas otras 27 personas, entre ellas ocho mujeres.  En su mayoría se trata de personas de nacionalidad boliviana. También hay una persona nacida en Paraguay. Según los investigadores del caso, integraban «clanes familiares» que se dedicaban a la venta y comercialización de estupefacientes, un lamentable negocio ilegal que crece en la Ciudad de Buenos Aires.

Además, según informó la Gendarmería, en uno de los allanamientos fueron apresadas las personas que oficiaban de «picadores» dentro un “kiosco” de marihuana, papelillos y pipas de agua.

En resumen: En los 31 allanamientos la Gendarmería secuestró 11,298 kilos de cocaína; 328 gramos de marihuana,varias balanzas de precisión y elementos para fraccionar el estupefaciente y luego comercializarlo.

Por otro lado, fueron incautados un vehículo marca Audi A3, una camioneta Volkswagen Amarok, una camioneta Ford EscoSport, un auto Peugeot 206 y otros dos automóviles más. También hallaron una moto, una escopeta, un revólver y una pistola calibre 9 milímetros; y dinero en efectivo.

La Villa 1-11-14 y el Bajo Flores, pertenecientes a la Comuna 7, son considerados los lugares donde se realiza el mayor acopio de droga que se comercializa en la Ciudad de Buenos Aires.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Deja una respuesta

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.