Sábado 22 de Junio del 2024

Astor Piazzolla fue homenajeado

En Parque Chacabuco se colocó una plaqueta conmemorativa en la casa donde vivió el músico.  […]

Publicado el 7 mayo, 2024 por Lautaro Bracaccini

En Parque Chacabuco se colocó una plaqueta conmemorativa en la casa donde vivió el músico. 

El 3 de mayo en la avenida Asamblea 1276 se realizó un homenaje al bandoneonista y director de orquesta, Astor Piazzolla, colocando una plaqueta conmemorativa por medio de la Legislatura Porteña en el cual indicaba que en esa dirección había vivido varios años junto con su compañera de vida Dedé. A este sentido homenaje asistieron sus nietos, bisnietos, el Subsecretario de Políticas Culturales del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Roy Cortina, Comuneros, vecinos y vecinas del Parque Chacabuco.

Uno de los que tomó la palabra para dar el pie a que se descubra la plaqueta fue Daniel Villaflor Piazzolla, nieto, vicepresidente de la Fundación Astor Piazzolla y principal impulsor de este acto: “Quiero agradecer a todos los que están presentes, que cortaron con su rutina y se hicieron un tiempo para estar acá, destacar que estamos casi todos los nietos de Astor. Después agradecer a Roy Cortina y a la Legislatura Porteña”.

“No fue solo iniciativa de la legislatura y mía, sino gestores culturales que apoyaron y también gente de la comuna, acá de Parque Chacabuco y vecinos. El Parque Chacabuco, lugar que ocupó en la vida de Astor, Astor viajó por todo el mundo, pero en este lugar confluye lo que es el legado musical de Astor y el legado familiar, no nos olvidemos acá nacieron los dos hijos de Astor  y de ahí la familia Piazzolla se ramifica”, indicó con orgullo Daniel

Por el horario no pudieron estar presentes, pero si dejaron un saludo, estos fueron la Asociación Argentina de Intérpretes, señalando que felicitaban con gran entusiasmo el homenaje para celebrar en memoria del inolvidable músico, compositor y bandoneonista, Astor Piazzolla, con una placa indicando donde ha vivido una figura de nuestra música.

Otra persona que tomó la palabra fue Roy Cortina: “Era una injusticia que este lugar estuviera en el anonimato. Tres de los momentos fundantes de la gran evolución y revolución de Piazzolla tienen que ver con esta casa: su periodo formativo junto al maestro Alberto Ginastera, la decisión de abandonar la orquesta de Aníbal Troilo y la crianza de sus hijos Daniel y Diana. Mientras todo eso ocurría, su hogar se fue transformando en un gran laboratorio creativo que iba a marcar un antes y un después en el tango argentino”.

Se le consultó a Marcela Villaflor Piazzolla, nieta de Astor, que pensaba y cómo vivió el homenaje: “Siento que es lo que tenía que suceder. Mi abuelo vivió en muchos lugares, pero éste en particular es el lugar donde vivió con su gran amor, mi abuela Dedé y dónde tuvo a sus únicos 2 hijos, Diana y Daniel. Ellos vivieron muchas situaciones en esa casa, esto no se sabe mucho, pero Diana tuvo encefalitis y Astor iba regularmente a la iglesia Medalla Milagrosa para pedir por la salud de su hija. Por suerte o por milagro pasaron juntos ese momento y siguieron juntos, los cuatro con su vida ahí”.

Marcela señaló que para ella fue un día especial ya que todos los nietos estaban juntos por la misma razón. Suelen juntarse para distintos festejos, pero en este caso fue para homenajear a su abuelo. Además, indicó que esta placa es merecida y ahora podrá ser disfrutada. Siente que con 46 años todavía no toma dimensión de lo que es ser la nieta de Astor Piazzolla. 

“Ser su nieta es maravilloso y es también de mucha responsabilidad y compromiso porque tenemos que lograr que él siga vigente, que no se olviden que hubo un Astor Piazzolla que se animó a romper con la mirada típica sobre el tango y reinventó esa música. Él creó una nueva música, la de Piazzolla, la que reconocen en el mundo simplemente con escuchar algunos segundos de alguna música de él. Es nuestro orgullo”, comentó Marcela con satisfacción.

Marcela indicó que tiene pocos recuerdos, pero los que tiene los atesora mucho. Una de las anécdotas que contó fue cuando habló con Astor y él le preguntó a que quería dedicarse: “Le dije bailarina clásica, él me miró y me dijo, lo que sea que quieras ser hacelo con pasión. Tengo recuerdos ya de sus últimos tiempos, de cuando enfermó, iba a verlo a la clínica y con una mirada, con tan solo una mirada me decía todo, recuerdo acariciar sus manos y que él me escuche atento. No fueron tiempos fáciles, verlo así era triste, pero fue el momento en que más nos acercamos”.

Estaba llegando el final del homenaje y Marcela pidió la palabra y presentó a un chico llamado Ángel que era fanático de Astor Piazzolla y tocaba el bandoneón. “Es un nene que va 8 horas al colegio, jornada completa y va a una escuela de música. A mí lo que me conmovió es que Angelito me haya dicho que su sueño era tocar algo de Astor, así que me parece que su sueño estaría bueno que se lo hagamos realidad”. Finalmente, Ángel tocó “Adiós Nonino”, canción de Astor Piazzolla, y logró conmover a grandes y chicos que disfrutaron de esta excelente pieza musical.  


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.