Lunes 14 de Junio del 2021

¿Quién los defiende?

Los clubes de barrio se declararon en estado de emergencia deportiva y social y por […]

Publicado el 5 abril, 2021 por Nicolás Rosales

Los clubes de barrio se declararon en estado de emergencia deportiva y social y por este motivo hicieron dos jornadas solidarias en las instituciones que participan del movimiento “Defendamos los Clubes”. LC7 conversó con Diego Graziano, presidente del “Club Nueva Era” del barrio de Pompeya, pegado a nuestra comuna. 

Los sábados 20 y 27 de marzo más de 30 clubes porteños participaron de unas jornadas solidarias en el marco de la emergencia deportiva y social que declararon hace unos días atrás y en la que organizaron clínicas deportivas, meriendas y ollas populares para concientizar y visibilizar esta crítica situación que atraviesan.

Por otro lado, se está por cumplir un año desde que el cargo de la Subsecretaría de Deportes de la Ciudad de Buenos Aires se encuentra sin ningún funcionario a cargo, luego de la renuncia de Luis Lobos. Mediante estas actividades, las instituciones buscan la respuesta del gobierno porteño, que según reclaman “no atiende las demandas y problemas” que tienen en la actualidad.

En diálogo con LC7, Diego Graziano -presidente del Club Nueva Era– brindó más detalles explicando el por qué de las jornadas solidarias: “Venimos afrontando, ante la ausencia de respuesta o ayuda del Gobierno de la Ciudad, el problema de alimentación, ollas y bolsones de comidas desde que empezó la pandemia. Al ser tan alta la demanda, y al no ser lo suficiente lo que podíamos dar, decidimos agruparnos con otros clubes que integramos ‘Defendamos los Clubes’ para hacer durante dos sábados consecutivos jornadas solidarias de comida y otras actividades. Queríamos visibilizar estas movidas que venimos haciendo desde abril del año pasado más fuertemente”.

Respecto de la grave situación de vacío de poder en la Subsecretaría de Deportes porteño, Graziano refirió: “El secretario era Luis Lobos, su nombre resonó en los medios cuando en contexto de pandemia con confinamiento estricto fue escrachado jugando un torneo clandestino de paddle en Pilar. Después de esto renunció, en Junio 2020. Hoy en día el presupuesto que maneja la Subsecretaría es irrisorio, habiéndolo aumentado sólo un 20%. Recibimos una ayuda de 220.000 pesos anuales para que hagamos obras. Y tampoco podemos pagar los servicios con subsidio, la tarifa social que está por ley no se aplica. De Nación recibimos una ayuda algunos clubes el año pasado, pero este año no hay novedades al respecto”.

Por último, el dirigente deportivo expresó: “Vamos a seguir subsistiendo, a seguir pelándola como siempre. Saldremos adelante con inventiva. Algunas organizaciones políticas nos ayudan, pero hacen lo que pueden. Hoy pedimos alimentos básicamente. Por otro lado, en relación  a las actividades deportivas, nosotros no pudimos retomar, porque somos un club cerrado. Podemos entrenar fútbol, pero no podemos jugar. Y ahí recibíamos un gran ingreso que no tenemos. El año pasado decidimos dejar de cobrar la cuota social, porque las familias y los socios también están mal en este contexto social y económico que estamos viviendo. La demanda de los bolsones alimentos creció, pasó a ser el doble. Vienen aproximadamente 50 personas, que hay que duplicarlas, porque son grupos familiares. Entregamos los bolsones una vez cada 15 días”.

Fotografías: Defendamos los Clubes.-


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Los comentarios están cerrados.

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.