Domingo 25 de Febrero del 2024

¿Qué pasará con el zoo de la Ciudad de Buenos Aires?

En estos días se generaron varios idas y vueltas respecto al cierre de la institución. […]

Publicado el 13 enero, 2016 por Gustavo Viera

En estos días se generaron varios idas y vueltas respecto al cierre de la institución. Ayer, el Director del Zoológico y la Agencia de Protección Ambiental negó que en el corto plazo haya cambios.

zooooooEl 11 de enero se corrió fuertemente el rumor, lanzado por el portal de noticias Apertura.com, que el zoo porteño cerraría sus puertas a partir del mes de febrero, en un proceso que llevaría varios meses por la adaptación de los animales a un nuevo lugar. Sin embargo, el Director del Zoológico, Gabriel Aguado, desmintió esa información y dijo que «el zoológico porteño no se va a mudar». Por otro lado, la Agencia de Protección Ambiental del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires afirmó que no habrá cambios en el corto plazo.

Uno de los cuestionamientos es la ubicación actual del zoo, un lugar de extrema densidad geográfica. El director afirmó que, cuando se inauguró en 1888, Buenos Aires otra: «Si hoy hubiera que hacerlo, de ninguna manera se haría en ese lugar, pero cuando sucedió estaba a 3 km de la ciudad. Las dimensiones del parque no deberían ser esas, deberían ser más grandes, también los recintos. Pero en ese tiempo había un desconocimiento de las necesidades de los animales».

Al respecto, la situación de los animales es una preocupación de todos, incluso del gobierno porteño. Y esa es una variable estimable a la hora de hacer cualquier movimiento, sea de cierre o de mudanza. En el zoo viven 2.500 ejemplares de 350 especies en un terreno de 18 hectáreas. Gabriel Aguado admitió que el bienestar de los animales no es el ideal: «hay que cambiar los recintos de los animales para garantizar su bienestar». 

La Concesión

El predio, ubicado en Avenida Sarmiento y Las Heras, es patrimonio de la Ciudad de Buenos Aires. Cuenta con 52 edificios en los cuales trabajan 220 personas. El 16 de mayo de 1997 fue declarado Monumento Histórico Nacional.

Jardín Zoológico S.A. es dueña de la concesión de explotación desde 1991, cedida por el intendente Carlos Grosso, y tiene contrato hasta el año 2017. La empresa paga un canon mensual por un monto de $ 1.010.000. Los actuales titulares de la empresa concesionaria son a su vez dueños y/o concesionarios de: Acuario de Mar del Plata, Acuario Tecnópolis, Zoológico de Córdoba y Zoológico de Chile.

En octubre de 2014, la empresa estuvo en el ojo de la tormenta debido a una denuncia realizada por los mismos trabajadores del zoo sobre el estado de salud de las especies, muertes evitables y sufrimiento. «A través de esta nota, los empleados del zoológico de la Ciudad de Buenos Aires necesitamos hacernos escuchar y contarle a la gente la realidad que sufrimos dentro del parque cada día», comenzaba el comunicado emitido por los mismos trabajadores.

El texto denuncia, entre otros, falta de insumos en general (comida de animales, medicación, ropa adecuada), falta de alimentación regular a los animales, falta de mantenimiento en infraestructura, muerte de diversas especies (Winner, el oso polar; Lara, la jirafa; hienas, murciélagos, canguros, panteras, pumas, hipopótamos pigmeos, camellos, dromedarios, pájaros de distintas especies exóticas y autóctonas, reptiles, y las recientes pérdidas de 2 lobos marinos), conflictos en el cobro de los salarios y hostigamiento laboral, entre otros.

Como broche de oro de un historial negativo, el comunicado indica que «para las vacaciones de invierno de 2014, el Gobierno de la Ciudad inauguró  las ‘flamantes’ boleterías y accesos de Plaza Italia, lo cual claramente es una simple fachada, otro llamado ‘lavado de cara’. Se invirtieron 5 millones de pesos en una construcción no terminada por dentro y que tardó alrededor de 10 meses (cuando el tiempo estimado de obra era la mitad). Durante ese tiempo los trabajadores estuvimos en pésimas condiciones, sin baños, sin luz, sin agua y sin ventilación (en pleno verano con más de 40º de térmica)».

En agosto de 2013, la agrupación «La Fábrica Porteña» elaboró un informe que denunciaba un recorte de 5 millones de pesos destinados a urbanización en las villas para la construcción de este famoso acceso al zoo.

Esta transferencia de fondos equivale casi a la mitad del valor del canon por un año que paga la empresa Jardín Zoológico S.A.

La Comuna 7 fue la más perjudicada en este recorte: su presupuesto se redujo en 1.045.693 pesos, dinero que estaba destinado a la Unidad de Gestión Intervención Social (UGIS), que se ocupa principalmente de brindar servicios a las villas.

Las Alternativas

Los zoológicos son cada vez más cuestionados hace ya un tiempo. Las entidades defensoras de animales afirman que no tienen razón de ser debido a que los animales deben vivir en su hábitat natural ya que no nacieron para estar encerrados, y menos en el medio de grandes ciudades inundadas de ruidos y contaminación.

«No más Zoo, por un Jardín Ecológico» fue una de las consignas levantadas por distintas ONGs proteccionistas en diciembre pasado, cuando llevaron a cabo un abrazo simbólico al zoológico reclamando por el estado de los animales. En la protesta, pidieron que el lugar sea reconvertido a un centro de rescate y rehabilitación.

Dos proyectos están siendo analizados en la legislatura porteña. Ambos coinciden en la necesidad que los animales no sean exhibidos al público y que las 18 hectáreas del predio ubicado en Palermo se convierta en un jardín ecológico y un parque de concientización ambiental.

El legislador Adrián Camps (Partido Socialista Auténtico) fue uno de los que presentó el proyecto en base a un trabajo realizado por el grupo «SinZoo»,  que refleja el pensamiento de diversas organizaciones animalistas. El otro es de Hernán Rossi (Suma+). Gerardo Biglia, integrante de «SinZoo» indicó en un comunicado que «lo único que puede enseñar a un niño un zoológico como el de Buenos Aires es cómo usar al otro para nuestro entretenimiento», por lo que propone «reconvertirlo para que empiece a cumplir una finalidad educativa a través de la concientización del medio ambiente y la fauna autóctona».


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Deja una respuesta

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.