Jueves 30 de Mayo del 2024

“Las mujeres tenemos que hacer respetar nuestros derechos”

En el día de la reglamentación de la Ley de Parto Humanizado, se realizó una […]

Publicado el 5 octubre, 2015 por Gustavo Viera

En el día de la reglamentación de la Ley de Parto Humanizado, se realizó una jornada sobre género y violencia obstétrica, en la que participó Victoria Montenegro, candidata a diputada nacional por el Frente para la Victoria. Además, la agrupación Las Casildas presentó una obra teatral en alusión al tema del encuentro.
Por Juan Bertrán

DSC09920En un ambiente festivo, la noche del jueves pasado, se llevó a cabo la jornada sobre género y violencia obstétrica organizada por el Frente para la Victoria de la Comuna 7, en el bar La Forja (Bacacay 2414), en el barrio de Flores, y que tuvo como participante destacada a la candidata a diputada nacional, Victoria Montenegro. Ya durante el día se había confirmado la reglamentación de la ley 25.929 de Parto Humanizado, que promueve el derecho a las mujeres a recibir información antes, durante y después del parto y que establece que las madres pueden elegir a la persona que las acompaña y la posición en la que quieren parir, entre otros nuevos derechos que otorga, además de sanciones para quienes no cumplan con la ley.

Victoria Montenegro, también integrante del Consejo de las Mujeres, durante la charla abierta hizo hincapié en el hecho de que las mujeres crecieron con la naturalización de la violencia obstétrica, pero que ahora se entiende a ésta como parte de la violencia de género. Montenegro planteó que hoy “las leyes están, ahora necesitamos apropiarnos de esas leyes”. Por otro lado, criticó la falta de presupuesto en los hospitales públicos de la Ciudad de Buenos Aires, en particular citó el caso del Hospital Garrahan y remarcó que “no es la paciente la que tiene que pagar los platos rotos de ese mecanismo que funciona mal, las mujeres tenemos que hacer respetar nuestros derechos”.

La candidata a diputada, quién no quiso extenderse en su discurso, subrayó que “violencia es que te peguen, que te encierren, que no te dejen salir, violencia es que te maltraten en los hospitales públicos”. Por último, pidió que se respeten los derechos humanos y agradeció la participación de la agrupación Las Casildas en la mesa de debate.

La jornada había comenzado más temprano con la interpretación de la obra teatral “Parir (NOS)”, por parte de la agrupación Las Casildas. En ella, se abordaron los distintos problemas que afrontan las mujeres en el sistema médico al parir. A partir de relatos reales de madres contando sus experiencias en el momento del parto, las cuatro artistas en escena compusieron un registro de los momentos violentos y de los elementos a modificar en la forma de atención dentro de los hospitales y sanatorios, tanto públicos como privados, para tener un parto respetado, más humano y en el que se escuchen las voces de las mujeres. El pedido que ellas hicieron a través de la obra se hizo elocuente cuando las actrices levantaron unos carteles que decían: “Dejen (nos) parir (nos)”.

DSC09929Minutos después de finalizada la obra, la charla abierta comenzó con la palabra de Julieta Saulo, directora de la agrupación Las Casildas, quién remarcó que “es un día de festejo para nosotras”. En su breve participación, explicó que próximamente van a lanzar un observatorio sobre violencia obstétrica y que generaron una encuesta para medir los niveles de violencia que hay en las salas de parto actualmente. Dicha encuesta se encuentra en la página web de la agrupación.

Luego, Lidia Fain, licenciada en obstetricia que trabaja en el Hospital Pirovano y en el Ministerio de Salud, planteó que desde siempre el sistema de salud fue patriarcal y consideró a las mujeres como un objeto. Para Fain, en la época neoliberal se mercantilizó todo y las mujeres se convirtieron en clientes, por lo que “estamos tratando de cambiar desde las trincheras, las cabezas de los profesionales y de los equipos de salud, para que la democratización llegue a la atención de las mujeres”.

Enseguida, Francisco Saraceno, partero e integrante de la agrupación Las Casildas, explicó que la obra de teatro que ellos realizan se les ocurrió como una forma de llevar el tema de la violencia obstétrica a más gente, y en particular para llegar a los profesionales médicos. Pero Saraceno aclaró que lo importante no es tanto la obra en sí, sino “escuchar qué sintieron, qué les movilizó la obra, qué es lo que piensan”.

A continuación, Samanta Díaz, licenciada en Psicología que trabaja en el Ministerio de Salud y es coordinadora de promotores de salud en los barrios Illia, 1-11-14 y Rivadavia, manifestó que “cuando la mujer que está por parir sufre violencia o un método de tortura como es el que muchas veces se le da en esos quirófanos, la tortura también se le da al niño”. De esta manera, calificó como urgente la problemática de la violencia obstétrica, por lo que desde los promotores de salud buscan que las mujeres conozcan sus derechos y los puedan hacer valer. Díaz dejó en claro que “necesitamos que el sistema de salud nos contenga y no que nos expulse”.

Después de las declaraciones de los participantes en la charla abierta, se abrió un espacio para el debate entre los presentes, en el cual distintas mujeres y hombres contaron sus experiencias y expresaron sus opiniones sobre el tema. El cierre de la jornada estuvo a cargo de la cantante de tango, Estela Díaz, que interpretó algunos temas de su repertorio para terminar una noche de festejo para las mujeres.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Deja una respuesta

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.