Viernes 31 de Marzo del 2023

«La tragedia del Barrio Castex pudo haber sido un nuevo Cromañón”

Vecinos e instituciones de la Comuna 7 reclaman una solución para las 55 familias que […]

Publicado el 31 agosto, 2016 por Fernando Zuker

Vecinos e instituciones de la Comuna 7 reclaman una solución para las 55 familias que quedaron sin vivienda tras el incendio ocurrido el pasado 23 de julio en el Barrio Castex, en Bajo Flores. Una muerte, numerosas personas heridas, familias disgregadas y un sinfín de daños materiales parecen no ser razón suficiente para ejecutar un «Plan de Recuperación y Puesta en Valor» del barrio que debió ser ejecutado hace siete años, luego de la sanción de la Ley 3199.

Tragedia en el Barrio Castex, en Bajo Flores.

Tragedia en el Barrio Castex, en Bajo Flores.

A casi 40 días de la explosión -producida por el escape de gas de una estufa- y el incendio ocurrido en la Torre N° 4 ubicada en Crisóstomo Álvarez 2782, del Bajo Flores, donde una vecina murió y otras 16 personas resultaron heridas, las 55 familias que habitaban en el mencionado edificio “están en la calle” y denuncian la ausencia del gobierno porteño.

Tras el siniestro, estas familias fueron evacuadas y, posteriormente, desalojadas por cuestiones de seguridad. Al día de hoy “no pudieron volver a sus viviendas y se encuentran en la calle o recibiendo ayuda de familias y amigos, porque el GCBA no se hace cargo de brindar una solución a los damnificados”, denuncian los vecinos del barrio que organizaron una protesta en Crisóstomo Álvarez y Varela, el pasado 23 de agosto, al cumplirse un mes del incendio.

images (1)

Vecinos de la Comuna 7 organizaron una movilización a un mes de la tragedia.

La manifestación fue realizada en conjunto con organizaciones y vecinos de la Comuna 7 para exigirle al Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, una “solución ya para las 55 familias que están en la calle después del incendio y que ejecute las obras de mejoramiento para todo el barrio, cumpliendo con la Ley 3199”. “El gobierno se hace el distraído y se desentiende de sus obligaciones”, sostuvieron través de un comunicado de prensa.

La tragedia, en primera persona

Leandro Broggini nació y creció en el Barrio Castex. Allí conoció a Laura, una vecina de quien se enamoró. Al tiempo, formaron una familia y tuvieron una bebita, que hoy tiene tan sólo cinco meses. La madrugada del 23 de julio, la historia de vida de estos jóvenes cambió.

Tras el incendio, esta familia (al igual que muchas otras) se encuentra separada, en un momento que es vital para el sano desarrollo de la pequeña. “Laura y la bebé están en Lanús y yo estoy parando, momentáneamente, en la casa de mis padres en Flores porque estoy cerca del trabajo. Paso todos los días esperando ansioso que llegue el fin de semana para estar junto a ellas”, relata Leandro, propietario de un departamento de la Torre N°4 y agrega: “Es lamentable la ausencia del Gobierno de la Ciudad. Nunca recibimos ningún tipo de ayuda, ni siquiera asistencia psicológica. Los vecinos damnificados por el incendio estamos atravesando una situación traumática. Muchas veces nos despertamos asustados ante cualquier ruido o tenemos sueños que reviven lo que ocurrió esa noche”.

Respecto al estado general del edificio, Leandro admite, en una entrevista exclusiva para nuestro portal, que “no cuenta con las medidas de seguridad adecuadas, por lo cual la tragedia pudo haber sido un nuevo Cromañón”.

“Como la explosión fue en el primer piso, los vecinos subieron a la terraza para escapar del fuego. Si no hubieran roto la puerta y la reja de acceso podría haber sido una tragedia mayor porque el humo tiene a subir”, recuerda. Pero a pesar de lo ocurrido, Leandro sueña con volver a su vida cotidiana, junto a su familia, en el barrio.

Al momento, un grupo de ingenieros elegidos por el consorcio analiza los daños sufridos por la estructura edilicia y planifica una serie de obras para su reparación. “Ellos ofrecieron un plan de 68 días y aparentemente podrían habilitar la primera ala del edificio antes de cumplimentarse ese período, pero no sabemos con exactitud cuándo será ese día”, explica Broggini.

“Esperemos que se cumpla la Ley 3199 para la puesta en valor del barrio. De todos modos, ahora la prioridad es que las 55 familias damnificadas podamos volver a estar juntas y retornemos a nuestras viviendas”, concluye.

Cabe destacar que además de estas familias, otras 110 que residen en las dos torres linderas, también se vieron afectadas por la onda expansiva del estallido. Sus departamentos sufrieron rotura de vidrios, ventanas, puertas y permanecen sin gas desde esa madrugada del 23 de julio. Incluso, también se reportaron daños en edificios ubicados en los alrededores del barrio.

La ley que nadie cumplió

“En 2009 me enteré que la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires había sancionado la Ley 3199/09 para ejecutar un Plan de Recuperación y Puesta en Valor del Barrio Mariano Castex y, como vivo en el barrio, me interesé en su ejecución”, cuenta Lilia Bernardis, una vecina devenida en integrante del Consejo Consultivo de la Comuna 7 tras la falta de ejecución de la normativa.

Esta ley comprometía al ejecutivo porteño a realizar en un plazo de 360 días: la recuperación de los espacios públicos y de recreación, la construcción del patios de juegos infantil, reparación de veredas externas e internas, construcción de rampas para personas con movilidad reducida, colocación de cestos y contenedores de basura, instalación de bancos en espacios públicos y recreativos, colocación de refugios peatonales en paradas de colectivos, enrejado perimetral y de cada uno de los edificios del barrio, reparación de calzadas externas e internas y la puesta en valor de las fachadas de los edificios del barrio.

Además, esta normativa implicaba que el gobierno se encargue de gestionar los servicios públicos que proveen Edesur, Aysa y Metrogas y de la verificación del funcionamiento de las redes de luz, agua y gas.

Vencidos los plazos para llevar a cabo la puesta en valor y recuperación del barrio, Bernardis comenzó a visibilizar y debatir la problemática del barrio en las reuniones del Consejo y, en el marco de la ley de información pública, solicitó informes en las diversas dependencias públicas hasta que logró armarse de un conjunto de pruebas, que formarían parte de un recurso de amparo colectivo presentado a la Justicia.

Este recurso de amparo obtuvo el fallo favorable del titular del Juzgado Número 15 en lo Contencioso Administrativo y Tributario porteño, Víctor Trionfetti.

“El fallo fue ejemplar y condenó al gobierno porteño y al Instituto de Vivienda de la Ciudad de Buenos Aires (IVC) a ejecutar las obras detalladas en la ley. Muchas veces es una lucha solitaria, pero no voy a parar hasta que se realicen. Es una pena haber llegado a esta instancia”, sentenció Bernardis.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Deja una respuesta

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.