Lunes 20 de Enero del 2020

La lucha valió la pena

El 28 de noviembre la legislatura impuso nuevas normativas para los residentes y concurrentes médicos […]

Publicado el 5 diciembre, 2019 por Nicolás Rosales

El 28 de noviembre la legislatura impuso nuevas normativas para los residentes y concurrentes médicos de los hospitales públicos que profundizan la precarización laboral. Tras una semana de resistencia, lucha y organización, lograron que se redacte un nuevo proyecto de ley.

La semana pasada, en forma express, la legislatura porteña aprobó la ley avalada por la ministra de salud porteña Ana María Bou Pérez y el presidente de la comisión de salud José Luis Acevedo.

La residencia que realizan los trabajadores de la salud en la ciudad es un régimen de formación de postgrado en servicio y contextos de trabajo para profesionales de reciente graduación, acotado en el tiempo, intensivo y altamente calificado.

El programa está dirigido a las disciplinas que integran los equipos de salud: médicos, psicólogos, farmacéuticos, enfermeros, trabajadores sociales, nutricionistas y más.

Estos profesionales recibidos mediante examen y posterior concurso público acceden a cargos en los hospitales.

Estas prácticas se realizan en 35 sedes y hay 468 unidades de residencias, 534 jefes de residentes, 3152 residentes y 1440 concurrentes.

La diferencia entre un concurrente y un residente es que los concurrentes no cobran sueldo, es decir; son mano de obra gratuita.

Precarización laboral: trabajo esclavo

La nueva ley propone un aumento de las horas de trabajo a 64 horas. Esto deja sin efecto el franco postguardia que habían conseguido hace algunos años y que ya no se cumple en todas las sedes.

También, deja de calcular los sueldos de residentes en base a los sueldos del personal de planta del hospital y no aclara cuál será en nuevo régimen salarial.

Se basa en  priorizar la formación, pero implica no reconocer que las guardias son un trabajo.

La nueva ley disminuye los 30 días de licencia por maternidad y paternidad a 14 días y por estrés a 7 días, o sea, la mitad de los días que tienen su colegas en los cargos de planta.

La  letra chica habla de sanciones bajo parámetros morales sin explicitar ni agregar nada.

Los residentes y concurrentes no está agremiados pero ante esta ley “express” que surgió en dos sesiones, que no se consultó con especialistas se iba a votar fueron el jueves 28 de noviembre a la legislatura.

Los residentes hacen todas las tareas del hospital, guardias externas, internas, consultorios, quirófanos, interconsultas y también llevan papeles, análisis desde y a los laboratorios de análisis clínicos, patología, empujan sillas de rueda a y desde radiología, camillas a y desde salas a quirófanos.

Sus jornadas de trabajo son extensas de hasta 12 horas de trabajo y guardias de 24 horas y en muchas sedes no se respeta el franco posguardia.

Muchos profesionales de planta entendiendo el valor y la importancia de la residencia acompañaron la marcha a la legislatura. Los residentes, pertenecen al sistema de salud. Son el sostén del sistema.

Considerar la guardia de 24 horas como formativa es negar que están trabajando. Cuando se entra a un hospital, son residentes los que están en la primera línea de atención. Son cuatro años de residencia que les permite tener una formación de excelencia.

Aquel día, todo era tranquilo, pancartas, banderas, uniformes de colores. Algunos representantes de las residencias estaban dentro del recinto, unos pocos representantes de la oposición política estaban en la calle junto a los que marcharon.

La Policía de la Ciudad reprimió con gases lacrimógenos mientras legisladores del PRO votaban.

Finalmente la ley se aprobó con 41 votos positivos.

Lucha y presencia en las calles para meter presión al gobierno

Luego de un paro que arrancó el último viernes, los médicos residentes y concurrentes en hospitales porteños lograron que la legislatura dé marcha atrás y derogue la cuestionada ley.

Así lo informaron médicos residentes que participaron este miércoles 4 de diciembre de una reunión que mantuvieron con autoridades del gobierno porteño.

La iniciativa tiene un solo artículo que pide: «Déjese sin efecto la sanción del proyecto de Ley Nro 2828-D-2019 y su agregado Nro 2862-D-2019 del día 28 de noviembre».

Lleva la firma del jefe de bloque oficialista Daniel Presti y de su sucesor, Diego García Vilas.

En esa línea, añaden que las partes acordaron «constituir una mesa de trabajo que contemple la participación del sector de los residentes y concurrentes a los fines de elaborar una nueva ley».

Un triunfo, por ahora momentáneo, gracias a la lucha y organización del conjunto de les trabajadores de la salud pública.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Deja un comentario

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.