Miercoles 22 de Mayo del 2024

La Gendarmería habría reprimido a una murga de chicos en la 1-11-14

La murga «Los Auénticos Reyes del Ritmo» estaba ensayando cuando los agentes llegaron para secuestrar […]

Publicado el 31 enero, 2016 por Nicolás Rosales

La murga «Los Auénticos Reyes del Ritmo» estaba ensayando cuando los agentes llegaron para secuestrar autos “robados”. Según los vecinos, hubo once heridos, uno con bala de plomo.

Esto ocurrió el último viernes y refleja lo que vecinos de la Villa 1-11-14 denunciaron en la Justicia como represión de la Gendarmería mientras ensayaba una murga con cientos de chicos, menores de edad en su mayoría. De acuerdo con lo que informó la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin), el operativo de las fuerzas de seguridad nacionales dejó al menos 11 heridos con proyectiles de goma, entre los que hay varios menores de edad, uno de ellos con un impacto de bala de plomo.

Por otro lado, desde el gobierno nacional informaron que los heridos fueron sólo dos gendarmes y refutaron la versión al agregar que «no hubo murga alguna involucrada en el episodio». Esta procuraduría a cargo del fiscal Miguel Palazzani, tomó declaración testimonial a siete vecinos en la sede del programa de la Agencia Territorial de Acceso a la Justicia (ATAJO) del Bajo Flores, donde hoy continuarán con la tarea.

Eran las 21.20 del viernes y en la plaza ubicada en Charrúa y Varela ensayaba la murga “Los Auténticos Reyes del Ritmo” cuando aparecieron un móvil y una grúa de Gendarmería con la intención de acarrear autos presuntamente robados.

Gustavo «Marola» González, el director de la murga, les dijo a los agentes que esperaran o entraran por otro sector porque no podían correr a los cerca de 100 chicos y chicas que estaban ensayando. La secuencia siguió por media hora, durante la cual llegaron cinco patrulleros de Gendarmería y, según los vecinos, siguieron tirando.

En declaraciones a la Agencia Paco Urondo, Gustavo contó que “los efectivos de la Gendarmería, contaron con el apoyo de los efectivos de la Policía Federal, y que dispararon en todas las direcciones, contra la murga, contra los chicos y mujeres, inclusive embarazadas. Los vecinos gritaban para que paren de tirar pero los agentes continuaban disparando”.

La Justicia investiga si luego hubo otro hecho en el que terminaron heridos los gendarmes o si fue antes y eso motivó la reacción. “Las fotos muestran que los efectivos actuaron sin adecuarse a los protocolos que impiden usar las balas de goma a escasa distancia ni disparar para dispersar a grupos de personas”, dijo Manuel Trufo, coordinador del equipo de Violencia Institucional y Seguridad Democrática del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS).

Tras el ataque tres nenes recibieron fuertes golpes. Dos de ellos aún permanecen internados en el Hospital Piñeiro, uno con heridas de un disparo arriba de un ojo. Además, cuatro vecinos mayores de edad se encuentran con grandes moretones en el cuerpo. Entre los múltiples heridos, también se encuentra Jonathan de 14 años, el hijo del Director de la murga, con una herida profunda en la pierna.

represión a la murga


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Deja una respuesta

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.