Martes 26 de Enero del 2021

A 50 años del fallecimiento de Nicolás Repetto

La Cooperativa de Consumo, Edificación y Crédito Ltda. «El Hogar Obrero» difundió una carta con […]

Publicado el 30 noviembre, 2015 por Fernando Zuker

Fuente: WikipediaLa Cooperativa de Consumo, Edificación y Crédito Ltda. «El Hogar Obrero» difundió una carta con motivo de recordar a Nicolás Repetto, un reconocido político socialista, genuino cooperativista y prestigioso médico argentino. A continuación reproducimos las palabras completas pronunciadas en esta nota institucional  respecto de su extensa trayectoria.

Nicolás Repetto: A 50 años de su fallecimiento

El 2015 ha sido un año significativo para la Cooperativa El Hogar Obrero (EHO), que ha escrito un nuevo capítulo de su historia; y en esa historia han confluido la celebración del recuerdo y la apuesta por el porvenir.

Nacida allá por 1905, el 30 de julio pasado EHO cumplió 110 años de evolución. Y dos de sus principales mentores e íconos del cooperativismo argentino, los Dres. Juan B. Justo y Nicolás Repetto, han merecido y merecen un especial reconocimiento. Pues transcurridos 150 años del nacimiento de Justo (28/06/1865), este 29 de noviembre se ha conmemorado el 50 aniversario del fallecimiento de Repetto (29/11/1965).

Perteneciente a una familia de clase media, Nicolás Repetto tempranamente encontró su vocación en la Medicina. Graduado en la Universidad de Buenos Aires, luego de perfeccionar sus conocimientos en el exterior, complementó el ejercicio de su profesión como eximio cirujano con la docencia universitaria. En ese marco, introdujo prácticas innovadoras de enseñanza sostenidas en las lógicas de la cirugía moderna, y en los avances de la asepsia y de la técnica quirúrgica. Fue, además, un prolífico divulgador de los hallazgos teórico-prácticos en su campo de estudio.

Interpelado por la política desde su época estudiantil –y dotado de una mirada amplia siempre atenta a la coyuntura social, económica y cultural del país–, entre otros roles, fue colaborador directo de Juan B. Justo en el Partido Socialista que éste creara en 1896, con quien fundó el “Diario del Pueblo” y participó en la “Sociedad Luz”, la “Asociación de Socorros Mutuos” y en la “Biblioteca Obrera”. Curioso lector y comprometido estudioso del socialismo, finalmente se incorporará al movimiento. Como miembro del Partido, entre otras funciones, será director de “La Vanguardia” y de varias publicaciones socialistas. A los 41 años de edad, con su profesión médica más que consolidada, la abandonará para dedicarse enteramente a la actividad política, al ser elegido como diputado nacional por el electorado de Capital Federal en 1913. En ese año iniciará su fecunda labor parlamentaria (1913-1934) y será vuelto a designar diputado por el distrito mencionado en reiteradas ocasiones, con destacada participación en los proyectos de leyes sociales. Protagonista, estudioso y narrador, ejecutará y divulgará su ideario, en cada artículo escrito, en cada ponencia disertada, en cada congreso visitado, y en cada acción política llevada a cabo.

Compañero de lucha, amigo y continuador de la doctrina justista, Nicolás Repetto ha sido, además, un genuino cooperativista dueño de una mirada lúcida y honesta que supo, al igual que Justo, comprender las necesidades reales del pueblo y entender a la cooperación libre –en tanto que alternativa a la lógica capitalista de lucro– como la respuesta necesaria para alcanzar el bien común de los trabajadores: “En la cooperación libre, la determinación, la decisión, es enteramente voluntaria, allí no hay ninguna fuerza de coerción; los trabajadores se asocian libremente, para realizar también con entera libertad funciones que ellos se trazan previa y deliberadamente”, escribió.

El devenir histórico hoy convoca el pensamiento y el accionar de Repetto en el recuerdo. Personalidad ecléctica, signada por una multiplicidad de intereses; médico, político e impulsor del movimiento cooperativo, ha sido uno de los grandes actores de la historia. La elocuencia de sus palabras sintetiza la complejidad y sencillez de un hombre que, en el entrelazarse del pensamiento y la acción, ha construido ideas con sólido asidero en la realidad: “Pensar y hacer, hacer y pensar, tal norma que hace de la vida algo completo y fecundo”, decía. “Yo no niego el encanto de los sueños, el goce espiritual que nos deparan, ni la trascendencia que alcanzan, a veces, en la realidad, pero sólo con ellos no se gobierna la vida de los individuos ni de los pueblos”.

Y con ese espíritu, fue uno de los incuestionables fundadores de la Cooperativa El Hogar Obrero; institución que ha trascendido su existencia física pero no su mensaje. Hoy, heredera de ese mensaje fundador, EHO lo sostiene y resignifica en función de las necesidades emergentes en las nuevas coyunturas. La sociedad demanda más y mejores respuestas; trabajar con responsabilidad y esfuerzo para responder con honestidad intelectual y hechos concretos a las exigencias del pueblo argentino, es un genuino desafío en el tiempo presente y una verdadera apuesta por el porvenir.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Deja una respuesta

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.