Martes 07 de Julio del 2020

Profundo dolor por la muerte de una referente social

Rossio Roxana Choque cocinaba voluntariamente en un comedor comunitario del Barrio Ricciardelli en la zona […]

Publicado el 28 junio, 2020 por Nicolás Rosales

Rossio Roxana Choque cocinaba voluntariamente en un comedor comunitario del Barrio Ricciardelli en la zona del Bajo Flores. Se contagió el coronavirus y falleció en el Hospital Piñero. Era muy joven, madre soltera y paciente de riesgo por una enfermedad renal crónica. Persiste el reclamo por las condiciones sanitarias, la emergencia habitacional y el reconocimiento económico al trabajo solidario esencial en salud y alimenticio. 

Una muerte más, otra mujer, joven. De la primera línea, las que ponen el cuerpo a diario en los comedores comunitarios para que los más humildes puedan comer al menos un plato de comida al día. El Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) anunció la semana pasada la muerte de Rossio Roxana Choque, una militante de la agrupación y vecina del Barrio Padre Ricciardelli (ex Villa 1-11-14), luego de haberse contagiado de coronavirus.

“Se había acercado en marzo porque no tenía para comer, y terminó formando parte de las trabajadoras del comedor”, señaló Ana Gamarro, vecina e integrante de la organización. Remarcó que “con la pandemia se encrudeció toda la situación en el barrio”. Las diferentes organizaciones sociales continúan el reclamo por las condiciones sanitarias y la emergencia habitacional en estos barrios con la instalación de ollas populares.

Tristemente, supimos que Choque era cocinera voluntaria en el comedor que funciona en el sector Riestra del barrio. Allí ella vivía con sus tres hijos y quienes la conocieron cuentan que había llegado al local de la agrupación a fines de marzo, porque se había quedado sin trabajo. Tras su fallecimiento, su hijo mayor de 22 años quedó a cargo de las dos hermanas menores, porque ella era madre soltera.

Si bien era una mujer muy joven con 38 años de edad, era una paciente de riesgo porque sufría una enfermedad renal crónica. El 9 de junio había ingresado al Hospital Piñero, donde estuvo internada hasta que falleció. Por esto mismo las organizaciones sociales exigen el reconocimiento de las promotoras de la salud y las trabajadoras de los comedores mediante la solicitud de un ingreso económico, ya que esta labor solidaria resulta imprescindible hoy.

El propio Ministerio de Salud porteño reconoció que las organizaciones sociales acercan aproximadamente al 70% de las personas que llegan al operativo DetectAR en los barrios vulnerables. Esto se hace a través del trabajo voluntario. Choque formaba parte de uno de los tantos grupos voluntarios que existen, siendo cocinera en un comedor.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Deja una respuesta

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.