Martes 28 de Mayo del 2024

Pedro Brieger estuvo charlando en el Parque Avellaneda

El sábado 4 de febrero por la tarde, el reconocido sociólogo y periodista que participa […]

Publicado el 6 febrero, 2017 por Nicolás Rosales

El sábado 4 de febrero por la tarde, el reconocido sociólogo y periodista que participa en diversos programas de tv y radiales, estuvo dando una charla organizada por la organización política Nuevo Encuentro Comuna 9. Estuvimos presentes para contártelo.

Casi un centenar de personas se acercaron al Parque Avellaneda de la Comuna 9 de la Ciudad de Buenos Aires para escuchar las opiniones de Brieger en materia de política internacional. Sin dudas que es un especialista, y que es un lujo escucharlo, sobre todo porque en esta ocasión la exposición se dio en un ámbito distendido.

Hizo un largo repaso de la situación actual del gobierno norteamericano, revisando los gobiernos progresistas latinoamericanos hasta la actualidad. Duró un poco más de una hora, mucho más de lo que se lo puede ver o escuchar en los grandes medios de comunicación. Aquí queremos compartir lo más destacado.

En cuanto a la política mundial comenzó la charla argumentando: “creo que es indispensable empezar por la situación en Estados Unidos. Durante mucho tiempo yo decía que la agenda no nos las tiene que marcar Estados Unidos, que hay procesos en otras regiones que a veces son más importantes que lo que pasa dentro de EEUU y que hay una tendencia en muchos medios de comunicación en concentrarse en lo que sucede ahí. Esto es verdad, pero también es verdad que cuando mueven las fichas también hay que prestar atención, porque tiene la capacidad de generar guerra, invasiones”. Además agregó: “estamos entrando en una nueva fase desconocida, tal vez, digo porque no se sabe que va a pasar con Trump, de hecho hay movimientos para que no termine su mandato, más bien para que se vaya lo antes posible”.

Sobre los cambios en la región América Latina, Brieger se refirió algunos hitos históricos. Por un lado destacó que el 4 de Febrero (1992) se cumplieron 25 años del intento de levantamiento militar por parte de Hugo Chávez en Venezuela y que en su momento no se supo apreciar lo que ese momento significaba. Y el otro momento importante y fundamental de este nuevo contexto latinoamericano es en el año 1998 cuando Chávez gana las elecciones, porque esto permitió ver que había otro escenario posible. Como un momento de inflexión. Destacó que no hay una región en la que pasen cosas similares, que aún sigue existiendo un ala progresista en el más amplio sentido de la palabra. “Aún se sigue teniendo una mirada eurocentrista, pensar que en Europa suceden los hechos fundamentales”, dijo.

Además agregó como punto fundamental de cambio el 19 y 20 de diciembre en Argentina. Esto para él fue interpretado en el resto de la región como una revuelta en contra del neoliberalismo, ya que “no es casual que luego vinieran los cambios de gobierno”. Otro punto de inflexión que mencionó fue la famosa Cumbre de las Américas de Mar del Plata en el 2005 dónde se le dijo NO al ALCA, ése “era el gran proyecto de Estados Unidos sobre la región”. Esto fue importante porque comentó que luego vinieron propuestas alternativas.

Al referirse a las derechas gobernantes en la región, Brieger se refirió que por lo general siguen un lineamiento político digitado desde Washington (EEUU), y que por ende no tienen nada para ofrecer, nada alternativo. También puso especial énfasis en lo heterogéneos que resultan y que resultaron los gobiernos progresistas por estos lados, pero “sin embargo todos comprendieron que se necesitaban, y que se necesitaban estar de un mismo lado, y que les quedaba bien claro quien estaba del otro lado”.

En este sentido, dijo que estos gobiernos se fortalecieron, trabajaron unidos y se defendieron así ante los intentos de desestabilización desde el norte. Se llegó al poder vía democrática, con otras propuestas. También se generaron otros vínculos económicos internacionales contrarios a los que esperan desde EEUU, por ejemplo UNASUR, evidentemente un organismo más político que económico como si lo fue en su momento el Mercosur. El otro gran proyecto es la CELAC, que aún sobrevive.

“Asistimos en este nuevo siglo a un continente en disputa, y que esto se da por primera vez. Una corriente progresista, reitero, muy heterogénea, que le disputa la hegemonía política, económica, social y diplomática también a las derechas latinoamericanas”, sentenció. Sin embargo para él, “el imperio nunca descansa”.

Hacia el final dejó un interrogante más que interesante, de cómo las derechas latinoamericanas logran convencer al electorado que son modernos y que traen el futuro, el progreso. Desde lo político un interrogante para reflexionar.

Estas fueron algunos tramos que quisimos publicar de esta extensa pero jugosa charla. También se le dio lugar a los presentes para hacer comentarios y consultas hasta que el cambio abrupto del clima, se largó a llover torrencialmente, lo permitió.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Deja una respuesta

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.