Sábado 22 de Enero del 2022

Lo que dijo y no dijo Soledad Acuña en su paso por Flores

En la Asociación Española de Socorros Mutuos se realizó el tercer encuentro de Soledad Acuña […]

Publicado el 15 septiembre, 2016 por Fernando Zuker

En la Asociación Española de Socorros Mutuos se realizó el tercer encuentro de Soledad Acuña con los vecinos. Los temas que se trataron estuvieron relacionados a las deficiencias edilicias de las escuelas y a la soledad que vive el docente en las aulas por los lentos protocolos de los Equipos de Orientación Escolar para la atención de los estudiantes cuando son vulnerados sus derechos. No se habló de pedagogía y hubo problemas sin respuestas por parte de la actual Ministra de Educación porteña. 

Hace unas horas se efectuó este encuentro público en Pedernera 145, Flores, donde hubo una estricta inscripción telefónica y registro de datos previos. Así unas cincuenta personas pudieron acercarle a la funcionaria los problemas educativos más acuciantes de la jurisdicción.

La primera en hablar fue la Rectora de la Escuela “José Ingenieros”, quien reclamó que desde 2013 pidieron la construcción de un baño en la planta alta y dos aulas. Como “Escuela Pionera” en la  implementación de la Nueva Escuela Secundaria (NES) tuvieron que ampliar la carga horaria que los estudiantes permanecen en el establecimiento, quedándose sin espacio para dos cursos.

Acuña señaló que “la escuela tiene un Plan Integral que implica que se pueden hacen obras más grandes que el simple mantenimiento. Entonces la idea es que con ese Plan Integral podamos concretar las aulas para el inicio del próximo ciclo lectivo”. Finalizó la respuesta con la promesa de visitar la institución la semana entrante.   

Unos treinta colaboradores de la funcionaria escucharon y registraron las demandas por los problemas edilicios que quedaron expuestos. Entre éstas se encuentran las obras en el Liceo 5 que llevan 3 años, donde se hicieron baños precarios que ya no se pueden utilizar.

Por otra parte, se cayó el techo del escenario de la Escuela de Teatro Niní Marshall. Además la mamá de un niño con discapacidad motriz de la Escuela Nº 12 D.E. 12 hace 4 años que viene pidiendo que se hagan las obras de accesibilidad del edificio. Una profesora del Normal 9 y el Liceo 4 manifestó que desde hace 2 meses se suspendieron las clases de Educación Física que las escuelas secundarias realizaban en el Polideportivo “Paula Montal” por la deuda de alquiler que la Ciudad tiene con los propietarios del predio.

Una docente de música de la Escuela Nº 6 D.E. 11, que se jubiló, mostró su preocupación por la infraestructura y la rapidez con que vuelven a deteriorar los trabajos de mantenimiento que se concretan. Enrique Samar, quien fuera director de la Escuela 23 D.E.11, solicitó que se cumpla la Ley 4664/2013 de la Legislatura que establece la expropiación de un club abandonado que se encuentra enfrente del establecimiento para que se utilice en las prácticas de Educación Física.

Por otro lado, una docente de la Escuela Nº 12 D.E. 12 “Provincia de Chaco” expuso la soledad que viven los maestros frente a una población escolar que está en un estado de vulnerabilidad porque se detectan las problemáticas y los Equipos de Orientación deciden atender los que consideran más importantes.

La maestra sostuvo “para nosotros es tan importante la denuncia de la niña que ha sido abusada, como el chico que manifiesta que no comió o los chicos que están en situación de calle y vienen a la escuela”. En todos los casos que hay vulneración de derechos y es obligación de los adultos y del Estado resolverlos. Ante esto Acuña dijo “este año se incorporaron 10 personas a los Equipos de Orientación en la Comuna y también se está trabajando con Promotoras que rotan por las escuelas, son las que hacen el vínculo entre la familia y la escuela”. En este caso también prometió una visita para la semana próxima y enviará un equipo de Promotoras a la institución.

Una directora jubilada mencionó caso de una niña denunciado desde 2011 y la semana pasada al ser invitada a un acto escolar se encontró con que la situación no ha sido modificada porque el abogado que tenía expediente de la defensoría renunció y la niña está ya en 7º grado con la misma problemática. Acuña reconoció que “los tiempos de las intervenciones del Consejo de los Derechos son a largo plazo, lo que no quiere decir que todos los casos que ustedes están mencionando estén bien intervenidos”.

La Ministra dejó sin responder la pregunta más importante de la noche sobre la falta de maestros que las instituciones educativas vienen sufriendo desde hace años. El planteo lo hizo una mamá de la cooperadora de la Escuela Nº 11 Distrito Escolar 8º que afirmó “si un docente pide licencia no hay suplente, nos dicen que no hay gente que estudie para maestra. Da clase la directora, la secretaria o la vicedirectora, pero si hay más de tres maestros con licencia no tenemos quien los cubra. Si queremos hablar con la directora no podemos porque está dando clase”.  También eludió la respuesta sobre la mala calidad de las netbooks que se entregan a los estudiantes a través del Plan Sarmiento desde 2011 y la ineficacia del servicio técnico que tarda meses en repararlas.

La funcionaria reconoció como “un error de la gestión” que este año los libros escolares hayan llegado a las escuelas en julio. Mientras que la demora en el suministro de las mochilas con equipamiento técnico que reciben los estudiantes de esa especialidad se volverá a repetir el año próximo porque tiene un mecanismo de concesión engorroso que depende del Ministerio de Nación.

El toque emotivo de la jornada lo dio un amplio número de docentes jubilados que se acercaron a brindar su colaboración y a ponerse a disposición de Acuña y su equipo para las tareas que hagan falta.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Deja una respuesta

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.