Viernes 27 de Mayo del 2022

Alejandro Caracciolo: “Tratamos de reconstruir el tejido social”

El Ateneo 26 de Julio cumplió 12 años de presencia en la Comuna 7 y […]

Publicado el 22 agosto, 2016 por Fernando Zuker

El Ateneo 26 de Julio cumplió 12 años de presencia en la Comuna 7 y realizó un festejo en su sede de la calle Bonifacio en Flores. Hablamos con el comunero Alejandro Caracciolo para conocer su balance sobre lo hecho hasta ahora y las expectativas para el futuro.

El martes pasado más de sesenta militantes radicales festejaron los 12 años de existencia de su comité, el Ateneo 26 de Julio, en el barrio de Flores.

Entre las personas que disfrutaron del festejo, que tuvo que realizarse en la vereda por sobrepasar el espacio del local partidario ubicado en Bonifacio al 2700, estuvo Alejandro Caracciolo, representante de la comuna por la fuerza Energía Ciudadana Organizada (ECO), quien respondió algunas preguntas a este medio.

La Comuna 7: ¿Qué balance hacés de estos 12 años de trabajo en la comuna?

Alejandro Caracciolo: Habría que contarlo en varias partes. Nunca nos apartamos de la causa que nos trajo: hacer que un comité funcione dentro de los marcos del yrigoyenismo y del alfonsinismo. Para nosotros la unidad del campo popular es lo más importante. Hemos llegado, después de muchos años que Flores no tuvo representante, ni legislativo, ni comunal. Estamos trabajando, cubriendo los parches que tiene esta sociedad que es muy injusta en la distribución de la riqueza. Trabajamos mucho con los sectores vulnerables realmente. Es muy difícil en una comuna tan dispar. Voy todas las semanas a la 1-11-14 y se me rompió el corazón cuando vi que la gente se calentaba con un brasero porque no llegaba a la garrafa social. Este ha sido un comité que se dedicó a formar cuadros políticos para esta etapa, donde nos referenciamos con Martín Lousteau. Somos oposición en la ciudad y le damos mucha más bola a la comuna que el resto del mundo, para poder trabajar con los lineamientos que nosotros tenemos.

LC7: ¿Cómo ves a la comuna actualmente?

AC: Parque Chacabuco tiene un nivel de inseguridad terrible. En toda la comuna hay un nivel de inseguridad enorme y se mata. El narcotráfico se ha extendido, es muy alto su nivel de injerencia en la zona. La segunda cosa que vemos es que en Flores Centro hay más cuidado pero no alcanza. En Flores Norte tenemos los talleres y la esclavitud. Hemos presentado reclamos ante Edesur y el Enre para ver los consumos de electricidad, porque es simple, si en esta cuadra se consume un tercio que en la cuadra de enfrente tengo que investigar. Y después tenemos Parque Chacabuco, Flores Centro, Plaza Flores, que es tierra de nadie. Lo del Barrio Castex nosotros lo seguimos trabajando con la Defensoría del Pueblo. Realmente el Gobierno de la Ciudad no tiene nada que ver con lo que sucedió, lo que sí, le faltó contención humana. Es una zona muy de trabajadores, de bajos recursos y tienen miedo de la intrusión y el saqueo. La realidad es que hay sólo cuatro departamentos afectados. Estamos trabajando ahí con la Defensoría, con los comuneros que son de nuestro bloque y con la gente del FPV (Frente para la Victoria) que se puso a disposición también. Al Gobierno de la Ciudad le faltó algo más, algo que tiene que ver con el calor humano.

LC7: ¿Qué sienten con esta reconstrucción del partido?

AC: Siento que he cumplido con lo que me mandaba mi partido: no corrernos de los valores que tenemos, hacer una crítica responsable al Gobierno de la Ciudad, que significa que no te voy a putear por todo, te voy a putear por lo que no hacés y te voy a decir lo que hacés bien. Y después hacer un comité para hacer política. Nosotros no hacemos yoga, no jugamos a las cartas, fundamos una biblioteca que el barrio no tenía, hacemos situación de calle todas las semanas. Hemos hecho talleres, hemos hecho festivales del día del niño. Tratamos de reconstruir el tejido social. No es fácil de reconstruir porque está muy roto. Esta cosa de gobierno, antigobierno, Pro o K, a nosotros nos deja afuera absolutamente del mundo. Nos deja afuera porque pensamos que hay otro camino, que hay otra alternativa, que hay otra vía, que sin diálogo político no se puede reconstruir. Y estamos en un país que tuvo una elección muy pareja y que el principal deber de cualquier dirigente político es trabajar por la unidad nacional. Nosotros tenemos la fortuna de que hemos trabajado infinitamente con todos. Creemos que hay un altísimo grado de mala formación política porque hay herramientas para construir y no se usan. Vemos gente en situación de extrema vulnerabilidad y a la clase media del barrio que si bien tiene las cuatro paredes y el techo sólido, está sin laburo, sin perspectiva. Lo que tratamos acá es de laburar para que la gente tenga proyecto de futuro, porvenir.

LC7: ¿Cuáles son los proyectos que van a llevar a cabo durante lo que queda de 2016?

AC: Tenemos tres muy importantes. Introducir a los jóvenes adolescentes a la vida política de la comuna. Eso es crear una mesa de enlace de los centros de estudiantes con la comuna, para saber sobre los casos de abuso y los casos de bullying. En el Castex queremos realizar un festival llamado Torre 4 para ayudar a los vecinos y el tercero es el de los comedores escolares. Hicimos una visita al colegio Zinny, caímos de sorpresa y nos encontramos con que en el comedor estaban haciendo una obra pluvial al mismo tiempo que estaban cocinando. Estaba la cloaca abierta y al lado se estaba cocinando. Hicimos denuncias. Nos cuesta, somos oposición, sabemos lo difícil que es ser oposición sin poder. La comuna tiene muchos agujeros negros como para generar poder. Es un sistema muy presidencialista, donde nosotros tenemos que firmar o rechazar muchos proyectos de los cuales muchas veces nos enteramos con muy poco tiempo de antelación. No podemos estudiarlos con profundidad con lo cual trabajamos sobre nuestra hipótesis, intuitivamente más que con algún trabajo de investigación profundo, que es lo que se merece la comuna. No quiero que se asfalte diez veces la misma calle, quiero que haya caños de gas, que haya más luces, que a los árboles no los asesinen. Nosotros planteamos que la gran disyuntiva en todas las comunas es decidir si van a ser consejos vecinales de los ’80 o si van a generar alcaldías pensando en el 2030 y eso implica decisiones políticas, preparación, formación. Queremos recambio, que los puestos no sean eternos. Tenemos 60 mil vecinos en la Villa 1-11-14. Es un desafío su inclusión ciudadana. Es un desafío enorme.


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0).

Por favor no corte ni pegue nuestros contenidos, tiene la posibilidad de redistribuirlos usando nuestras herramientas.

Deja una respuesta

Para enviar su comentario debe estar registrado y haber confirmado
que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones.